¿Para qué sirve la hioscina?

La hioscina es una sustancia química cuya fórmula condensada es C17H23NO3, y se utiliza como fármaco antiespasmódico y anticolinérgico. Se distribuye comercialmente como N-butilbromuro de hioscina, y es conocido como Buscapina. Suele ser recetado para tratar trastornos gastrointestinales, reduciendo los espasmos que producen dolor abdominal.

La hioscina actúa atacando directamente la causa del dolor y sin disfrazarlo, como normalmente hacen los analgésicos. Su mecanismo de acción consiste en disminuir la sensación dolorosa eliminando parcial o completamente los espasmos. Estos últimos son las contracciones musculares que indican que algo se encuentra mal en el cuerpo, en la región abdominal.

La hioscina o Buscapina es un medicamento semisintético, creado a partir de extractos vegetales obtenidos de la planta estramonio (Datura estramonium). Esta planta posee efectos antiespasmódicos, pues relaja la musculatura lisa que compone el aparato digestivo, las vías urinarias, los órganos genitales y las vías biliares. Así, se reducen los cólicos en la zona abdominal.

¿Para qué sirve la hioscina?

La hioscina es un fuerte anticolinérgico; bloquea los impulsos sobre ciertos nervios parasimpáticos, en especial los que se encargan de las contracciones del músculo liso, que provocan los dolorosos cólicos intestinales y menstruales.

La hioscina sirve para:

  • Tratar malestares y condiciones
  • Eliminar los cólicos y dolores menstruales
  • Reducir el dolor intestinal
  • Llevar a cabo exploraciones radiológicas

Los malestares malestares y condiciones que trata son:

El fármaco hioscina actúa sobre la musculatura lisa, promoviendo la reducción o desaparición de malestares y condiciones como:

  • Dolor abdominal de tipo visceral
  • Trastornos de motilidad en el tracto intestinal
  • Pre y postoperatorios en caso de intervenciones quirúrgicas
  • Estreñimiento espástico
  • Piloroespasmo del lactante (sólo bajo prescripción y vigilancia del pediatra)
  • Procesos anexiales agudos, dominados por dolores espasmódicos
  • Estados espásticos de las hernias
  • Vómitos postanestésicos
  • Espasmos y disquinesias de las vías biliares
  • Espasmos y disquinesias de las vías urinarias
  • Dolor causado por alimentos irritantes
  • Cólicos menstruales
  • Cólicos renales
  • Cólicos biliares
  • Cólicos hepáticos

Eliminar los cólicos y dolores menstruales

Caja y pastillas de hioscina

La hioscina se conoce comercialmente como Buscapina.

La hioscina o Buscapina actúa directamente sobre los nervios parasimpáticos, además de sobre los neurorrereptores del dolor y las prostaglandinas. Tiene así la eficacia para disminuir las contracciones del tejido muscular liso, por lo que baja la intensidad de los espasmos que provocan el dolor menstrual y dolores de tipo renal, hepático y biliar.

Reducir el dolor intestinal

La hioscina o Buscapina calma dolores intestinales producidos por consumo de alimentos irritantes, como el café, las comidas picantes y condimentadas, las bebidas alcohólicas, entre otras.

También es recurrida en casos de tratamiento de intestino irritable, gracias a que aminora el dolor que acompaña a este padecimiento. Se recomienda, además, su empleo en casos de dolor gastrointestinal causado por estrés, evitando la condición denominada como “estómago nervioso”, que suele aparecer junto a dolor abdominal por espasmos musculares.

Llevar a cabo exploraciones radiológicas

La hioscina o Buscapina se utiliza como coadyuvante en la exploración radiológica del tracto digestivo y de las vías urinarias. Esto gracias a que evita los movimientos de contracción de los espasmos. La imagen lograda es más clara para la observación de los órganos internos en cuestión.

Contraindicaciones de la hioscina

Se recomienda utilizar la hioscina o Buscapina bajo supervisión médica en caso de administrarse en personas como:

  • Niñas y niños (un pediatra debe monitorear el progreso del paciente)
  • Pacientes de la tercera edad
  • Pacientes que padezcan hipertensión
  • Pacientes con insuficiencia cardiaca
  • Pacientes que presenten pirosis
  • Pacientes con fiebre
  • Pacientes que padezcan colitis ulcerosa
  • Pacientes con síndrome de Down
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en etapa de lactancia

Efectos secundarios de la hioscina

La hioscina es un fármaco capaz de mitigar los cólicos o espasmos.

La hioscina es un fármaco capaz de mitigar los cólicos o espasmos.

Se pueden producir interacciones medicamentosas cuando se combina el consumo de N-butilbromuro de hioscina con otros fármacos, como:

  • Otros antiespasmódicos: atropina, dicicloverina, propantelina.
  • Medicamentos con efectos en el intestino: domperidona, prometazina, clorofeniramina, metoclopramida, difenhidramina.

Por ello, se pueden producir efectos secundarios como:

  • Incontinencia (en los órganos del aparato excretor)
  • Discinesia (dificultad en el movimiento intestinal al digerir los alimentos)
  • Descompensación de la tensión arterial
  • Aumento de la intensidad de padecimientos inflamatorios como la colitis, si no se combina con un fármaco que ataque la condición de raíz.

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la hioscina?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 03, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-hioscina/ )

Comentarios

  1. Hola, soy hipertensa, tengo 56 años, me dió gastroenteritis y estoy tomando hioscina y metamizol sódico. Tene alguna contraindicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.