¿Para qué sirve la cebolla?

La cebolla es una planta herbácea que tiene un bulbo subterráneo comestible, clasificada en la familia de las amarilidáceas. Su bulbo se conforma por varias capas recubiertas por binzas, entre las cuales hay membranas delgadas. Su origen se remonta a Asia, de donde se extendió al resto del mundo en la antigüedad, cultivándose como hortaliza para consumo humano.

Existen muchas variedades de la cebolla, con diferencias notorias entre sí, ya sea en cuanto a su morfología, alargada o redondeada, o por la coloración de sus membranas, que varía del blanco al amarillo, rosa, morado e incluso rojo. Esta planta es comestible desde sus bulbos hasta sus tallos, sin embargo, lo más común es ingerir los bulbos, que poseen un sabor y olor característicos.

La sustancia responsable de su olor es el sulfuro de alilo, cuya fórmula química es C6H10S. Gracias a esta propiedad de expeler aromas y aportar sabor, suele utilizarse para acompañar alimentos como condimento o guarnición. A través de los siglos se le han encontrado diversos beneficios para la salud, y se le han adjudicado propiedades medicinales, algunas comprobadas, otras no.

¿Para qué sirve la cebolla?

Además de ser un buen alimento y acompañamiento de tantos platillos, la cebolla ha tenido a lo largo de la historia una multitud de usos, tanto medicinales como místicos o esotéricos, según la cultura y las tradiciones locales.

Sirve para:

  • Tomar nutrientes
  • Desintoxicar el cuerpo
  • Desacidificar el organismo
  • Tratar afecciones respiratorias
  • Reforzar el sistema nervioso y el cerebro
  • Prevenir problemas cardiovasculares
  • Reconstituir la piel
  • Beneficiar a personas diabéticas
  • Evitar calambres
  • Mejorar el cabello

Tomar nutrientes

La cebolla es un vegetal que nos aporta gran cantidad de nutrientes como:

  • Glúcidos: carbohidratos como la glucosa y sus sacáridos derivados
  • Proteínas vegetales
  • Minerales: calcio, magnesio, potasio, hierro
  • Vitamina A (Retinol)
  • Vitamina B1 (Tiamina)
  • Vitamina B3 (Niacina)
  • Vitamina B6 (Piridoxina)
  • Vitamina B9 (Ácido fólico)
  • Vitamina C (Ácido ascórbico). Es muy abundante en esta vitamina.
  • Vitamina E (Tocoferol)
  • Fibras naturales
  • Un alto contenido de agua

Sin embargo, una característica que quizás sea única, sea el sulfuro que contiene, pues también es benéfico para el organismo, sobre todo para sintetizar el colágeno.

Desintoxicar el cuerpo

Tipos de cebollas

La cebolla sirve para desintoxicar y purgar el cuerpo.

La cebolla es capaz de desintoxicar el cuerpo, gracias a que posee una buena cantidad de fibra, que acelera el tránsito intestinal, eliminando residuos bioquímicos. Además, tiene cualidades diuréticas que nos permiten una mejor eliminación de toxinas a través del aparato urinario, ayudándonos a combatir la retención de líquidos y el estreñimiento.

Desacidificar el organismo

El consumo de cebolla ayuda a la desacidificación de la sangre, gracias a que ofrece sustancias como la sosa (NaOH) y la potasa (KOH), y sulfuros, que ayudan en el equilibrio ácido-base en la sangre, cuyo pH debe conservarse en un valor de 6.3.

Cuando el pH baja, el fluido se vuelve ácido. El consumo de cebolla ayuda a elevar el valor hasta el valor ideal de 6.3, estabilizándolo de igual manera.

Tratar afecciones respiratorias

Desde hace siglos, suele utilizarse la cebolla en la medicina tradicional, para tratar diversas afecciones respiratorias. Esto gracias a que esta planta contiene un aceite esencial muy volátil (sulfuros de alilo y propilo, que le dan su olor característico), que actúa como broncodilatador, ayudando en casos de bronquitis, asma y otras afecciones respiratorias.

Reforzar el sistema nervioso y el cerebro

La cebolla es una hortaliza que aporta una gran contenido de fósforo, elemento químico esencial para que ocurran los impulsos nerviosos y sinápticos de nuestro cerebro, por lo que es muy útil para mejorar las capacidades intelectuales y nerviomotoras. Se impulsan, además, el estado de alerta y los procesos del movimiento.

Prevenir problemas cardiovasculares

La cebolla nos proporciona quercitina, que es un flavonoide que nos ayuda en múltiples aspectos de la salud, previniendo afecciones del sistema cardiovascular, como la arterioesclerosis, el colesterol elevado y la hipertensión. La cebolla, por su contenido en hierro, colabora en la formación de los glóbulos rojos, y así al transporte del oxígeno por medio de la sangre.

El consumo frecuente de cebolla, principalmente en forma cruda, como en ensaladas o como guarnición, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y circulatorias, tanto por poseer la quercitina, como por su contenido de alinasa, una enzima que reduce los niveles de colesterol en la sangre.

Reconstituir la piel

Se han descubierto propiedades benéficas de la cebolla para la piel, esto gracias a sus propiedades emolientes, antisépticas y cicatrizantes, por lo que es utilizada a nivel cutáneo para:

  • Tratar diversas afecciones como el acné
  • Desinfectar heridas superficiales
  • Tratamientos dérmicos para reducir las arrugas

Beneficiar a personas diabéticas

La cebolla puede manifestarse en diferentes colores.

La cebolla puede manifestarse en diferentes colores.

La cebolla contiene glucoquinina, que actúa de manera favorable en la disminución de los niveles de azúcar en la sangre; además, los azúcares que le componen son relativamente escasos.

Evitar calambres

La cebolla es una de las hortalizas que aportan potasio a la dieta. Este elemento químico nos ayuda a que el movimiento muscular se realice de forma satisfactoria, sin que el tejido se dañe o se contraiga involuntariamente, evitándose así los calambres musculares.

Mejorar el cabello

El sulfuro que contiene la cebolla es importante para el organismo en la producción de colágeno, uno de los componentes más representativos del cabello, pero también es útil para atender casos de calvicie por caspa, pues al igual que otras formas de azufre sirve contra la seborrea y las infecciones en el cuero cabelludo.

Restricciones en el consumo de la cebolla

Se puede ingerir cebolla libremente, salvo contradicción médica. Es una de las hortalizas más consumidas del mundo, y también una de las más saludables. Su sabor fuerte y el olor que despide la vuelven desagradable para algunas personas, especialmente para los niños pequeños.

Cuando se recubre la cebolla con papel aluminio, y se le somete a un proceso de asado sobre una parrilla calentada por carbón en combustión, por ejemplo, esta hortaliza se suaviza y toma un sabor dulce, mucho más agradable, aunque el calor también suele desprender sustancias volátiles que la componen, empobreciendo su contenido nutricional.

Este artículo es de carácter informativo, y no sustituye la opinión profesional de un médico o de un nutriólogo.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la cebolla?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 07, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-cebolla/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.