¿Para qué sirven las feromonas?

Las feromonas son sustancias químicas olorosas que se producen y son emitidas al exterior por un animal. A pesar de que su nombre pudiera indicarlo, no son hormonas, sino estructuras químicas orgánicas de bajo peso molecular que se fijan sobre receptores específicos, localizados en el seno de la mucosa de la nariz, el órgano olfativo.

Hay dos tipos de feromonas: de proximidad y activas a la distancia. Las feromonas participan en un fenómeno llamado bioestimulación, que son los efectos estimulatorios de un macho o una hembra causados por la influencia del clima, la luz, la temperatura y de las mismas feromonas, para motivar la actividad sexual.

¿Para qué sirven las feromonas?

Las feromonas sirven para impulsar o motivar la actividad sexual entre dos individuos; es decir, que comiencen a aparearse. Estas sustancias olorosas son captadas por el órgano vomero-nasal (OVN por sus iniciales) y provocan en las personas o animales efectos como:

  • Diferentes emociones o comportamientos
  • Respuestas específicas de conducta en el receptor
  • Respuestas de desarrollo en el receptor
  • Respuestas de reproducción en el receptor

Estas respuestas son de vital importancia para la supervivencia de la especie.

Las feromonas y el órgano vomero-nasal

Las señales de las feromonas son detectadas a través de un órgano localizado dentro de la cavidad nasal, el cual está en una cápsula cartilaginosa y que se llama órgano vomero-nasal (OVN). Este cumple con un papel importante en el eje hipotálamo-hipófisis-gónada en donde por principio, el estímulo es recibido por el OVN.

Después, ese impulso es transferido por los nervios vomero-nasales hasta el cerebro, y es ahí donde despiertan al centro neuronal del cerebro y con él los sentimientos de placer. Es, como quien dice, una luz verde de semáforo para la relación sexual, y de ahí se convierte en un estímulo para la hipófisis, lo que a su vez estimulará las gónadas por medio de señales endocrinas.

El órgano vomero-nasal (OVN) se encuentra situado en el interior de la cavidad nasal y está conectado por terminaciones nerviosas con el hipotálamo, el cual está encargado de controlar las emociones como el miedo, el sexo, y muchos otros aspectos.

El OVN es considerado como el intermediario en la quimiorrecepción de señales de un animal emisor que se encuentra en contacto con otro, que es el receptor.

Función química de las feromonas

Las feromonas determinan comportamientos en los animales.

Las feromonas son compuestos químicos olorosos que permiten la comunicación entre los animales a través del órgano vomero-nasal. Cuando las feromonas afectan el comportamiento sexual, son llamados feromonas sexuales. Estos compuestos provocan respuestas específicas de conducta, desarrollo o reproducción en el receptor.

Las feromonas son un estímulo que solamente transmite información vía OVN, y el organismo receptor se encarga de traducirla en respuestas somáticas; estas respuestas son claras cuando el macho olfatea la orina o secreciones vaginales de las hembras en muchas especies. Las feromonas masculinas juegan un papel importante en la inducción de la actividad cíclica ovárica en especies sensorialmente acíclicas, como las cabras y las ovejas.

Efectos de las feromonas

La interacción de las feromonas con la conducta reproductiva comprende muchas actividades animales que promueven la reproducción y supervivencia de las crías, además, incluye la conducta entre las parejas y los recursos esenciales para garantizar el éxito reproductivo y la conducta parental de alimentación y protección de las crías, de ahí que se divida en tres fases principales de conducta reproductiva:

  • Detección
  • Conducta sexual
  • Conducta parental

Estas tres fases representan el papel que juegan las feromonas en cada una.

En la fase de detección, las feromonas juegan un papel importante: el macho a través del olfato detecta las feromonas que produce una hembra en celo y empieza a establecer el territorio. El territorio aparece como un mapa de zonas asociadas a funciones comportamentales precisas, materializadas por sistemas de marcas olorosas y visuales, e incluso auditivas.

La defensa de estas zonas contra las incursiones varía por las condiciones ecológicas, el estado emocional y fisiológico del individuo y su nivel de socialización. En la delimitación del territorio para un animal, son muy importantes las feromonas a través de las cuales se da la comunicación. Los gatos reconocen que el territorio se encuentra ocupado por alguien más por las feromonas.

En la fase de conducta sexual, se comprende el galanteo o cortejo y la fertilización de ovocitos. En este caso, las feromonas actúan cuando la hembra es receptora de éstas y responde mostrándose receptiva para facilitar la monta.

En la fase de conducta parental, además de presentarse la protección de los padres, las crías de una determinada especie emiten feromonas que comunican a otros animales adultos que aún son muy jóvenes para ser sus rivales, como se da en la sociedad de los elefantes.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirven las feromonas?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 11, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirven-las-feromonas/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.