¿Para qué sirve la vitamina E?

La vitamina E pertenece a la familia de las vitaminas liposolubles, es decir, que se puede disolver en grasas y aceites. Esta vitamina es utilizada para prevenir la aparición de los signos de la edad, retardando el envejecimiento; es una sustancia con una gran cualidad antioxidante.

Esta vitamina está conformada por moléculas de tocoferol y moléculas de tocotrifenoles, que son una serie de monómeros que al unirse forman un anillo aromático llamado cromano. Todo el conjunto tiene una cadena poliprenoide con hidroxilo (-OH), radical responsable de reaccionar con los radicales libres, evitando el envejecimiento.

La vitamina E tiene tres variantes, denominadas:

  • Alfa-Tocoferol
  • Delta-Tocoferol
  • Gamma-Tocoferol

Lo que diferencia a las tres sustancias son sus estructuras, que al tener distinto acomodo reciben el nombre de isómeros. Los tres isómeros siguen representando a un mismo compuesto químico: la vitamina E.

¿Para qué sirve el consumo de vitamina E?

La vitamina E sirve, entre otros propósitos, para:

  • Prevención del cáncer de próstata
  • Proteger el hígado del exceso de grasas
  • Controlar y mitigar el síndrome premenstrual
  • Proteger y regenerar la piel
  • Proteger los ojos contra cataratas
  • Prevenir padecimientos mentales como el Alzheimer
  • Facilitar la circulación venosa
  • Prevenir la deficiencia de vitamina E
  • Ayudar contra el cáncer de vejiga
  • Prevención de la hipertensión
  • Contra males respiratorios (cáncer pulmonar, pulmonía, neumonía, bronquitis)
  • Ayudar a contrarrestar la enfermedad de Huntington
  • Sanar heridas bucales por tabaquismo
  • Mejorar la vista en personas con uveítis
  • Aliviar las quemaduras por radiación solar
  • Contrarrestar la infertilidad masculina
  • Aliviar la fatiga en ancianos
  • Aumentar la población de glóbulos rojos en la sangre
  • Ayudar a la absorción de la vitamina K o fitomenadiona

¿De dónde proviene?

El descubrimiento de la vitamina E se atribuye al científico Paul Karrer y su compañero de trabajo. En un experimento en que buscaban una sustancia para ayudar la fertilidad de las ratas, descubrieron en varios alimentos la vitamina E, cuya función fue ayudar a regenerar y a proteger los tejidos, gracias a la protección que brinda a las células por medio de la eliminación de los radicales libres.

La fuente principal de vitamina E son los alimentos, y en general la dosis adquirida a través de ellos es suficiente para mantener una buena salud, pero hay casos en que se produce una deficiencia por la aparición de enfermedades, tratamientos o cirugías que imposibilitan al aparato digestivo de absorber grasas.

¿Cuál es la dosis adecuada?

Es recomendable que la ingesta de la vitamina E no exceda los 15 miligramos. En alimentos que la contienen por encima de esta cantidad, no hay un gran riesgo aparente, ya que una parte de lo consumido va a ser absorbida por el cuerpo y el resto va a dirigirse al hígado.

La vitamina E tiene una dosis recomendada de 9 miligramos en niños. Va a aumentar o disminuir dependiendo de la edad del menor.

La vitamina e y los alimentos

Una adecuada cantidad de vitamina E en el cuerpo se logra a través de los alimentos

Alimentos que contienen vitamina E

La vitamina E se encuentra por lo regular en alimentos de origen vegetal (sobre todo de hojas verdes), oleaginosas, aceites y en el huevo. Además, aparece en algunos frutos secos, pero no en cantidad suficiente.

Alimentos con vitamina E:

  • Acelgas
  • Aguacate
  • Brócoli
  • Col
  • Calabaza
  • Cereales integrales
  • Espinaca
  • Espinaca cocida
  • Espárrago
  • Frutos secos
  • Hojas frescas de mostaza
  • Huevo
  • Kiwi
  • Margarina

Aceites y semillas:

  • Aceite de oliva
  • Aceite de maíz
  • Aceite de nogal
  • Almendras
  • Cacahuates
  • Coco
  • Semillas de girasol
  • Maíz
  • Nuez
  • Pistache

Hierbas secas:

  • Albahaca
  • Orégano
  • Salvia
  • Comino
  • Albaricoque
  • Tomillo

¿Puedo tomar suplementos de vitamina E sin receta médica?

La vitamina E se vende sin receta médica; su presentación usual es en cápsulas con la dosis adecuada para niños y adultos, así que el riesgo por sobredosis es escaso.

Los casos de sobredosis de vitamina E son más probables en personas que consumen más cápsulas que las recomendadas, guiadas por la ignorancia, pensando que aumentarán los beneficios tomando cantidades mayores.

En general, los efectos secundarios de la vitamina E desaparecen al interrumpir la ingesta de los suplementos.

Existen estudios que demuestran que los excesos de vitamina E pueden llevar a un derrame cerebral o a algunas otras hemorragias alarmantes, es por ello que se recomienda interrumpir su consumo antes de cirugías o cuando se presentan hematomas y hemorragias.

Frasco de vitamina e

Se pueden ingerir suplementos con vitamina E, cuidando de no caer en un exceso

Contraindicaciones para el consumo de vitamina E

Aunque en general la vitamina E es una sustancia segura, hay datos de que puede aumentar la propensión a sufrir hemorragias, esto porque evita en cierta medida la coagulación de la sangre. Se encarga de dilatar los vasos sanguíneos y mejorar el flujo, beneficio que tiene aquel riesgo.

Este artículo es solamente informativo y no sustituye la opinión médica profesional.

Citar en formato APA: ( A. 2013, 08. ¿Para qué sirve la vitamina E?. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-vitamina-e/.)

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve la vitamina E?