¿Para qué sirven los carbohidratos?

Los carbohidratos son sustancias químicas formadas por carbono, hidrógeno y oxígeno, y que se encuentran en abundancia en la naturaleza. También se les ha llamado hidratos de carbono, pero no cumplen con la característica de sostener moléculas completas de agua (H2O) en su composición, como los hidratos.

Mejor dicho, los carbohidratos son cadenas de aldehídos o cetonas con varios grupos hidroxilo (-OH). Se caracterizan por ser una de las principales fuentes de energía de los seres vivos, pues al descomponerse sus moléculas, son capaces de aportar 4 kilocalorías por cada gramo de sustancia. Los carbohidratos se introducen al cuerpo por medio de la alimentación para este fin.

Los carbohidratos, también llamados azúcares, pueden ser moléculas simples o agrupaciones de estas, y se encuentran naturalmente en las especies vegetales como parte de su composición. Los animales los toman para sus organismos al ingerir plantas y sus frutos. El ser humano los puede obtener de esta forma y también como productos de procesos industriales.

Los carbohidratos sirven para:

  • La nutrición de las plantas
  • Obtener energía para el cuerpo
  • Preparar platillos y postres
  • Sintetizar alcoholes

La nutrición de las plantas

El carbohidrato más abundante y la base de más moléculas, es la glucosa, cuya fórmula condensada es C6H12O6. Se le conoce por otros nombres como azúcar de uva, dextrosa o azúcar sanguínea. La glucosa es obtenida por las plantas por medio del proceso natural de la fotosíntesis. El mecanismo de reacción para formar la glucosa es el siguiente:

6 CO2 + 6 H2O + Energía –> C6H12O6 (glucosa) + 6 O2

Es de esta manera que se logra un doble beneficio: las plantas se alimentan y los seres humanos recibimos la carga de oxigeno que renueva el aire que respiramos.

Las plantas, después de utilizar una cantidad de glucosa para subsistir, usan la restante para formar sus tejidos vegetales y reforzarlos estructuralmente. Forman la llamada celulosa, que es un carbohidrato formado por largas cadenas de moléculas de glucosa.

La celulosa es el carbohidrato que conforma las paredes celulares y los tejidos de las especies vegetales. Es, además, la materia prima para fabricar papel y productos químicos como la nitrocelulosa.

Los carbohidratos sirven para obtener energía para el cuerpo

Los carbohidratos se pueden obtener de las frutas.

Algunos carbohidratos se pueden obtener de las frutas.

El ser humano y los demás mamíferos, en su alimentación, se proveen de carbohidratos como:

  • Sacarosa C12H22O11: llamada también azúcar de mesa.
  • Lactosa C12H22O11: llamada también azúcar de la leche, con la misma fórmula que la sacarosa, pero diferente acomodo de los átomos en su molécula.
  • Maltosa C12H22O11: llamada también azúcar de malta, se encuentra en los granos; tiene la misma fórmula que la sacarosa y la lactosa, pero diferente acomodo de los átomos en su molécula.
  • Almidón (C6H12O5)n: es un carbohidrato complejo (un polisacárido) formado por muchas moléculas de glucosa, y que se encuentra en tubérculos como la papa.

El organismo es capaz de transformar estos azúcares en glucosa, la cual es oxidada para obtener energía. Un gramo de glucosa es capaz de aportar 4 kilocalorías.

En el caso de los mamíferos, la glucosa sobrante que no es aprovechada como energía se transforma en glucógeno, un carbohidrato formado por larga cadena de glucosa, y que funciona como “reserva de glucosa” para que se transforme de nuevo en glucosa y se obtenga energía de ella posteriormente, si se requiere.

Preparar platillos y postres

Los carbohidratos como la sacarosa (azúcar de mesa) y la fructosa (azúcar de las frutas) se caracterizan por dar un sabor dulce a alimentos como:

  • Ensaladas de frutas
  • Repostería
  • Pasteles
  • Frutos secos
  • Bebidas

La sacarosa se extrae de la caña, por lo que también se le llama azúcar de caña. Sus diminutos cristales se añaden a la mezcla de todos los ingredientes del platillo o postre que se vaya a preparar, y se tendrá como resultado un alimento dulce.

Hay que tener precaución en el consumo de la sacarosa, porque eleva considerablemente el nivel de glucosa en la sangre. El cuerpo segrega insulina por medio del páncreas, y con ella contrarresta el exceso de glucosa. Sin embargo, cuando este carbohidrato es demasiado y la insulina deja de ser suficiente, se produce la diabetes.

La fructosa está contenida naturalmente en los frutos. Basta con ponerlos como ingredientes del platillo para que este quede con un sabor agradable y dulce. Es benéfico consumirla para tomar energía, sin recurrir directamente al azúcar de mesa o sacarosa.

Sintetizar alcoholes

Los alcoholes se pueden preparar a partir de los carbohidratos.

Los alcoholes se pueden preparar a partir de los carbohidratos.

Cuando los carbohidratos se someten a un proceso de fermentación, se obtienen alcoholes de ellos. En este proceso, organismos como las levaduras (hongos microscópicos, como la Saccaromyces cerevisiae) oxidan los polisacáridos para convertirlos en glucosa, y posteriormente se oxida esta para separarla en moléculas de etanol o alcohol etílico: C2H5OH.

Esta es la manera en que bebidas alcohólicas como la cerveza son preparadas y desarrollan su contenido de alcohol. Otros alcoholes de moléculas más grandes se pueden sintetizar por medio de otra variedad de mecanismos de reacción.

Clasificación de los carbohidratos

Los carbohidratos, según el tamaño de sus moléculas, se clasifican de la siguiente forma:

  • Monosacáridos o azúcares simples
  • Disacáridos (dos moléculas de monosacárido)
  • Trisacáridos (tres moléculas de monosacárido)
  • Tetrasacáridos (cuatro moléculas de monosacárido)
  • Pentasacáridos, (cinco moléculas de monosacárido), y así sucesivamente con prefijos numéricos, hasta los Decasacáridos, con diez moléculas de monosacárido.
  • Polisacáridos (más de diez moléculas de monosacárido)

Los monosacáridos, según la naturaleza química de sus moléculas, se clasifican:

  • Aldosas
  • Cetosas

El sufijo –osa se utiliza en la nomenclatura sistemática de los carbohidratos para indicar un azúcar con un grupo aldehído o un grupo alfa-hidroxicetona. También se les llama azúcares reductores.

Las aldosas, a su vez, según el número de átomos de carbono en su molécula, se clasifican:

  • Aldopentosas (cinco átomos de carbono), como la ribosa
  • Aldohexosas (seis átomos de carbono), como la glucosa

Las cetosas, a su vez, según el número de átomos de carbono en su molécula, se clasifican:

  • Cetopentosas (cinco átomos de carbono), como la ribulosa
  • Cetohexosas (seis átomos de carbono), como la fructosa
Citado APA: (A. . ¿Para qué sirven los carbohidratos?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 11, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirven-los-carbohidratos/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.