Para qué sirve el aceite de coco

El aceite de coco es el extracto oleoso del fruto de la palmera cocotera (Cocos nucifera).  El aceite de coco se clasifica dentro del grupo de grasas saturadas, las cuales se caracterizan por permanecer sólidas a temperatura ambiente y resistir más tiempo al ranciarse. El aceite de coco es rico en vitamina E, vitamina K y colina.

Desde hace cientos de años se ha extraído el aceite de los cocos, tanto para la alimentación como para su empleo en diversas aplicaciones. Uno de los usos más importantes del aceite de coco es en la fabricación de jabones, productos cosméticos y como ingrediente en diversos alimentos, principalmente margarinas.

El aceite de coco se extrae de los frutos maduros de la palmera cocotera, el proceso de extracción se llama copra, que consiste en extraer la pulpa de los cocos y dejar la secar, para posteriormente prensarla  para que el aceite salga. Otra forma de extraer el aceite de coco es mediante la emulsión de la pulpa de cocos frescos con agua u otros solventes, para luego separar el aceite mediante calor o centrifugación.

El aceite de coco tiene calidad alimenticia y es empleado en gran número de alimentos, principalmente como grasa y en menor medida como saborizante. Pero debido a que se trata de una grasa saturada y promueve la formación del colesterol LDH que provoca enfermedades coronarías, se recomienda moderar su consumo, tanto en la preparación de alimentos como al consumirlo solo.

Al aceite de coco se le dan algunos tratamientos para aumentar su solidez y tenga una consistencia similar al cebo, esto es necesario para algunos productos, principalmente jabones, productos de limpieza, cosméticos y algunos alimentos. El tratamiento principal es un proceso químico llamado hidrogenación del aceite, el cual consiste principalmente en adicionar hidrogeno a las grasas o aceites mediante calor y altas presiones usando un catalizador (generalmente níquel y silicio). Esta solidificación también se aplica a algunos otros aceites para solidificarlos, especialmente al aceite de palma (Palmato de sodio) y aceite de ricino.

El aceite de coco se emplea principalmente para la producción de alimentos, pues al ser una grasa comestible y de agradable sabor, se usa para freír, para la elaboración de panes, pasteles y postres. Al ser una grasa que se endurece a temperatura ambiente, se usa para elaborar chocolates, pudines y para darle consistencia a pudines y cremas. Algunas margarinas y mantequillas vegetales, usan aceite de coco como uno de sus principales ingredientes.

¿Pero para qué sirve el aceite de coco?

Al igual que otras grasas el aceite o manteca de coco tiene muchos usos, la mayoría de ellos en la alimentación, donde se usa tanto en alimentos salados como dulces, especialmente en patillos típicos de varios países productores, como la India, Tailandia, Brasil, México y casi todas las islas del caribe y del pacifico sur.

El aceite de coco sirve entre otras cosas para:

  • Emulsionar alimentos
  • Emulsionar y darle suavidad al pan
  • Freír alimentos
  • Preparar bebidas
  • Chocolates
  • Postres
  • Repostería
  • Mantequilla vegetal
  • Margarina
  • Mayonesa
  • Saborizante
  • Veladoras
  • Jabones
  • Acondicionadores
  • Cremas corporales
  • Cremas faciales
  • Tratamientos para el cabello
  • Mascarillas para la piel
  • Biodiesel
  • Lubricante
  • Herbicidas

El aceite de coco es una grasa saturada

Cocina tradicional y cocina alternativa con aceite de coco:

El aceite de coco ha sido empleado por siglos por varias poblaciones, en especial por las poblaciones donde más abundan los cocoteros. Es tradicional el uso de la manteca o aceite de coco para varios platillos, ya sea para freír toda clase de alimentos o para darle sabor y consistencia a ciertos guisos y bebidas.

Actualmente el aceite o manteca puro de coco ha aumentado su popularidad entre ciertos grupos de la población, especialmente entre personas vegetarianas y veganas, pues consideran que es una grasa vegetal sin los efectos dañinos que producen otras grasas saturadas y otros aceites vegetales. Debido a la alta popularidad que ha conseguido el aceite de coco, se han creado y modificado varías recetas y alimentos empleando el aceite de coco como grasa principal. Algunos de estos alimentos son mantequilla, margarina, chocolate, mayonesa y salsas con base de aceite.  La manteca de coco también es usada en la cocina vegana como aglutinante y Emulsificantes en postres y alimentos crudos.

El aceite de coco sirve en la industria alimentaria:

El aceite de coco, especialmente el aceite procesado para evitar su enranciamiento es usado para la fabricación de algunos chocolates, rellenos de dulces, pastelillos y algunas margarinas. También es usado para darle una consistencia más firmé a algunos postres.

El aceite de coco se usa para elaborar jabones, bronceadores, limpiadores y cosméticos:

El aceite de coco se caracteriza por mantener en gran medida su solidez aun a temperatura ambiente. Esta dureza es aumentada mediante un proceso llamado hidrogenación de las grasas, y consiste en modificar los enlaces entre las moléculas del aceite, añadiendo hidrogeno al aceite mediante un catalizador. Este cambió químico permite que el aceite se convierta en cebo y mantenga su solidez aun a temperatura ambiente y disminuir su enranciamiento, esto ayuda a fabricar jabones de mayor calidad y cosméticos como lápices labiales y barras de maquillaje.

El aceite de coco sigue siendo uno de los aceites preferidos tanto por las industrias como por los productores artesanales para la fabricación del jabón, pues además de permitir una mayor dureza, permite un color más claro y uniforme en los jabones, además de producir una mayor cantidad de espuma y ser más adecuados para jabones de uso personal.

Actualmente existen muchos productos de belleza que contienen aceite de coco como ingrediente, principalmente aceite bronceador, cremas, mascarillas, tratamientos para el cabello y maquillajes.

Biodiesel y usos industriales:

El aceite de coco se emplea al igual que otros aceites vegetales, para la preparación de biodiesel y otros compuestos sintéticos, pues es fácil de procesar y de obtener. El aceite de coco usado permite el ser reciclado para transformarlo en biodiesel, este tipo de combustible es empleado en varios motores que funcionan con diesel.

Otros usos industriales del aceite de coco es como lubricante para algunas máquinas, como ingrediente base para la preparación de alcoholes, esteres y aminos, que se emplean para la fabricación de detergentes, solventes y limpiadores.

¿El aceite de coco puede provocarme efectos secundarios?

Sí, el aceite de coco al ser una grasa saturada, puede provocar efectos secundarios similares a los provocados por otras grasas saturadas. Pues aunque se trata de una grasa natural y obtenida en procesos artesanales, sigue siendo una grasa saturada y la mayoría de las organizaciones de salud y los médicos desaconsejan el uso prolongado del aceite de coco en la alimentación.

El componente más dañino del aceite de coco es el ácido láurico, que es un tipo de grasa muy saturada y cuyo aroma le da el característico olor a jabón a los cocos cuando se calientan. El ácido láurico al ser una grasa saturada aumenta los niveles de colesterol, tanto el colesterol bueno (HDL) como el colesterol malo (LDL). Esto provoca un aumento en las enfermedades coronarias y cerebrovasculares, por ello no se recomienda el uso continuo del aceite de coco o en grandes cantidades.

En general se recomienda que el consumo de aceite de coco sea moderado y en poca cantidad, sobre todo si se padecen enfermedades coronarias o se tiene predisposición a estas.

Este artículo es solo para fines educativos y sustituyo la opinión médica profesional.

Citar en formato APA: ( A. 2018, 05. Para qué sirve el aceite de coco. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-aceite-de-coco/.)

Escribe un comentario en Para qué sirve el aceite de coco