¿Para qué sirve la vitamina K?

Reciben el nombre de vitamina K un grupo de sustancias derivadas de un compuesto químico natural llamado 2-metil-naftoquinona. Estas vitaminas son liposolubles, es decir, solubles en las sustancias grasas, y son hidrófobas o insolubles en agua. Deben su nombre al término alemán Koagulationsvitamin, pues su principal cualidad es la de ayudar a la coagulación.

Fue el médico danés Henrik Dam quien las descubrió en 1935. Se trata de tres vitaminas K: la K1 o fitomenadiona, la K2 o menaquinona y la K3 o menadiona, la cual es la forma sintética de la vitamina K. La vitamina K1 o simplemente vitamina K, es una sustancia con propiedades coagulantes, que se encuentra presente en las plantas de hojas verde oscuro.

Esta vitamina es indispensable para la buena coagulación de la sangre, para el metabolismo y aprovechamiento del calcio, y para ayudar a la prevención de enfermedades cardiacas relacionadas con la acumulación del calcio. En las plantas de hojas verde oscuro, tiene la función de aceptor de electrones durante la fotosíntesis; por eso está presente en ellas.

¿Para qué sirve la vitamina K?

La vitamina K tiene variedad de funciones, pero las más importantes son a nivel de la sangre, tanto como coagulante como anticoagulante, pues es necesaria para la síntesis de proteínas llamadas residuos Gla, que participan en la coagulación y la anticoagulación de la sangre y en el procesamiento del calcio en el organismo.

Sirve para:

  • Procurar la salud de la sangre
  • Coagulación, anticoagulación y fijación del calcio
  • Tratar hemorragias
  • Cicatrización y tratar cáncer y problemas cardiacos

Procurar la salud de la sangre

La vitamina K sirve para procurar y proteger la salud de la sangre y del organismo, dejándolos en óptimas condiciones para los siguientes procesos:

  • Coagulación sanguínea
  • Anticoagulación
  • Fijación del calcio
  • Cicatrización
  • Combatir sobredosis de warfarina
  • Combatir sobredosis de cumatetralil
  • Prevención de la osteoporosis
  • Prevención del cáncer
  • Reducción de tumores
  • Prevención de hemorragias
  • Prevención y control de problemas cardiacos
  • Prevención de acumulaciones de calcio
  • Reducción de la arterioesclerosis
  • Eliminar la deficiencia de vitamina K
  • Control o prevención de la enfermedad hemorrágica del recién nacido
  • Prevenir hemorragias menstruales anormales
  • Prevenir hemorragias durante el embarazo
  • Prevenir hematomas
  • Minimizar estrías
  • Ayudar a curar quemaduras
  • Ayudar a tratar la cuperosis
  • Ayudar a tratar la rosácea
Frasco de vitamina k

La vitamina K es clave en los procesos de coagulación

Coagulación, anticoagulación y fijación del calcio

La vitamina K1 o fitomenadiona se absorbe en los intestinos, donde se distribuye al resto del organismo. Es así que, al llegar al hígado, le ayuda a formar diferentes factores proteínicos necesarios para la fijación del calcio y la coagulación. Entre las sustancias formadas en el hígado se encuentran los factores II, VII, IX y X, y las proteínas C, S y Z.

Todos estos factores tienen en común que contienen ácido carboxiglutámico, el cual es un aminoácido indispensable para la coagulación. La vitamina K es clave para la sintonización de la protrombina, la proteína morfogénica ósea, la tromboplastina, la proconvertina, la proteína renal y la proteína encargada en las calcificaciones ectópicas.

La pérdida de vitamina K puede conducir a la osteoporosis. Sin embargo, la vitamina K también puede ayudar a evitar que el calcio se acumule, pues activa una proteína llamada MGP, que inhibe la calcificación en arterias, por lo que se estudia su uso en la arterioesclerosis.

Tratar hemorragias

Es poco común la deficiencia de vitaminas K1 o K2, pues muchos alimentos las contienen, tanto los vegetales de color verde oscuro como los lácteos concentrados en grasas, la carne, las vísceras y algunas bacterias; además, la vitamina K2 o menaquinona se sintetiza en el estómago, por lo que es rara su escasez.

Sin embargo, cuando por alguna enfermedad, accidente o algunas formas de desnutrición provocan su carencia, se pueden presentar hemorragias difíciles de controlar, sobre todo en niños pequeños y personas con dietas pobres en estas vitaminas. Para prevenir o remediar estas hemorragias, se suele administrar suplementos que contengan la forma sintética, la vitamina K3.

La vitamina K inhibe los efectos de dos medicamentos anticoagulantes, llamados warfarina y cumatetralil, por lo que suele ser el tratamiento más común para evitar las complicaciones por el consumo de aquellos. La warfarina y el cumatetralil suelen aplicarse para prevenir embolias y coágulos, pero en algunas ocasiones pueden provocar hemorragias difícilmente controlables.

Cicatrización y tratar cáncer y problemas cardiacos

Actualmente, hay estudios clínicos que muestran una mejora en los pacientes con cáncer a los que se han administrado las vitaminas K1 y K2 como suplemento. Al parecer, estas vitaminas ayudan a disminuir algunos tumores, en especial los prostáticos, y a prevenir el carcinoma hepatocelular.

La vitamina K, por su acción de activar las proteínas y los factores que intervienen en la coagulación, es añadida en suplementos y ungüentos para acelerar la cicatrización de las heridas, aliviar las quemaduras y disminuir las venas y manchas en enfermedades como la rosácea y la cuperosis.

La vitamina K reduce la dureza en las arterias y evita la calcificación de las mismas, por tanto ayuda a evitar enfermedades cardiacas relacionadas con la presencia excesiva de calcio en los vasos sanguíneos.

Contraindicaciones de la vitamina K

La vitamina K debe administrarse bajo vigilancia médica o evitarse completamente en casos de personas como:

  • Pacientes con hemofilia (problemas de coagulación)
  • Pacientes con antecedentes cardiovasculares

Esta vitamina es segura en mujeres embarazadas y niños, a menos que los estudios médicos indiquen algún riesgo en su consumo.

Efectos secundarios de la vitamina K

La vitamina K sí puede provocar efectos secundarios, aunque en general son raros los casos donde esto sucede; esta vitamina está presente en cantidades mínimas en los alimentos. En ciertas circunstancias, puede haber una sobredosis por la ingesta de esta vitamina en su forma sintética K3 o menadiona.

Al ser inyectada, la vitamina K3 o menadiona puede resultar tóxica, y el exceso de esta puede resultar en la inactividad de ciertos antioxidantes, por lo que se acelera el envejecimiento.

Cuando la vitamina K se consume en exceso, puede provocar efectos como:

  • Trastornos en la coagulación
  • Peligro de hemorragia
  • Reacción con medicamentos para problemas cardiovasculares

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la vitamina K?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 11, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-vitamina-k/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.