¿Para qué sirve el yodo?

El yodo es un elemento químico no metálico catalogado en el grupo VIIA o familia de los halógenos. Su número atómico es 53 y es considerado un oligoelemento necesario para el desarrollo saludable de muchas formas de vida. Entre otras funciones, el yodo ayuda a fabricar la hormona tiroidea o tiroxina, un aminoácido necesario para la regulación del metabolismo.

La palabra yodo proviene del término griego iodes, que significa “color violeta”. Este nombre le fue asignado al halógeno por el químico inglés Humphry Davy, dado que el color del vapor de yodo es morado. Su descubrimiento fue por el químico Bernard Courtois en 1811.

El yodo puro se presenta como cristales negros, brillantes y volátiles. Las formas en las que se encuentra en la naturaleza son sales como los yodatos (KIO3, por ejemplo) y los yoduros (KI, por ejemplo); es abundante en el océano y en especies acuáticas como las algas y los mariscos. Generalmente, se puede obtener a diario, por medio de los alimentos que componen la dieta.

¿Para qué sirve el yodo?

El yodo como oligoelemento sirve para ayudar a un grupo de funciones que son esenciales para el sano desarrollo y el mantenimiento del organismo humano. Entre ellas se encuentran la regulación de la glándula tiroides y las hormonas que se sintetizan en ella, sustentar el crecimiento de los fetos y la regulación de los procesos metabólicos.

El yodo tiene, además, funciones como desinfectante y colorante; en la antigüedad era usado para hacer daguerrotipos. Actualmente, sus usos en la industria han aumentado debido a que numerosos productos requieren de este elemento para su elaboración. El yodo sirve como catalizador de reacciones químicas, en especial la de síntesis de agua oxigenada.

Sirve para:

  • Participar en procesos en general
  • Sintetizar sustancias importantes
  • Equilibrar el embarazo
  • Evitar enfermedades por deficiencia de yodo
  • Tratar el envenenamiento por radiación
  • Utilizarse como medio de contraste
  • Investigar varios tipos de cáncer
  • Prevenir el desarrollo de cáncer
  • Acelerar el metabolismo y bajar de peso

Participar en procesos en general

Las funciones del yodo se pueden resumir en una lista de propósitos. Sirve para:

  • Regular la función de la glándula tiroides
  • Regular los procesos del metabolismo
  • Evitar algunos tipos de cáncer
  • Mejorar la salud de la piel
  • Mejorar la salud del cabello
  • Mejorar el funcionamiento del sistema nervioso central
  • Prevenir el enanismo
  • Prevenir el bocio
  • Prevenir el cretinismo
  • Prevenir malformaciones congénitas
  • Prevenir abortos
  • Prevenir casos de infertilidad
  • Prevenir el cáncer de mama
  • Prevenir derrames cerebrales
  • Tratar la oftalmopatía tiroidea
  • Tratar el envenenamiento por radiación
  • Tratar la esporotricosis
  • Tratar la displasia mamaria
  • Mejorar la absorción de glucosa
  • Mejorar la salud celular
  • Ayudar a bajar de peso
  • Propósitos antisépticos
  • Estimular la función del crecimiento
  • Catalizar reacciones químicas
  • Como medio de contraste en rayos X
  • Fabricación de medicamentos
  • Como sustancia activa en fotografía tradicional
  • Como colorante de pinturas
  • Tratar maderas
  • Elaborar adhesivos
  • Añadirse a los alimentos balanceados para ganado
Gotero de Yodo

El yodo sirve para sintetizar la tiroxina, principal hormona de la glándula tiroides

Sintetizar sustancias importantes

En los seres vivos terrestres, el yodo centraliza su acción química en las glándulas tiroideas, para la síntesis de aminoácidos como las yodotirosinas y la tiroxina.

La tiroxina es necesaria para:

  • Asegurar un sano desarrollo fetal en las mujeres embarazadas
  • Lograr el óptimo funcionamiento del sistema cardiovascular
  • Mantener la salud del sistema musculo esquelético
  • Sustentar la hematopoyesis, que es el proceso en el que se crean, desarrollan y maduran los glóbulos blancos (leucocitos), los glóbulos rojos (eritrocitos) y las plaquetas (trombocitos)

Equilibrar el embarazo

Las mujeres embarazadas necesitan del yodo en la dieta para que sus hijos puedan desarrollarse normalmente. Atender los niveles de este elemento durante el proceso del embarazo es indispensable, pues de presentarse una deficiencia se producen abortos, deformidades en el feto y retraso mental en el mismo.

Evitar enfermedades por deficiencia de yodo

Cuando hay una deficiencia de yodo en la glándula tiroides, a lo cual se le denomina hipotiroidismo, no se sintetizan las hormonas necesarias para procesos específicos del organismo, y como consecuencia pueden surgir enfermedades y trastornos que pueden poner en riesgo la vida o dejar daños permanentes.

Del hipotiroidismo se derivan condiciones como:

  • Bocio
  • Sobrepeso
  • Mixedema
  • Cretinismo (una forma de retraso físico y mental)
  • En mujeres embarazadas, aborto espontáneo
  • En mujeres embarazadas, deformaciones en el feto
  • Retraso mental en recién nacidos y niños pequeños
  • Hipotermia, pues la temperatura corporal disminuye por debajo de la temperatura basal, la mínima que puede soportar el cuerpo en estado de reposo
  • Problemas metabólicos
  • Enanismo
  • Retraso mental

El bocio es la hipertrofia de la glándula tiroides, y ocurre cuando los niveles de TSH aumentan como respuesta a la falta de yodo. Esto promueve la vascularización y el crecimiento de esta glándula.

Para evitar el enanismo y el retraso mental se recomienda consumir suplementos que contengan yodo, sobre todo a la población que puede presentar deficiencias, como los habitantes de territorios alejados del mar o cuya dieta no contenga en abundancia este elemento.

En la actualidad, se comercializan suplementos alimenticios y multivitamínicos que le llevan como ingrediente, y también pastillas con sales de yodo, más concentradas.

Tratar el envenenamiento por radiación

El yodo es usado como protector de la tiroides en caso de exposiciones a la radiación ionizante; es el caso de:

  • Fugas radiactivas
  • Ataques nucleares
  • Exposiciones a materiales radiactivos

Cabe aclarar que el yodo no cura ni evita el envenenamiento, sino que protege a la tiroides de absorber el yodo radiactivo que se libera junto con la radiación. Se puede así evitar que la tiroides desarrolle algunas mutaciones que pueden terminar en cáncer.

Para ello, se administra en las primeras horas tras la exposición a la radiación, sobre todo en mujeres embarazadas y en niños pequeños.

Utilizarse como medio de contraste

El yodo funciona como medio de contraste para la toma de radiografías, tomografías, y en algunos tratamientos con radioterapia. Estas aplicaciones se deben a que el yodo absorbe los rayos X de manera diferente que los órganos blandos, y permite que estos se distingan mejor en las placas resultantes. En la radioterapia, se ha observado que el yodo ayuda a prevenir algunas mutaciones.

Investigar varios tipos de cáncer

Algunas universidades investigan el uso del yodo como agente anticancerígeno, dado que en estudios y pruebas clínicas se ha descubierto que este elemento disminuye el tamaño de los tumores prostáticos y mamarios. Se contempla la posibilidad de emplearlo como parte de los tratamientos contra el cáncer.

Prevenir el desarrollo de cáncer

La deficiencia de yodo está relacionada con un sobreesfuerzo de la tiroides, que en algunas ocasiones se hipertrofia y desarrolla tumores cancerosos. Por ello, se usa como preventivo contra el cáncer de tiroides y algunos otros tipos de esta enfermedad, vinculados con la actividad de esta glándula.

Acelerar el metabolismo y bajar de peso

El yodo ha sido aplicado para tratar a personas con descontrol de peso por hipotiroidismo. En esta situación, el yodo se administra como un suplemento para ayudar a la glándula tiroides a cumplir con sus funciones y a llevar al paciente a un peso saludable.

Muchos médicos desaconsejan el automedicarse con yodo o tomarlo sin una previa valoración médica, pues la sobredosis de yodo puede ser perjudicial, sobre todo si se toma en forma artificial y no a través de los alimentos.

Contraindicaciones del yodo

Los cristales de yodo se subliman, es decir, se evaporan desde la forma sólida

Los cristales de yodo se subliman, es decir, se evaporan desde la forma sólida

El yodo es un oligoelemento indispensable para el funcionamiento del cuerpo, pero si se consume en forma de suplemento se puede caer en sobredosis. Si no se padece hipotiroidismo, no es necesario añadirlo de forma artificial. Ante todo, debe haber supervisión médica.

De esta manera, no es recomendable en personas como:

  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en etapa de lactancia
  • Niñas y niños pequeños

Efectos secundarios del yodo

El yodo sí produce efectos secundarios. A pesar de que es necesario para la vida y la conservación de la salud, su consumo en exceso puede traer consecuencias graves.

Algunos de los efectos secundarios del yodo son:

  • Hipertiroidismo
  • Vómito
  • Diarrea
  • Alergias
  • Inflamación en las glándulas salivales
  • Sabor metálico
  • Enfermedades en la tiroides

El hipertiroidismo ocurre cuando la tiroides recibe demasiado yodo y acelera el metabolismo más allá de lo saludable. La sobredosis de yodo está asociado con el cáncer de tiroides.

El yodo radiactivo es nocivo, pues la tiroides lo absorbe tal cual y se desarrollan distintos tipos de cáncer, como la leucemia y el cerebral, además del tiroideo.

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve el yodo?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 02, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-yodo/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.