¿Para qué sirve la L-Carnitina?

La L-carnitina o levocarnitina es un compuesto químico clasificado como una amina cuaternaria. Es derivada de los aminoácidos esenciales (que no puede producir el cuerpo) metionina y lisina, y tiene funciones similares, aunque no se le cataloga ni como aminoácido ni como vitamina.

La L-carnitina es una sustancia que se produce en los riñones y en el hígado, y ayuda a la producción y el aprovechamiento de la energía. Esto es gracias a que ayuda a transportar a las células los ácidos grasos, que posteriormente serán transformados en energía disponible, por las mitocondrias de estas.

Anteriormente, se creía que la L-carnitina no era indispensable ni muy necesaria para la homeostasis de los organismos, pero ahora se sabe que es muy importante para una buena generación de energía en el cuerpo. Se ha definido que la deficiencia de esta amina se traduce en una mayor acumulación de adiposidades en el organismo.

¿Para qué se usa la L-carnitina?

Al ser una amina que propicia el transporte y el aprovechamiento de los ácidos grasos por las células eucariotas, la L-carnitina ayuda a que el cuerpo transforme estas moléculas grasas en energía disponible. Su función principal es precisamente esta, que el cuerpo saque provecho de sus propias adiposidades, siendo estas una fuente de energía.

La L-carnitina sirve para:

  • Poner al organismo en mejores condiciones
  • Bajar de peso y reducción de la obesidad
  • Evitar enfermedades y trastornos cardiacos
  • Evitar el cansancio y el síndrome de fatiga crónica
  • Mejorar el rendimiento durante el ejercicio
  • Lograr una mejor generación de energía
  • Bajar de peso
  • Reducir medidas como consecuencia de aprovechar mejor las grasas
  • Tratar afecciones cardiacas
  • Ayudar en el proceso de crecimiento de los niños
  • Mejorar la salud en los adultos
  • Tratar problemas hepáticos
  • Tratar trastornos renales
  • Tratar angina de pecho
  • Prevenir y tratar el Alzheimer
  • Reducir los triglicéridos altos
  • Prevenir la diabetes
  • Controlar la obesidad para no llegar a condiciones mórbidas
  • Regular la depresión en los ancianos
  • Tratar algunas formas de infertilidad masculina
  • Remediar el síndrome de fatiga crónica
  • Reducir el colesterol alto
  • Mejorar la resistencia física
  • Tratar la cirrosis hepática que, si bien es irremediable, se puede contener

Se usa para bajar de peso y reducción de la obesidad

Bote con pastillas de l-carnitina

La L-carnitina sirve para aprovechar mejor las grasas del cuerpo.

Una de las principales funciones de la L-carnitina es ayudar ante casos de sobrepeso y obesidad, pues en ambas condiciones el cuerpo usa como fuente de energía los azúcares y no las grasas, las cuales quedan acumuladas como reservas futuras.

Por ello, cuando hay una deficiencia de L-carnitina, el cuerpo tiene un rendimiento inferior y tiende al aumento de peso. Actualmente, se usan suplementos de esta amina para ayudar al organismo a usar las grasas como principal fuente de energía.

Ayuda a evitar enfermedades y trastornos cardiacos

Gran parte de las enfermedades cardiacas están relacionadas con los niveles de colesterol, de triglicéridos y el índice de masa corporal del cuerpo. Por eso, cuando la L-carnitina ayuda a que las células usen los ácidos grasos como energía, muchas de aquellas afecciones se ven disminuidas.

Evitar el cansancio y el síndrome de fatiga crónica

Cuando el cuerpo usa la glucosa como fuente principal de energía, la respuesta es rápida, pero también es de corta duración, por lo que se requiere de mayores cantidades de azúcares y a la vez la persona se siente más cansada.

Cuando el cuerpo usa como energía las grasas, el cansancio disminuye, pues la energía que proviene de ellas es más duradera.

Mejorar el rendimiento durante el ejercicio

La L-carnitina se toma como complemento para recudir grasas al ejercitarse.

La L-carnitina se toma como complemento para recudir grasas al ejercitarse.

Cuando hay actividad física intensa, el cuerpo demanda energía. La L-carnitina permite al cuerpo tener una reserva de moléculas grasas preparada para su aprovechamiento como energía, llevando el ejercicio a límites más amplios.

Generalmente, la L-carnitina se consume como un complemento alimenticio para no tener caídas energéticas durante la jornada laboral, para, al concluirla, llevar a cabo una rutina de actividad física. Suele ser utilizado por personas que no necesariamente practican deporte.

Contraindicaciones de la L-carnitina

Aun no hay pruebas que indiquen efectos negativos en el consumo de la L-carnitina, ni contraindicaciones para niños o embarazadas. Aun así, no es recomendable consumirla sin vigilancia médica en pacientes con problemas de salud previos.

Efectos secundarios de la L-carnitina

Actualmente se debate si existen efectos secundarios considerables en el consumo de la L-carnitina, pues los estudios al respecto siguen siendo contradictorios y poco concluyentes.

Existen estudios que indican una relación entre el consumo de L-carnitina y la arterioesclerosis; su tesis se basa en que ciertas bacterias gastrointestinales sintetizan la L-carnitina, transformándola en trimetilamina-N-óxido, una sustancia relacionada con aquella afección que bloquea las arterias. Sin embargo, dichos estudios no sustentan completamente esta teoría.

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la L-Carnitina?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 07, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-l-carnitina/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.