¿Para qué sirve la fotodepilación?

Entre los métodos de depilación definitiva se encuentran la aplicación de láser y la fotodepilación. Se diferencian en sus resultados y en los recursos que utilizan para efectuarse.

¿Qué es la fotodepilación?

Es un método depilatorio definitivo basado en aplicación de luz a alta frecuencia que debilita el vello corporal para removerlo. Como se trabaja con partículas energizadas, lo más conveniente es acudir a una clínica de depilación especializada, donde se encuentra el personal certificado.

¿Para qué sirve la fotodepilación?

La fotodepilación sirve para:

  • Eliminar el vello durante bastante tiempo
  • Tener una piel lisa y sin crecimiento aparente de vello
  • Reducir la periodicidad de las rasuradas y depilaciones
  • Disminuir el tamaño y abundancia del vello que salga
  • Solucionar los problemas de exceso de vello

¿Cuándo me puedo hacer una fotodepilación?

Para definir si es necesario hacerse una fotodepilación, hay que considerar el aspecto estético. Si el vello es muy abundante y oscurece tanto la apariencia de la zona de donde emerge, ya puede ser necesario hacerse la fotodepilación.

El exceso de vello es la principal razón para hacerse una fotodepilación, y mucha gente recurre a esta depilación definitiva por diversos fines, como los higiénicos.

¿Cómo se realiza la fotodepilación?

Fotodepilación

Antes de la primera sesión, se debe observar el tipo de piel de la paciente, para perfilarla y definir cómo se realizará la fotodepilación. Además, se pide a la paciente que firme un documento de consentimiento, donde expresa que está consciente de las características, implicaciones y resultados del tratamiento.

A continuación, se pide rellenar un formulario que describe el tipo de piel, el color, la sensibilidad, si la paciente toma actualmente algún medicamento, o si padece alguna enfermedad o alergia que afecte el procedimiento.

Una vez dados los pasos anteriores, se hace una sesión de tolerancia, que consiste en una aplicación de prueba del haz de luz, para comprobar si no hay alguna reacción adversa en la piel de la paciente, si esta ha soportado el calor de la luz sin problemas, y si hace falta algún ajuste en la temperatura o en la potencia del dispositivo aplicador.

Cuando ya está hecha la sesión de tolerancia, se continúa con la primera sesión, que va de acuerdo con las características de la prueba que se hizo. Dependiendo de la zona a depilar, se va a definir si la intensidad de la luz se va regulando.

Es de gran ayuda que la paciente vaya depilada desde casa, por lo menos con rastrillo, o cremas, rasurando el vello, pero no de raíz, porque si no la fotodepilación no será efectiva. Para ahorrarse la incertidumbre, muchas mujeres acuden sin depilar, pero no hay problema, porque en los centros de fotodepilación se hace un rasurado o depilación previa.

Una vez rasurada la zona, se aplica un gel para un mejor trabajo de la luz, y para que la piel no vaya a tener alguna quemadura. Bien practicada la fotodepilación, no se siente dolor. Para que se considere bien aplicada, deben estar sincronizados los siguientes factores: Frecuencia de la luz administrada, el tipo de vello de la paciente y la sensibilidad. Mientras más grueso sea el vello, el procedimiento puede llegar a ser doloroso.

Los disparos de la luz no suelen durar tanto, excepto en las piernas, que son un área más extensa y laboriosa.

Al terminar la fotodepilación, el gel es retirado y se aplica otro gel diferente que contiene aloe vera, que es muy recomendable para paliar la posible irritación que haya quedado, y regenerar más rápido las células de piel.

Se da entonces un descanso que dura entre cuatro y seis semanas, y se vuelve para una nueva sesión. Cuantas más sesiones se haga la paciente, más tardará en salir el vello, se logrará que salga más fino y en menos cantidad.

Generalmente, el vello tarda cada vez más en salir, y la frecuencia de rasurado es menor. Todo depende de las sesiones que se realicen. Después de la cuarta o quinta, ya la paciente tiene la libertad de realizárselas con la periodicidad que elija.

¿Qué efectos secundarios tiene la fotodepilación?

Mujer en fotodepilación de axila

Una fotodepilación mal hecha puede ser perjudicial por las siguientes razones:

  • Si la luz fue muy intensa, la alta temperatura causará quemaduras
  • Si la aplicación de la luz fue muy prolongada, puede haber irritación
  • Si no se aplica el gel, la luz atacará también la piel, desprendiéndola en forma de escamas

Cuando la paciente ha decidido hacerse la fotodepilación, es porque está consciente del compromiso que implica consigo misma el ir a las sesiones puntualmente, para remediar la situación del exceso de vello y para tener un buen resultado de adelgazamiento de éste.

Citar en formato APA: ( A. 2012, 11. ¿Para qué sirve la fotodepilación?. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-fotodepilacion/.)

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve la fotodepilación?