¿Para qué sirve el alpiste?

El alpiste es una semilla que pertenece a la familia Poaceae. Su nombre científico es Phalaris canariensis. Se obtiene de una hierba semejante al pasto, de tallos largos y de apariencia similar a la del trigo, teniendo vainas más alargadas. Las semillas se encuentran envueltas por una cáscara color marrón de textura suave y muy brillante.

Su origen se remonta a las antiguas civilizaciones del mediterráneo, aunque después de las cruzadas, invasiones y conquistas, su uso se extendió por todo el mundo. Actualmente, puede ser conseguida en cualquier punto geográfico. A diferencia de con otras hortalizas, es difícil lograr un cultivo casero del alpiste, debido a requerir un proceso dedicado y cuidadoso.

Es una de las semillas, entre su familia, con mayor cantidad de nutrientes. Lleva en su composición química un gran número de enzimas y una alta proporción de proteínas. Al prepararse molida en agua, en forma de leche, la semilla del alpiste aporta, en un vaso, el equivalente a dos o tres kilogramos de carnes, pero con aminoácidos estables.

¿Para qué sirve el alpiste?

La semilla del alpiste tiene múltiples usos; algunos de ellos medicinales y otros alimenticios. La mejor forma en la que el ser humano puede asimilar sus propiedades, es por medio de la leche de alpiste, que es una mezcla, lo más concentrada posible, de agua con semillas de alpiste.

La leche de alpiste se puede preparar en licuadora. Se recomienda molerla con alta potencia, para que también la cascarilla quede incorporada al líquido, y no sea necesario colarla. Si se separa por medio de un colador, las propiedades que se pueden aprovechar quedan mermadas.

El alpiste sirve para:

  • Alimentar a las aves
  • Desinflamar los órganos
  • Tratar enfermedades degenerativas
  • Ayudar contra el hígado graso
  • Bajar de peso

Alimentar a las aves

Las semillas del alpiste son el alimento adecuado y más recomendado para las aves, pues es bastante fácil para las plumíferas consumirlas; con el pico rompen la cascarilla y asimilan el interior. Por eso, las jaulas de las aves domésticas se llenan de estas envolturas color marrón. Se consigue en cualquier granero y en tiendas para mascotas, y no es nociva para su salud.

Desinflamar los órganos

Las enzimas contenidas en el alpiste colaboran en los procesos desinflamatorios, cuando se presenta el dolor en órganos como el hígado, los riñones y el páncreas.

Tratar enfermedades degenerativas

Es recomendado el consumo de alpiste en pacientes que sufren enfermedades de generativas como diabetes, cirrosis, hepatitis e hipertensión. Es posible tratar estos padecimientos para favorecer la calidad de vida, controlando los niveles de glucosa en la sangre y regulando el ritmo cardiaco.

Ayudar contra el hígado graso

Corazón de alpiste

El alpiste ayuda a mantener el corazón y el hígado saludables

Las enzimas presentes en la semilla del alpiste, cuando se consumen con regularidad, ayudan a la degradación química de las grasas y su eliminación, por lo que son un gran auxiliar contra el hígado graso.

Bajar de peso

La eliminación de grasas impulsada por las semillas de alpiste ayuda a las personas que están a dieta a llegar a la meta de su peso ideal. Combinada con ejercicio físico como las abdominales o las rutinas cardiovasculares, se ataca directamente la grasa acumulada en el vientre y las paredes del estómago.

La semilla de alpiste, para su consumo, se puede añadir a jugos y licuados o prepararse como leche. No existe ningún peligro para el organismo humano, ni se necesita un procesamiento extra.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve el alpiste?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 08, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-alpiste/ )

Comentarios

  1. ¿Cómo se prepara el alpiste para consumo humano para la hipertensión, hígado y demás órganos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.