¿Para qué sirve el té rojo?

El té rojo o Pu’er es un té de coloración rojiza-marrón, que es elaborado a partir de las hojas de Camelia Sinensis o planta del té. Es de esta misma planta que se obtienen las variedades del té verde, el té negro, el té blanco y el té azul.

El té rojo o Pu’er obtiene su distintiva coloración rojiza gracias a los diversos procesos de fermentación que atraviesa, hasta su presentación final usada para infusión.

¿De dónde viene el té rojo?

Es originario de la región de Pu’er en la actual provincia de Yunnan en China. Se elabora exclusivamente de la variedad de la planta del té conocida como “hoja de té amplia”, oriunda del suroeste de Asia, cuyas hojas están cubiertas de una textura aterciopelada.

El té rojo se distingue de las otras variedades por su composición química. El proceso de fermentación al que se somete le aporta la coloración peculiar, el sabor, y le da sus propiedades particulares. Suele ser elaborado para su distribución en “amasijos” o emplastos de té rojo (hojas y brotes), en forma de pequeños bloques o tortas, para su consumo o almacenamiento.

¿Para qué sirve el té rojo?

El té rojo tiene múltiples usos, que se pueden clasificar de acuerdo con el fin que persiguen:

  • Acción estimulante
  • Ayuda al sistema inmunológico
  • Ayuda al aparato digestivo
  • Ayuda a la reducción del colesterol malo
  • Acción diurética
  • Ayuda a la reducción de la grasa corporal

Acción estimulante

El té rojo posee propiedades estimulantes, ya que posee alcaloides como la cafeína (A la cafeína contenida en el té se le llama teína). Los efectos benéficos que se logran en el cuerpo son:

  • Aumento de la presión sanguínea
  • Una sensación de bienestar que se acentúa
  • Alegría, mejora del estado de ánimo
  • Incremento en el ritmo respiratorio
  • Generación de energía
  • Optimización del sistema nervioso

El té rojo ha sido utilizado en China y otras regiones asiáticas por estos resultados en su consumo. El té rojo, al igual que las demás variedades de té y plantas como el cacao, el mate y el café, lleva teobromina, cuyas raíces griegas theo, “dios” y broma, “alimento”, significan “el alimento de los dioses”.

La teobromina es un estimulante nervioso, por lo que en la actualidad su uso es recomendado para ayudar a pacientes con casos leves de depresión y decaimiento del ánimo.

Ayuda al sistema inmunológico

El té rojo posee cualidades que impulsan los mecanismos de defensa del cuerpo ante posibles enfermedades, gracias a que la planta del té lleva en su composición sustancias como los Omegas 3 y 6.

Ayuda al aparato digestivo

El té rojo beneficia el proceso digestivo con diversas acciones, sobre todo en el hígado:

  • Ayuda al hígado en la eliminación de toxinas
  • Ayuda a la generación de sales biliares
  • Aumenta las secreciones biliares
  • Incrementa las secreciones gástricas (ácido clorhídrico, llamado ácido gástrico). Esta función es directamente dentro del estómago.

El té rojo sirve para la reducción del colesterol malo

El té rojo sirve como estimulante; además, para disminuir el colesterol malo y bajar de peso

Estudios científicos recientes apuntan a que el té rojo apoya la degradación del colesterol malo o LDL (Low Density Lipoprotein), convirtiéndolo en sustancias más simples que se pueden ya sea aprovechar como energía o eliminar.

Tiene acción diurética

El té rojo ayuda a evitar la retención excesiva de líquidos, facilitando la eliminación de toxinas que se encuentran en el organismo, a través del sistema urinario, en especial ayudando al filtrado y desecamiento de desechos por los riñones.

Ayuda a la reducción de la grasa corporal

El té rojo colabora generando un efecto termogénico, por lo que las grasas corporales se queman o se vuelven más solubles; se vuelve posible eliminarlas con mayor facilidad.

Si el consumidor se ejercita, los ejercicios físicos impulsarán este efecto termogénico, aportando con la aceleración del metabolismo a esa causa.

¿Existen efectos secundarios o reacciones por tomarlo?

El té rojo o Pu-her, procede de la misma planta del té, (la plana Camellia sinensis), planta de la que se producen todas las variedades de té, el té rojo pasa por varios procesos de fermentación, mismos que le dan propiedades distintas a las otras variedades de té.

El té rojo contiene cafeína.

Al contener alcaloides como la cafeína, se recomienda no consumir el té rojo cuando se toman medicamentos que también la lleven, para evitar el exceso de cafeína en la sangre.

Se recomienda que no se ingiera el té rojo con jugo de toronja. Esta bebida también puede aumentar el nivel de cafeína en el plasma sanguíneo, aumentando los efectos adversos de la cafeína dentro del organismo, que son:

  • Incremento del ritmo cardíaco
  • Agitación en la respiración
  • Ansiedad

Se destaca además que la leche puede atenuar los efectos antioxidantes del té rojo, por lo que se recomienda no consumirlos juntos.

Otro factor a tomar en cuenta del consumo regular del té rojo es que puede llegar a provocar afecciones de la absorción de hierro por el organismo humano. Si estas condiciones persisten, la persona sufrirá anemia, que es una descompensación sanguínea que provoca cansancio, debilidad y un aspecto pálido.

Citar en formato APA: ( A. 2014, 06. ¿Para qué sirve el té rojo?. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-te-rojo/.)

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve el té rojo?