¿Para qué sirve la luteína?

La luteína es una sustancia química clasificada en la familia de los carotenoides, los cuales actúan como antioxidantes. Estos compuestos son liposolubles y se generan en las plantas, hallándose sobre todo en sus hojas, donde funcionan como protección de las células vegetales ante los efectos dañinos de exponerse a la luz del sol.

En el ser humano, la luteína se localiza en el centro de la retina del ojo, zona de nombre “mácula”, y se identifica como la amarillenta mancha en la retina. En este aspecto, la luteína cumple su función como protectora de los ojos al filtrar la luz. De este modo, este carotenoide es capaz de prevenir la degeneración macular, la causa raíz de la ceguera progresiva en la tercera edad.

¿Para qué sirve la luteína en la vida diaria?

La luteína, gracias a su acción antioxidante, es una gran protección de los ojos contra la incidencia de los rayos UV que lleva la luz del sol. Es por ello que las personas que pasan mucho tiempo bajo la radiación solar deben tomar conciencia al respecto, y moderarse en cuanto a la exposición a esta energía potencialmente dañina.

Estas personas en específico deben llevar un régimen alimenticio rico en luteína. Esta se encuentra en verduras como el brócoli, la col, los chicharos o guisantes las espinacas y la lechuga verde. Se ha demostrado por medio de estudios científicos que esta dieta abundante en luteína, efectivamente, retrasa el surgimiento de la degeneración macular.

La luteína sirve para:

  • Prevenir la degeneración macular
  • Proteger a los ojos contra las cataratas
  • Mantener la salud de los ojos
  • Funciones antioxidantes
Frasco de luteína

La luteína sirve para mejorar la salud ocular.

Para prevenir la degeneración macular

La luteína sirve para disminuir el riesgo de que aparezca una degeneración macular con la edad. Este carotenoide es absorbido desde la digestión y transportado hacia los ojos por medio de la circulación sanguínea. Es en los ojos que la luteína se concentra en la mácula, para comenzar a trabajar como protectora del tejido ocular.

La luteína interviene para evitar el pleno contacto del ojo con los peligrosos rayos UV de la luz solar; se encarga de absorberlos y debilitar el impacto de su onda. Una baja cantidad de luteína en el ojo aumenta la probabilidad de que aparezca una degeneración macular en la tercera edad. El consumo de luteína reduce este riesgo un 40% aproximadamente.

Para proteger a los ojos contra las cataratas

Cuando falta luteína en los ojos, se presenta un riesgo de que se desarrollen cataratas, que son el enturbiamiento del cristalino, parte fundamental del ojo gracias a la cual la visión se mantiene clara. El consumo suplementario de luteína puede impulsar la prevención de su aparición en un 20% aproximadamente.

Mantener la salud de los ojos

La luteína, como carotenoide, se encarga de mantener en óptimas condiciones los ojos, tanto en el aspecto de la visión como en el orgánico. De este modo, se evitará que los factores externos y con incidencia prolongada, como la luz solar, perjudiquen su funcionamiento. A la vez, se dará vitalidad y longevidad a los tejidos de los órganos visuales.

Como antioxidante

Cuando la luteína se encuentra en el tejido del ojo, comienza su actividad química para destruir o neutralizar los radicales libres, que son sustancias que degradan la composición de las células. El proceso de degradación se denomina oxidación, dado que se desprenden electrones de la estructura superficial de las membranas.

La luteína se encarga de contrarrestar la presencia de las especies oxidantes, por lo que se le considera un “antioxidante”.

¿Cuánta luteína debo tomar?

La luteína, como suplemento alimenticio, se presenta en forma de cápsulas. Cada una de ellas está constituida generalmente por 20 miligramos de luteína y componentes diluyentes, como el dióxido de silicio. En una situación de salud normal, se puede tomar una cápsula diaria, durante la comida, que es cuando se pueden absorber mucho mejor los carotenoides.

Alimentos con luteína

Los alimentos de color verde contienen luteína.

Contraindicaciones de la luteína

La luteína suplementaria, al existir la posibilidad de que contenga componentes inadecuados para una situación de salud, está contraindicado en personas como:

  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en etapa de lactancia
  • Pacientes hipersensibles a los componentes de la fórmula
  • Pacientes con enfermedades crónicas
  • Menores de edad

Efectos secundarios de la luteína

No se ha reportado ningún efecto secundario severo en la administración de este carotenoide. Sin embargo, cuando la luteína se consume en exceso como suplemento alimenticio, puede provocar molestias gastrointestinales. El aporte mínimo diario de luteína se encuentra entre 4 y 6 miligramos. Hay que tomar precauciones de no exceder el consumo máximo permisible.

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la información médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la luteína?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 10, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-luteina/ )

Categoría: Salud | Comentarios: 0

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.