¿Para qué sirve la avena?

La avena es un cereal que proviene de la familia de plantas Poaceae. Su cosecha es anual, y tiene diferentes especies; entre las más cultivadas mundialmente se encuentran la avena sativa y la avena bizantina. Tiene raíces reticulares y abundantes, mucho más que las del resto de los cereales, debido a que son más profundas y logran una mejor absorción de nutrientes del suelo.

Este cereal exige un control de calidad en la tierra donde se siembra y cultiva, y es una planta delicada, pues tiene poca resistencia al frio y necesita una cantidad exacta de agua para sobrevivir. Por ello, se le cosecha a finales del verano y se monitorea constantemente que no se seque ni se ahogue. Por supuesto, no es recomendable para hortalizas caseras.

Es originaria de Asia Central, donde hasta el medievo europeo se consideraba una mala hierba. Sin embargo, se registra en archivos arqueológicos que en Europa Central, durante la Edad de Bronce, la avena fue utilizada. Este cereal no había tenido tanta relevancia como el trigo y la cebada, pero fue tomando un lugar importante gracias al estudio científico de sus propiedades y nutrientes.

¿Para qué sirve la avena?

La planta de la avena puede llegar a crecer entre 50 y 150 centímetros de alto. Sus hojas son planas y alargadas, y sus flores se presentan en espigas dobles o triples. Es rica en proteínas, grasas saludables, fibra, vitaminas B1, B2, B3, B6, E y minerales como calcio, zinc, cobre, fósforo, hierro, magnesio, potasio y sodio.

La avena sirve para:

  • Prevenir y combatir enfermedades cardiovasculares
  • Llevar una dieta balanceada
  • Regular la presión arterial
  • Generar energía en el organismo
  • Efectos antidepresivos
  • Prevenir la diabetes

Prevenir y combatir enfermedades cardiovasculares

El sobrepeso es un problema en alza en las poblaciones de países como México y Estados Unidos. Lleva implicado el desarrollo de condiciones como el exceso de colesterol malo (HDL: High Density Lipoprotein), las enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis y padecimientos respiratorios y digestivos.

Para combatirlos, los nutriólogos y médicos especialistas advierten que es conveniente el consumo de alimentos de origen natural, como la avena. Así se absorbe el colesterol malo y se aprovecha como energía, con mayor facilidad. Si se complementa esta ingesta con ejercicio, el proceso será más eficiente, para comenzar con un estilo de vida más saludable.

Llevar una dieta balanceada

Plato de avena y espiga.

Plato con avena y espiga.

La avena es uno de los alimentos que se incluyen al recomendar una dieta balanceada al paciente de un nutriólogo. Puede encontrarse comercialmente como hojuelas crudas, molida o como leche. Así, se puede añadir en los usos más populares, como en malteadas, en mezcla con otros cereales, en ensaladas y postres dietéticos.

Además, la avena puede incluirse en platillos veganos como sustituto de la carne. Es una gran alternativa para dar una consistencia similar a las hamburguesas, por ejemplo.

Regular la presión arterial

Los cardiólogos recomiendan agregar la avena en la alimentación, a pacientes que sufren insuficiencias en el corazón, como la taquicardia (latidos rápidos) o la bradicardia (latidos lentos). Los efectos de la avena se pueden notar bebiendo diariamente entre uno y dos vasos de agua de avena con canela, para regular la presión arterial.

Generar energía en el organismo

La avena es un cereal recomendado para ser consumido por deportistas. Aporta energía al organismo, mantiene saludables los nervios y participa en la conservación de la longevidad humana.

Efectos antidepresivos

En hospitales psiquiátricos suizos y alemanes, se promueve el consumo de avena, en cualquiera de sus presentaciones, dentro de la dieta de los pacientes jóvenes, no tanto para evitar el sobrepeso, sino para aprovechar su poder antidepresivo. Además, en los estudiantes, ayuda a disminuir la fatiga que el estrés escolar puede ocasionar.

Prevenir la diabetes

Tipos de avena

La avena es un complemento de una vida sana.

El consumo regular de avena ayuda a disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, y prevenirla al llegar a la edad adulta. Es un gran apoyo para el páncreas, que se esforzará a niveles adecuados para la generación de insulina, y contrarrestar los niveles de glucosa en la sangre.

Efectos secundarios de la avena

El consumo excesivo de avena no está relacionado con ningún tipo de padecimiento grave. Sin embargo, en su composición química se encuentran:

  • Gluten: está en pequeñas cantidades, pero en pacientes celiacos puede ser perjudicial. La celiaquía es la reacción adversa al gluten, en la que el intestino delgado se inflama, y por tanto sus vellosidades internas tienen una menor absorción de nutrientes.
  • Fibra: está en proporción elevada, por lo que si se ingiere una gran cantidad de avena, el tránsito intestinal puede descompensarse y generar como consecuencia una diarrea.
Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la avena?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 07, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-avena/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.