¿Para qué sirve la glucosamina?

La glucosamina, cuya fórmula química es C6H13NO5, es una sustancia natural que se encuentra en el cuerpo humano formando el líquido articular, componente del cartílago. Se trata de un amino-sacárido que actúa como precursor de la formación de lípidos y proteínas. Es producida naturalmente por el organismo, pero en algunos casos se necesita reponerla de manera artificial.

Para ello, suele ser administrada por medio de suplementos, y es un apoyo para tratar afecciones como la artritis y la osteoartritis, por sus efectos reparadores en los tejidos cartilaginosos. Si bien la glucosamina se forma a partir de glucosa C6H12O6 y de un grupo amino (NH2-) proveniente de la glutamina, se puede hallar en tres configuraciones químicas diferentes, que son:

  • Glucosamina HCL
  • N-acetil Glucosamina
  • Glucosamina Sulfato

¿Para qué sirve la glucosamina?

Entre los tres tipos de glucosamina, la más utilizada para tratamientos médicos y preventivos es la Glucosamina Sulfato, en combinación con sustancias como la condroitina (en forma de sulfato de condroitina). Sirve para la reparación y la conformación de estos cartílagos, y para mantener niveles adecuados de líquido articular. Además, aporta un efecto lubricante y amortiguador.

La glucosamina sirve para:

  • Tratar malestares y condiciones articulares
  • Disminuir el dolor en caso de artritis
  • Disminuir el dolor de espalda
  • Mejorar la práctica del deporte
  • Restablecer el líquido sinovial

Sirve para tratar los siguientes malestares y condiciones articulares:

Caja de glucosamina

La glucosamina es un aminosacárido que participa en la formación del cartílago.

La glucosamina cumple funciones de tratamiento y preventivas, en caso de:

  • Artrosis
  • Dolores articulares
  • Tendinitis
  • Dolores de espalda
  • Artritis
  • Artritis deformante
  • Inflamación de cartílagos
  • Dolor en articulaciones (por la reducción de la inflamación)
  • Problemas con el líquido sinovial (se encarga de restablecerlo)

Disminuir el dolor en caso de artritis

Se recomienda el consumo de la glucosamina en casos de artritis, dado que las condiciones del dolor mejoran y se favorece el movimiento articular. Además, se desinflaman las articulaciones, lo que participa en un bienestar más constante en el paciente.

Disminuir el dolor de espalda

La glucosamina disminuye los dolores de espalda producidos por la falta de líquido sinovial en la columna. Esta situación suele presentarse en personas de edad avanzada. Cuando ya se ha comenzado el tratamiento con los suplementos de glucosamina, se reducen aquellos dolores, dado que la inflamación ha bajado y el líquido sinovial de los discos vertebrales ha aumentado.

Mejorar la práctica del deporte

El consumo regular de la glucosamina ayuda a que no se desgasten las articulaciones durante el ejercicio físico. Así se evitará la aparición de los molestos dolores articulares, sobre todo en deportes como el tenis, en el que se suele dañar la articulación del codo por el esfuerzo implicado en cada jugada.

El atletismo es otro deporte extremadamente demandante, en el que las piernas reciben una enorme carga para impulsar el cuerpo del corredor hacia la meta, lo más rápido posible. En el basquetbol, cada salto para anotar una canasta es un esfuerzo súbito que puede ser peligroso si el jugador no se protege con accesorios.

Restablecer el líquido sinovial

La glucosamina está indicada para aumentar los niveles de líquido sinovial en las articulaciones, lo que permite una mayor lubricación para favorecer la movilidad de estas; se elimina el roce entre ellas y se disminuye el dolor que puede producirse por ello.

Fuentes de glucosamina

La glucosamina se puede obtener de forma natural consumiéndola en cartílagos de animales, que tienen una alta proporción de ella. Por ejemplo:

  • Cartílago de tiburón
  • Moluscos
  • Langostinos
  • Mariscos

Se localiza principalmente en las corazas de los langostinos y de algunos moluscos, por lo que, aunque se tengan a la mano, no es tan sencillo la preparación para su asimilación por el organismo.

Como solución para esta situación, el consumo de glucosamina se suele recomendar en forma de suplementos alimenticios, elaborados por laboratorios de prestigio a base de mariscos, langostinos y cartílagos de tiburón. La fuente, a final de cuentas, es la misma; pero es más fácil tenerla al alcance.

Contraindicaciones de la glucosamina

La glucosamina sirve para reparar el liquido sinovial.

La glucosamina sirve para reparar el liquido sinovial.

La glucosamina debe administrarse bajo vigilancia médica en personas como:

  • Pacientes diabéticos, dado que, al tener una estructura principal de glucosa, puede provocar el aumento de los niveles de este azúcar en la sangre, cuando se consume en demasía.
  • Pacientes que presenten alergias, ya que la mayoría de los suplementos están elaborados a partir de mariscos, moluscos y langostinos.

Efectos secundarios de la glucosamina

Cuando la glucosamina es consumida sin precaución por personas sensibles o alérgicas, se pueden presentar efectos adversos, como:

  • Irritación en la piel
  • Erupciones cutáneas
  • Inflamación en la cara
  • Dificultades respiratorias (en casos aislados), como el cierre de la garganta

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la glucosamina?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 07, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-glucosamina/ )

Comentarios

  1. ¿Qué tan cara es la glucosamina (el producto y como es el tratamiento a seguir)?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.