¿Para qué sirve el aceite de argán?

El aceite de argán es la sustancia oleosa que se extrae de la planta del mismo nombre. El argán, cuya denominación científica es Argania Spinoza, es un árbol semidesértico que llega a medir entre 8 y 10 metros de alto, bastante frondoso y con hojas de forma ovalada y alargadas. Aunque este árbol se desarrolla en zonas áridas, se puede adaptar en otros sitios fértiles, de clima cálido.

Sus frutos son semiovalados, con cubierta amarilla cuando ya están maduros. Cada uno de ellos contiene dos o tres semillas, de las cuales se extrae el aceite, para después utilizarlo para multitud de propósitos. Entre los usos más conocidos del argán se encuentra este aceite, que a su vez sirve como ingrediente para elaboración de cosméticos y para cuidado de piel, cabello y uñas.

El argán es un árbol originario de Marruecos, y desde la antigüedad ha sido una de las fuentes de materia prima de esta región africana. Es por los beneficios de su aceite que se aprovecha, tanto a nivel industrial como doméstico, para aplicarse en el cuerpo.

¿Para qué sirve el aceite de argán?

El aceite de argán, líquido extraído de las semillas de esta planta, es benéfico en el ámbito de la producción industrial y en aspectos estéticos y de cuidado del cuerpo.

Sirve para:

  • Alimentar ganado
  • Reparar cabello y uñas
  • Regenerar piel

Alimentar ganado

El aceite de argán se usa en Marruecos para añadirse en el forraje para las cabras. Cuando ellas consumen los frutos del argán y extraen de ellos las semillas, al aceite se le denomina “aceite de cabra”. Algunos productores usan estas semillas previamente procesadas por las cabras, para extraerles el aceite. Por eso, algunos aceites tienen el olor particular a cabra o a heces.

Reparar cabello y uñas

El aceite de argán ha cobrado popularidad recientemente, gracias a que es más efectivo que otros aceites que se usan para este propósito, como el aceite de oliva o el aceite de coco. El cabello lo absorbe más fácilmente y no deja una sensación grasosa ni pegajosa como aquellos.

Sus usos específicos en el cabello y las uñas son:

  • Fortalecer estructuralmente el cabello
  • Regenera los tejidos capilares
  • Refuerza la queratina de las uñas
  • Devuelve el brillo y la dureza a las uñas

Regenerar la piel

Botella de aceite de argán

El aceite de argán se usa con fines estéticos y nutricionales.

El aceite de argán ayuda a la piel a lucir nutrida, y a fortalecerse contra agentes ambientales.

Sus usos específicos en la piel son:

  • Ayuda a absorber las vitaminas A y E, que son antioxidantes y regenerativas de los tejidos
  • Contrarresta el acné
  • Reduce las arrugas
  • Es antiséptico, ayudando a mantener la piel limpia
  • Elimina progresivamente las estrías
  • Ayuda a desaparecer mejor las cicatrices de las heridas
  • Humecta la piel, manteniendo una buena concentración de agua en las células del tejido
  • Protege el tejido, conservando su fortaleza ante agentes ambientales
  • Regenera con mayor rapidez las quemaduras
  • Elimina las cicatrices de la varicela

Historia del argán

Los pobladores marroquíes han tenido conocimiento sobre el aceite de argán desde hace más de 2000 años, y lo han aplicado contra padecimientos cutáneos, en su alimentación, y para cuidar cabello y uñas, entre otros usos.

Para el año de 1999 ya había habido una sobreexplotación del argán, por ser un recurso muy característico de Marruecos; estaba en peligro de extinción. Sin embargo, para evitar que esto sucediera, la UNESCO decidió que esta planta y su hábitat fueran patrimonio de la humanidad.

Gracias a esta decisión, empezó la protección y el cultivo de más árboles. Desde entonces, se tiene una mejor conciencia sobre los productos del argán y sus propiedades regenerativas y cosméticas.

Las compañías que elaboran cosméticos colaboran plantando árboles de argán en regiones cálidas del mundo, para que no se descompense su población y a la vez haya más materia prima de la cual disponer.

Extracción del aceite de argán

El aceite de argán se obtiene mediante un proceso de extracción, el cual consta de una serie de pasos bien definidos:

  • Los frutos del argán se ponen a secar al sol
  • Los frutos se rompen para sacar las semillas
  • Las semillas se muelen, creando una pasta
  • La pasta de las semillas se mueve y amasa
  • Se aplica presión a la pasta para que fluya el aceite
  • Si es necesario, se purifica o filtra el aceite
  • El aceite se envasa en presentaciones para uso doméstico o en grandes cantidades para uso en procesos industriales.
Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve el aceite de argán?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 07, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-aceite-de-argan/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.