Para qué sirve la butilhioscina

La butilhioscina es el nombre comercial del Bromuro de butilhioscina. El cual es un fármaco derivado de la escopolamina y se usa como antiespasmódico de la musculatura lisa de los órganos abdominales como el tracto digestivo, las vías urinarias y las vías biliares, aunque también es usado para contrarrestar los cólicos provocados por la dismenorrea.

La butilhioscina, también es conocida como bromuro de butilhioscina o butilescopolamina, ya que procede de la escopolamina, una sustancia encontrada en diversas plantas toxicas o venenosas. La escopolamina es usada en el bajo mundo como una droga paralizante, pero en el mundo de la medicina, las bajas dosis de esta droga ayudan a evitar y prevenir dolores, gracias a que relajan los músculos internos.

Ese efecto sedante o depresor del sistema nervioso que tiene este fármaco, hace que sea muy útil como antiespasmódico y como anestésico local. Es por estos efectos que se usa para tratar los dolores y cólicos abdominales, pues a diferencia de otros analgésicos la butilhioscina no bloquea las señales de dolor, sino que evita los espasmos y en cierto grado las contracciones que son los verdaderos causantes del dolor.

Al ser la butilhioscina derivada de escopolamina solo es usada en las dosis mínimas y para determinadas dolencias, donde es necesario relajar o parar las contraciones o calambres, por eso es mayormente empleada en trastornos como la colitis, los dismenorrea (cólicos menstruales) y otros donde el dolor es provocado por espasmos, pues relaja el musculo liso del abdomen.
¿Pero para que me puede servir tomar butilhioscina?

Como ya vimos arriba, la butilhioscina es recomendada por el médico para tratar casos de dolores abdominales asociados a espasmos y contracciones de la musculatura y tejidos de toda esa zona, como son el estómago, los órganos reproductivos, las vías urinarias y biliares.

butilhioscina

 

Pero… ¿para qué sirve la butilhioscina?

La butilhioscina sirve para tratar enfermedades dolorosas como:

• Colitis espástica
• Estreñimiento espástico
• Síndrome de colon irritable
• Dismenorreas
• Disquinesias de las vías biliares
• Calambres intestinales
• Espasmos de la vejiga
• Úlcera gástrica
• Úlcera duodenal
• Enteritis
• Incontinencia urinaria
• Dolores postoperatorios
• Acalasia
• Dolores por la histerectomía y otras intervenciones uterinas
• Cólicos de la uretra
• Cólicos renales
• Cólicos biliares
• Dolores por contracciones en embarazadas (bajo vigilancia médica)

Butilhioscina para el tratamiento de dolores gastrointestinales

La butilhioscina es indicada contra algunos dolores de estómago que son provocados por pequeñas contracciones de la musculatura lisa, la cual es el tipo de musculatura que no podemos controlar a voluntad, a diferencia de la musculatura rugosa, la cual podemos contraer o relajar a voluntad. La forma más común de estos dolores son los cólicos, los retortijones, calambres estomacales e incluso nauseas. Todos estos problemas son provocados por diversas enfermedades, como el colon irritable, las úlceras, la colitis o los calambres intestinales.

Butilhioscina en dolores en las vías biliares

La butilhioscina sirve para tratar ciertos dolores hepáticos, dolencias en la vesícula y el páncreas. Además de otras enfermedades que afectan zonas que rodean estas vías.

Butilhioscina sirve para dolores renales y en las vías urinarias.

este fármaco es uno de los más recetados y recomendados para los casos de cólicos nefríticos, por piedras renales o por infecciones y lesiones renales, donde se necesita que las contracciones y espasmos cesen en poco tiempo, aunque no es recomendable ingerir este medicamento, si no ha sido recetado por un médico, sobre todo porque puede enmascarar problemas más graves.

La butilhioscina es usada en dolores menstruales y en los órganos reproductivos

la principal causa de los cólicos menstruales son las contracciones, mismas que son provocadas por el útero para deshacerse del endometrio que no fue empleado durante la ovulación para la fecundación. En algunas mujeres la dismenorrea es especialmente fuerte y dolorosa, por eso es necesario detener las contracciones y el remedio más común es la butilhioscina.
¿Puedo tomar la butilhioscina para cualquier malestar o necesita receta médica?

Contraindicaciones de la butilhioscina

Por sus efectos antiespasmódicos, no es aconsejable el ingerir la butilhioscina durante mucho tiempo, ni para aliviar cualquier dolor, pues se pueden encubrir síntomas importantes de otras enfermedades, además de afectar a otros órganos y funciones naturales.

Aunque comercialmente la butilhioscina se administra en dosis mínimas, existe el riesgo de sobredosis si se ingieren más pastillas de las recomendadas, o en plazos más largos de los recomendados. Generalmente este medicamentos requiere receta médica para conseguirlo legalmente.

Los pacientes alérgicos o hipersensibles a la escopolamina o a la butilhioscina, deben abstenerse de consumir este fármaco, a menos que sea bajo estricta vigilancia médica.

Efectos secundarios de la butilhioscina:

• Boca seca
• Poca sudoración
• Taquicardia
• Dificultad para orinar
• Dificultad respiratoria
• Problemas digestivos
• Visión borrosa
• Impotencia
• Estreñimiento

Aunque ya ha sido ampliamente estudiado, no se conocen aun sus efectos sobre los embriones, por ello no es aconsejable tomar este fármaco durante el embarazo, a menos que el médico considere las ventajas superiores a los riesgos. También es importante la vigilancia en niños y personas mayores, pues la sensibilidad a esta medicina puede aumentar en esas etapas.

Este artículo es solamente informativo, no sustituye la opinión profesional. Por favor consulta a un médico.

Citar en formato APA: ( A. 2016, 04. Para qué sirve la butilhioscina. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-butilhioscina/.)

Escribe un comentario en Para qué sirve la butilhioscina