¿Para qué sirve el piroxicam?

El piroxicam es un medicamento que pertenece al grupo de los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). Es recurrido para tratar los dolores provocados por la artritis, la osteoartritis y otras enfermedades articulares. Por su estructura química, está catalogado en la familia de los oxicames, que se caracterizan por una unión muy estrecha entre ellos y las proteínas plasmáticas.

El piroxicam tiene un mecanismo de acción que consiste en impedir la producción de prostaglandinas en el cuerpo, gracias a que frena la síntesis de la enzima ciclooxigenasa, que acelera la creación de aquellas sustancias. Esta función del piroxicam es similar a la del tenoxicam, el droxicam, el ampiroxicam y el lornoxicam, por ejemplo, entre otros oxicames.

El piroxicam es considerado un fármaco de efectos fuertes, por lo que se usa sólo en enfermedades donde el dolor es persistente y potente, como las osteoarticulares, o en situación postoperatoria y lesiones fuertes, en las que otros antiinflamatorios no han dado resultados. Tiene una vida en el organismo de 50 horas, por lo que se aconseja una dosis única al día.

¿Para qué sirve el piroxicam?

Al ser un antiinflamatorio, un fuerte analgésico y un antigotoso, el piroxicam está indicado sobre todo para calmar los dolores de enfermedades osteoarticulares, facilitando que los pacientes afectados las sobrelleven, dado que algunas de ellas son incurables.

El piroxicam sirve para:

  • Sobrellevar malestares y padecimientos
    • Osteoartritis
    • Artrosis
    • Artritis reumatoide
    • Gota
    • Cervicalgias
    • Dolor agudo
    • Miositis
    • Lumbalgia
    • Ciática
    • Dismenorrea
    • Dolor muscular fuerte
    • Capsulitis
    • Tendinitis
    • Espondilitis anquilosante
    • Bursitis
    • Dolor postoperatorio
    • Hombro doloroso
    • Rigidez articular
  • Tratar enfermedades osteoarticulares
  • Reducir el dolor muscular y traumatismos

Tratar enfermedades osteoarticulares

Caja y pastillas de piroxicam

Una de las funciones más reconocidas y estudiadas del piroxicam es actuar sobre las enfermedades de las articulaciones. Gracias a que impide que las prostaglandinas se sinteticen, se logra reducir el dolor, la inflamación, la rigidez y otras respuestas impulsadas por enzimas.

El piroxicam presenta la ventaja de que tiene una duración plasmática larga, lo que permite controlar dolores tan fuertes y crónicos como los reumáticos y los articulares.

Reducir el dolor muscular y traumatismos

Este fármaco también se utiliza para tratar dolores musculares fuertes, migraña, dismenorrea o menstruación irregular, traumatismos y situaciones postoperatorias tras diversas afecciones.

El piroxicam es recurrido únicamente en los casos en que los demás medicamentos antiinflamatorios y analgésicos no surten un efecto suficiente. No es recomendable utilizarlo como primera opción, ya que sus efectos secundarios son muy peligrosos.

Contraindicaciones del piroxicam

En muchos sitios, este medicamento se consigue sólo presentando receta médica. Hay que evitar o vigilar la administración de piroxicam en personas como:

  • Pacientes sensibles a los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)
  • Pacientes con antecedentes de enfermedades cardiacas
  • Pacientes con insuficiencia renal
  • Pacientes con insuficiencia hepática
  • Pacientes intolerantes a la lactosa, pues es uno de sus productos farmacológicos
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en etapa de lactancia
  • Pacientes con cirugía dental reciente
  • Pacientes con problemas intestinales
  • Pacientes con úlcera gástrica
  • Pacientes con hemorragias
  • Pacientes con hemofilia (sin buena cicatrización)
  • Pacientes inmunosuprimidos
  • Pacientes diabéticos
  • Pacientes que padezcan Lupus
  • Pacientes de la tercera edad

Es preferible no usar el piroxicam por más de dos semanas sin el consentimiento de un médico. No es aconsejable tomar más de una dosis al día, que es de 20 miligramos en adultos. Como opción, se puede dividir en dos tomas de 10 miligramos cada una.

Efectos secundarios del piroxicam

El piroxicam sirve para calmar el dolor en condiciones como la gota.

El piroxicam sirve para calmar el dolor en condiciones como la gota.

El descuido en su consumo y su prolongación pueden llevar a una sobredosis y a la manifestación de efectos secundarios muy peligrosos, incluso mortales.

Entre ellos se encuentran:

  • Dolor estomacal
  • Ulcera gástrica
  • Perforación estomacal
  • Sangrado estomacal
  • Heces negruzcas por presencia de sangre
  • Vómito con sangre
  • Erupción cutánea
  • Inflamación en cara
  • Disnea (dificultad para respirar)
  • Incremento en los accidentes cerebrovasculares
  • Fallas cardiacas

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve el piroxicam?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 11, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-piroxicam/ )

Comentarios

  1. El piroxicam puede producir sangrado si la ingesta de mayor a 20 días después de una operación de próstata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.