¿Para qué sirve la fotodepilación?

Entre los métodos de depilación definitiva hay dos métodos: el láser y la fotodepilación. No hay que confundirlos porque cada uno hace una cosa diferente. Depilan, sí. Pero no lo hacen con los mismos resultados.

¿Para qué sirve la fotodepilación?

Es un método depilatorio definitivo. Para su aplicación se debe realizar siempre en una clínica especializada, siempre en manos de expertos cualificados y en un centro bien preparado.

¿Cómo se realiza? Antes de la primera sesión se debe mirar el tipo de piel de la paciente. Se le hace firmar un consentimiento donde expresa que le han explicado cómo funciona el tratamiento, los resultados y demás. A continuación deberás rellenar un formulario con tu tipo de piel, color, sensibilidad, si tomas medicamentos, alguna enfermedad, alergia, etc. Una vez hecho esto puede ser que te prueben simplemente un poco el haz de luz para comprobar si te va bien, si aguantas el calor sin problemas, subir o bajar la temperatura y su grado de potencia…

Una vez hecha la sesión de tolerancia, que es como lo llaman, la primera sesión siempre es igual con algunas diferencias mínimas dependiendo de la zona a depilar. Cuando acudas al centro debes ir depilada pero si no lo has hecho no pasa nada porque te rasuran allí mismo. Siempre tener en cuenta que la depilación ya no la podrás realizar de raíz. Siempre deberás depilarte rasurando el vello. Con cremas depilatorias, con cuchilla… pero no con pinzas, ni con cera, ni maquinas eléctricas… porque si lo haces el tratamiento no será efectivo.

Una vez rasurada la zona te aplicarán un gel sobre la zona para que la luz trabaje mejor y no te queme la piel. No se nota dolor, siempre teniendo en cuenta la frecuencia que te administren (porque hay grados) el tipo de vello que tengas (cuanto más gordo más duele), tu sensibilidad…

Los disparos no suelen durar mucho, lo que más dura son las piernas enteras.

Cuando han terminado te retiran el gel y te aplican un gel calmante o aloe vera, que es lo recomendable.

Durante unas cuatro o seis semanas no debes volver y después repetir la sesión. Cuantas más sesiones lleves más tardará en salirte el vello, será más fino y en menos cantidad.

Generalmente tarda en salirte el vello y ya no te rasuras con la misma frecuencia que antes, pero depende de las sesiones que lleves. A las cuatro o cinco sesiones ya deberías realizarte las sesiones cada X meses.

Es un método muy eficaz para eliminar el vello durante bastante tiempo.

loading...

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve la fotodepilación?