Para qué sirve un reglamento

Los reglamentos son normas o expresiones jurídicas dictadas por la administración pública; estos establecen lineamientos para la regulación de actividades concretas, a las cuales hace referencia el reglamento en cuestión, emitiendo sanciones en las ocasiones en que estos son contravenidos. Hablamos de normas jurídicas con las que se imponen ciertos límites, así como se reconocen potestades en determinadas circunstancias, siempre dentro de un margen de acción delimitado.

Si bien, los reglamentos pertenecen a las normas jurídicas y en ocasiones son emitidos por una autoridad pública, los reglamentos se encuentran subordinados a la ley, en otras palabras, la amplitud de sus potestades es inferior a las que posee la ley, por lo que los reglamentos no suelen ser obligatorios a pesar de que estos se encuentren sancionados, lo que los diferencia de las leyes que se encuentran en un rango o escalón superior a estos.

Existen también reglamentos que podemos calificar de privados, estos regulan las acciones y facultades de los miembros de una colectividad (empresa, escuela u otra institución privada), sancionando ciertos comportamientos y regulando cuestiones tales como el uso de ciertos espacios o determinados enceres, etc. también son conocidos como reglamentos internos privados, para diferenciarlos de los reglamentos internos que pertenecen a instituciones de carácter público y que regulan las facultades y acciones de servidores públicos gubernamentales.

Clasificación de los reglamentos:

Reglamentos públicos

Son aquellos que son emitidos por una autoridad para ser aplicados de manera pública como en el caso del reglamento de tránsito.

Reglamentos internos

Estos pueden ser tanto emitidos por autoridades (como los que regulan instituciones públicas como cámaras de diputados, de senadores, cuerpos legislativos, etc. así como aquellos pertenecientes a instituciones y empresas privadas, es decir, se aplican dentro de un campo de acción limitado.

Reglamentos privados

Son los que establecen normas y lineamientos a seguir dentro de empresas e instituciones de carácter privado, como escuelas, industrias, comercios y demás instituciones privadas.

¿Para qué sirve tener un reglamento?

La principal función de los reglamentos, es ayudar a mantener el orden, tanto en las organizaciones como en la sociedad. Otras funciones son ayudar a agilizar los servicios y las funciones de las personas, por ello casi todas las administraciones y organizaciones tienen reglamentos.

Los reglamentos nos sirven entre otras cosas para:

  • Regulan aspectos que no quedan precisos dentro de las leyes
  • Establecen un orden para la convivencia
  • Establecen parámetros para la realización de tareas específicas
  • Evitan comportamientos inadecuados que generen conflictos
  • Brindan igualdad en el cumplimiento de las normas que establecen
  • Dan igualdad para todos, en cuanto a las sanciones que establecen a quienes tienen que cumplir con el reglamento
  • Establecen un marco dentro del cual se pueden realizar o no algunas acciones

Formato de un reglamento

Los reglamentos sirven para establecer un orden para la convivencia

Dan un marco que permita mantener el orden mediante la aplicación de sanciones a su contravención, tales como multas o algún tipo de sanción administrativa.

Evitan comportamientos inadecuados que generen conflictos

Esto es fácil de observar con un ejemplo como el siguiente: en una escuela existen reglamentos que impiden que se realicen acciones como correr en los pasillos o escaleras, que pudieran ocasionar accidentes, sancionando comportamientos inadecuados como brincar o correr tumultuosamente, lo que podría producir accidentes. De la misma forma en reglamentos de este tipo se establecen normas de conducta en el salón y en las demás áreas escolares, que impiden comportamientos inadecuados que pudieran afectar a otros alumnos o a los docentes.

Los reglamentos sirve para regular  aspectos que no quedan precisos dentro de las leyes

Mediante los reglamentos, quedan precisados aspectos jurídicos que no se hallan establecido de manera clara dentro de las leyes, dándonos un lineamiento a seguir y en caso de su contravención, establecen sanciones (generalmente multas cuando hablamos de reglamentos de carácter público).

Establecen un marco dentro del cual se pueden o no, realizar algunas acciones

Es el caso tanto de los reglamentos públicos, internos y privados, por ejemplo es el caso de reglamentos policiales y militares, que establecen qué tipos de acciones se deben llevar a acabo o no, respecto al uso de uniformes e insignias, sancionando acciones que contravengan dichas disposiciones, así como en el caso de reglamentos internos como los de algún condominio, en donde se establezcan limitaciones para el uso de algún espacio común a todos los vecinos, o respecto a las acciones a seguir para la reparación de una zona común, entre otras maneras en que estos establecen un marco de acción a seguir o que en su caso delimitan dicha acción.

Clic para conocer un ejemplo de reglamento.

Escribe un comentario en Para qué sirve un reglamento

  1. alejandro mtz leon, comentó hace 2 meses:

    es un documento que especifica una norma juridica para regular todas las actividades de los miembros de una comunidad