¿Para qué sirve la Indometacina?

La indometacina es un compuesto derivado del indol metilado, familiarizado con el diclofenaco clínico. Este medicamento inhibe la producción de prostaglandina misma que se produce como respuesta a lesiones y ciertas enfermedades, dichos padecimientos provocan inflamación, dolor y fiebre.

La indometacina puede ser suministrada por vía oral (comprimidos y píldoras) y por medio de supositorios, el médico encargado sabrá cual presentación es la más adecuada para cada paciente, pues la forma de disolución tiene mucho que ver con el problema que atacará la indometacina. Su venta y distribución es controlada por medio de recetas médicas de especialistas, por lo cual se recomienda al público no auto-recetarla para evitar complicaciones a la salud.

Precauciones.- El uso prolongado de indometacina está relacionado a efectos secundarios como lo son Diarrea, producción de úlcera gastrointestinal, estenosis y perforación gastrointestinal, estos dos últimos en casos muy aislados pero provocados por el uso del medicamento. Otros efectos adversos pueden ser hepatitis, mareos, aturdimiento, somnolencia, confusión, depresión, hipertensión, edemas, taquicardia, palpitaciones, insuficiencia cardiaca congestiva, alteraciones hemáticas, visión borrosa y depósitos corneales. Sin embargo, a todos los pacientes medicados con indometacina se les recomienda que ante cualquier síntoma o reacción, aunque no estén inscritas en las listas de efectos adversos, deben acudir con un especialista para que se valorice y se descarte la posibilidad de que la indometacina lo provocó.

Cabe mencionar que la indometacina es considerada un medicamento tóxico y mutagénico, además de no permitir muchas interacciones medicamentosas. Por lo cual su uso es restringido, especialmente con ancianos, donde solo en pocos casos vigilados es utilizada, pues los efectos secundarios como úlceras y problemas intestinales son mucho más marcados. Se restringe a su vez su uso en el embarazo, salvo los casos de contracciones uterinas y partos prematuros donde la vida del bebé corre peligro y se requiere ganar tiempo para expandir sus pulmones con fármacos. En algunos casos puede provocar malformaciones en el feto, cuando se usa sin vigilancia médica. Por sus diversos efectos secundarios su uso no es recomendado sin supervisión médica.

indometacina

La indometacina es un medicamento para el dolor de uso restringido.

Pero… ¿para qué sirve la indometacina?

La indometacina sirve como tratamiento para:

  • Artritis
  • Artritis gotosa
  • Artropatía degenerativa de la cadera
  • Bursitis subacromial
  • Dolor e hinchazón consecutivos a operaciones ortopédicas
  • Dolor lumbosacro
  • Espondilitis anquilosante
  • Osteoartritis
  • Ten­dinitis

La indometacina es un antiinflamatorio no esteroideo, por lo tanto sirve para ayudar a bajar el dolor y la inflamación. Se utiliza prioritariamente en casos de problemas articulares, aunque también se usa como antipirético y, otras dolencias de tipo osteomusculares, incluyendo dismenorreas, neuralgia del trigémino, tucolitico y cierres del conducto arterioso.

La indometacina al ser un inhibidor de prostaglandina es utilizada para el tratamiento de la osteoartritis moderada y severa, logra aliviar también las agudizaciones de la enfermedad, al mismo tiempo se usa para lidiar con la espondilitis anquilosante moderada y severa.

La indometacina sirve para el dolor agudo producto de enfermedades musculares a nivel celular, y no por fracturas o golpes. Es efectiva en la mayoría de los casos en procedimientos para aliviar dolencias del tipo reumáticas.

También sirve para tratar la inflamación posoperatoria en intervenciones ortopédicas evitando a la vez el dolor y la hinchazón.

Sirve como antipirético, por eso se liga al combate de la fiebre de pacientes con tumores malignos que no aceptan o no pueden ser medicados con cualquier otro compuesto.

Sirve para ayudar en casos fuertes y especiales de dismenorreas, donde se requieren de antiinflamatorios no esteroideos fuertes.

La indometacina sirve para tratar algunos casos de Gota aguda, donde se requiere de un antiinflamatorio fuerte, que ayude a paliar los fuertes dolores al tiempo que desinflama las articulaciones.

Sirve como tocolítico, ayudando a impedir o disminuir las contracciones uterinas durante el embarazo, usándola solo en casos de emergencia donde se requiere interrumpir las contracciones en casos de posibles partos prematuros. Se acompaña de otros fármacos que ayudan a desarrollar los pulmones del bebé prematuro.

Sirve en algunos casos de conducto arterioso persistente, donde se requiere que las arterias del bebé se mantengan abiertas por medio de fármacos y no por un catéter o cirugía.

La indometacina sirve para ciertos casos de neuralgia del trigémino, especialmente para la neuralgia del trigémino autonómica.

Sirve para las enfermedades reumáticas y ortomusculares que requieren de un antiinflamatorio no esteroideo. Sin embargo, esta medicina no puede ser utilizada en pacientes que tengan antecedentes de ataques agudos asmáticos, urticaria o rinitis, sin contar que se prohíbe a personas con úlcera péptica o que sufrieran ulceración gastrointestinal recurrente. Por lo cual su uso está muy restringido y en muchos países no se puede conseguir sin receta médica y sin la supervisión de un especialista, dado los efectos tóxicos que conlleva su uso excesivo así como su mala aplicación ya mencionados antes.

Esta información es de carácter informativo. Por favor consulta con un médico.

Citar en formato APA: ( A. 2015, 10. ¿Para qué sirve la Indometacina?. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-indometacina/.)

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve la Indometacina?