¿Para qué sirve el aceite de almendras?

El aceite de almendras es el extracto líquido y viscoso que se obtiene de las almendras. En su forma más pura y natural, tiene propiedades hidratantes y regenerativas de las células de piel humana, dañadas por efecto de las condiciones en el entorno natural.

Ha sido utilizado sobre todo en las zonas geográficas en que los rayos solares son tan intensos que lastiman la piel de los pobladores. Su uso se conoce desde la antigüedad en la India, expandiéndose por diferentes partes del globo terráqueo gracias a la importación y la exportación de este producto.

A pesar de que el origen de sus aplicaciones se ha dado en el continente Asiático, el aceite de almendras tiene, hoy en día, a España como el principal exportador. Y no sólo eso, es desde este país europeo que también se exportan las almendras para procesarlas.

¿Para qué sirve el aceite de almendras?

Gracias a los componentes naturales de las almendras, su aceite es considerablemente benéfico, teniendo usos en los aspectos de la salud y la cosmetología.

El aceite de almendras sirve para:

  • Cuidar la apariencia de la piel
  • Reducir las estrías
  • Rejuvenecer la piel
  • Cuidar el cabello
  • Combatir el estreñimiento
  • Disminuir la inflamación
  • Obtener nutrientes

Cuidar la apariencia de la piel

El aceite de almendra ayuda a mejorar y nutrir las células de la epidermis, volviéndola más suave, tersa y provista de elasticidad. Ablanda el tejido y reconstruye las células dañadas por la exposición constante y prolongada al sol y la humedad.

Reducir las estrías

Se recomienda el uso del aceite de almendras para reducir la aparición de las estrías en pacientes como:

  • Las mujeres embarazadas: después del nacimiento del bebé, la piel está propensa a quedar con marcas de estiramiento. Con el aceite de almendras, esto se previene lo mejor posible, de manera natural.
  • Personas que acaban de bajar de peso: el sobrepeso tensa tanto la piel que, después de un proceso de reducción de peso, las estrías se hacen presentes. La elasticidad del tejido ha sido vencida, pero con el aceite de almendras, este se puede reparar en cierta medida.

Rejuvenecer la piel

Aceite de almendras

El aceite de almendras tiene variedad de fines estéticos

En tratamientos de rejuvenecimiento, el aceite de almendras se puede aplicar en el contorno de los ojos, para borrar las bolsas causadas por la edad y el desvelo. También se inhiben las arrugas y las líneas de expresión marcadas en el rostro.

Para una mayor efectividad en la regeneración, se recomienda que su aplicación sea constante, complementando los rituales nocturnos o la rutina matutina.

Cuidar el cabello

El uso del aceite de almendras no se limita al cuidado de la piel. También es sugerida por los estilistas para darle brillo y suavidad al cabello seco y de puntas quebradizas. Se debe aplicar antes del lavado del cabello, para que surta un mejor efecto, y este recupere la vitalidad y una apariencia nutrida.

Combatir el estreñimiento

El aceite de almendras es parte de una preparación o tratamiento para evitar padecimientos del tracto digestivo y aliviar el estreñimiento. El tránsito intestinal se vuelve más eficiente y los alimentos se desintegran mejor para ser aprovechados al máximo.

Disminuir la inflamación

Se recomienda que el aceite de almendras se combine con otros aceites vegetales, para tratar la inflamación. El tejido que se ensancha se encuentra acompañado de mucosidad. Esta mezcla de aceites la despejan para reducir con rapidez esta condición.

Obtener nutrientes

El aceite de almendras lleva consigo gran cantidad de beneficios contenidos en las almendras. Entre la variedad de estas, la almendra dulce es la que posee mayor concentración de nutrientes para el cuerpo humano.

Entre ellos, sobresalen:

  • Complejo B: vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina)
  • Vitamina E (tocoferol)
  • Vitamina D (calciferol)
  • Minerales: zinc (Zn), hierro (Fe), calcio (Ca), magnesio (Mg), fósforo (P), potasio (K)
  • Proteínas: sustituye a las proteínas animales en una dieta vegetariana, por lo que se usa como complemento proteico.

Efectos secundarios del aceite de almendras

El aceite se extrae de las almendras con solventes orgánicos

El aceite se extrae de las almendras con solventes orgánicos

El aceite de almendras puede ser utilizado libremente, para ingerirse o aplicarse directamente sobre el cuerpo. Las únicas contraindicaciones que pueden mencionarse, para evitar efectos secundarios, son:

  • No aplicarse sobre personas que presenten alergia a este aceite
  • No ingerirse en personas que sean alérgicas a las almendras

Hasta el momento, no se ha registrado evidencia de intoxicación o envenenamiento causado por este aceite. Siempre es recomendable acudir con un especialista para despejar dudas e inquietudes a este respecto.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve el aceite de almendras?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 11, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-aceite-de-almendras/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.