¿Para qué sirven los camellos?

Los camellos son animales de origen desértico, y cuya procedencia exacta sigue al día de hoy confusa y oculta, junto con el inicio de su domesticación.

El nombre del camello deriva del hebreo “gamal” y su significado se puede traducir como “devolver” y “compensar”.

Se les ha asociado con el país Egipto, y al recordarlos viene a nuestra mente la imagen de las pirámides de Gizeh, como fondo de su andar.

¿Cómo es un camello?

Desde comienzos de las civilizaciones humanas, el hombre logró domesticar a este animal, y supo qué propósito darle. Observó su gran capacidad de carga y su extrema resistencia ante las hostiles condiciones del desierto.

De acuerdo con características claras, se pueden mencionar dos clases de camellos: Los camellos, tal cual, y los dromedarios.

El camello es un animal mejor adaptado al frío nocturno del desierto, y tiene una menor resistencia en cuanto a capacidad de carga y recorrido de distancias. Se le distingue por tener dos jorobas y mayor cantidad de pelaje, el cual es útil en la industria textil para fabricar variedad de prendas.

¿Cómo es un dromedario?

El dromedario es la clase de camello mejor adaptado para sobrevivir a las condiciones de calor extremo y a los recorridos extensos. Tiene una joroba en la que mantiene una reserva de agua para resistir la ausencia de esta en el ecosistema desértico. De igual modo, es en esta joroba que se conservan nutrientes que sirven para que el Dromedario continúe fuerte y consistente en los trabajos para los que el humano los destine.

El dromedario  alcanza a llevar una carga de 400 Kilogramos durante largos lapsos, y son capaces de recorrer más de 100 Kilómetros en el duro clima desértico. Su tamaño alcanza los 2.5 metros de altura, tiene menos pelaje que el camello y sus patas son más largas.

¿Qué características tienen los camellos?

Camello

En cuanto a su alimentación, los camellos en general pertenecen al grupo de los rumiantes, que son animales que usan dos etapas para ingerir sus alimentos: primero los mastican y los tragan, y más adelante los devuelven para volver a masticarlos y degradarlos. A la segunda parte se le llama rumia. A los rumiantes pertenecen las jirafas, las vacas, los ciervos, las ovejas, las cabras, las llamas.

Las patas de los camellos están diseñadas para no hundirse en la arena y para asegurar un desplazamiento enérgico, que no se entorpezca por lo difícil del terreno.

Para protegerse ante las tormentas de arena, los camellos tienen tres párpados, el primero y más profundo de los cuales es una membrana semitransparente que impide el paso de partículas de arena mientras el camello se desplaza a través de la tormenta. Este apoyo se añade al de sus pestañas largas, que capturan y repelen los granos de arena. Además, estos animales son capaces de cerrar sus fosas nasales para proteger las vías respiratorias.

El camello se distingue por ser un animal de fuerte temperamento y dar monstruosos gritos que llegan a intimidar. También, tanto camello como dromedario son capaces de caminar con las rodillas, causa por la que fueron los animales que pudieron entrar en las agujas, nombre dado a las puertas laterales de las antiguas ciudades, dando paso al dicho bíblico: “Es más fácil que entre un camello en el ojo de una aguja, que un rico en el cielo”.

¿Para qué sirven los camellos?

Hermoso camello

A pesar de que la humanidad ha llevado a este animal a muchos lugares de mundo, es en Australia donde mejor ha alcanzado su adaptación. Es sorprendente asumirlo cuando la costumbre es relacionar a un camello con Egipto.

El camello ha sido aprovechado en el ámbito alimenticio; su carne e incluso su leche ha llegado a consumirse. En el ámbito textil, su pelaje puede utilizarse para crear abrigos de alta calidad, gracias a la densidad de su piel que resiste el inclemente frío del desierto cuando es de noche.

Es primordialmente empleado como animal de carga. Nos remontamos a historias antiguas en que los mercaderes transportaban sus mercancías en ellos.

También su naturaleza le permite servir como animal de transporte. Cuando se trata de un camello tal cual, la persona o el pasajero se coloca entre las dos jorobas. Cuando es un dromedario, se coloca un cómodo asiento encima de su joroba.

Gracias a su capacidad para arrodillarse, es muy sencillo colocar las cargas sobre estos animales, ya sea mercancías, equipaje o pasajeros.

El camello sirve para:

  • Como animal de carga, llevando mercancías o equipaje por grandes distancias
  • Como animal de transporte o viaje
  • Se ingieren su carne y su leche
  • Crear prendas gruesas para invierno, gracias a su pelaje

Citar en formato APA: ( A. 2012, 09. ¿Para qué sirven los camellos?. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirven-los-camellos-2/.)

Escribe un comentario en ¿Para qué sirven los camellos?

  1. Gracias a esta información, me servirá para la tarea, es increíble la historia del camello