¿Para qué sirve la sábila?

Sábila es el nombre más común con que se conoce a las distintas especies del género aloe, más específicamente a las plantas de aloe vera y en ocasiones al aloe arborescens y al aloe maculata. La sábila es una planta suculenta, es decir que sus hojas son gruesas y guardan agua y nutrientes para la época de sequía, pues estas plantas son de clima semiárido, creciendo naturalmente en zonas áridas de África de donde se ha extendido al resto de los continentes, aunque hay variedades nativas de otras regiones. Aunque físicamente son muy parecidos los aloes con los agaves, no son el mismo género de plantas ni tienen los mismos usos.

La sábila es una planta físicamente similar a los agaves, es decir que tiene hojas triangulares largas, aplanadas, gruesas y con espinas en las orillas. Estas hojas van unidas en forma de roseta a un solo tronco, de manera que todas las hojas de la sábila están conectadas directo al tronco y no a algún tallo. Cuando las sábilas maduran lo suficiente desarrollan sus inflorescencias, que son racimos de flores que crecen en un solo tallo en el centro de la planta.

Estas inflorescencias pueden ser amarillas, verdosas, naranjas o rojas, según la variedad de la planta y las condiciones en que crezca. Tanto las hojas de la sábila como sus flores son comestibles, pero debido al amargo sabor de sus hojas es más común consumir como verdura solo las flores.

El gel de la sábila se encuentra adentro de sus hojas, en la mayoría de los casos es un gel transparente o color verde claro, pero según la madurez de la planta o de lo deshidratada que esté, el gel puede tornarse amarillo o ámbar debido a su látex, el cual algunas personas confunden con la solución de yodo, pues es de un color similar, aunque no es la misma sustancia.

La sábila es una planta considerada medicinal por muchas culturas, por ello su principal uso es como remedio para muchas enfermedades y trastornos, principalmente problemas de la piel, ya que el gel de aloe es muy hidratante y calma el dolor y el picor en la piel. La sábila se cree que es una planta que previene muchas enfermedades, por ejemplo el cáncer, la diabetes y la hipertensión entre otros trastornos, pero no hay estudios que comprueben al cien por ciento su efectividad.

¿Para qué se usa la sábila en la vida diaria?

Esta planta suculenta tiene como principal característica el gel que contienen sus hojas. Este gel tiene muchas propiedades que lo hacen ideal para varios remedios herbales, principalmente para ayudar a sanar heridas y tratar la piel lastimada o deshidratada. En muchas partes del mundo se usa el té de sábila para calmar o prevenir enfermedades, como la diabetes, los problemas intestinales e hipertensión.

La sábila sirve entre otras cosas para:

  • Aliviar quemaduras leves
  • Curar heridas poco profundas
  • Desinfectar heridas superficiales
  • Calmar la comezón
  • Hidratar la piel
  • Disminuir arrugas
  • Aclarar la piel
  • Eliminar células muertas de la piel
  • Aliviar trastornos gastrointestinales leves
  • Laxante
  • Disminuir la glucosa en la sangre
  • Mejorar la digestión
  • Mejorar el sistema inmune
  • Desintoxicar el organismo
  • Tratar la tiña
  • Mejorar la cicatrización
  • Se usa para bajar de peso
  • Se usa en cosméticos
  • Se usa en champús
  • Se usa en cremas para la piel
  • Se usa en bebidas
  • Se usa en algunos alimentos
  • Las flores son comestibles

Enfermedades y trastornos de la piel

El gel de sábila o aloe vera ha sido usado por siglos como tratamiento para diversos trastornos y enfermedades de la piel, pues entre sus funciones tiene la de desinfectar, calmar el ardor y suavizar la piel.

Tradicionalmente se usa solamente el gel de la sábila para curar las enfermedades de la piel, pues el látex amarillo resulta irritante para algunas pieles sensibles, y las flores no tienen efectos calmantes en la piel.

Algunas de las enfermedades que más comúnmente se tratan con sábila son la psoriasis, la dermatitis, el acné, las rozaduras y las úlceras. En algunos lugares se usa directamente sobre la piel herida o lastimada cataplasmas de sábila o trozos de hojas sin una parte de la piel, de manera que el gel de sábila tenga contacto directo con la piel lastimada. Actualmente no se aconseja el uso de sábila en heridas profundas o lesiones expuestas, pues puede empeorar las lesiones en la piel o provocar infecciones.

Estreñimiento y trastornos gastrointestinales

La principal sustancia activa de la sábila es la aloína, la cual es un glucósido con propiedades laxantes. La aloína se encuentra más específicamente en el látex de las hojas de la sábila, es el líquido ambarino que desprenden las hojas de sábila cuando se les hace un corte. Esta sustancia se emplea en distintos productos para combatir el estreñimiento, pues la función principal de la aloína es como acelerador de la defecación, esto gracias a que estimula el peristaltismo intestinal, es decir las contracciones y los movimientos naturales que hacen los intestinos para la digestión.

La aloína no se encuentra propiamente en el gel de las hojas de sábila, sino en la piel o cáscara que cubre al gel, por eso se suele usar las hojas con todo y la parte verde para los batidos y tés contra el estreñimiento. La fibra de las hojas de sábila también es útil contra el estreñimiento, por ello algunos productos contienen fibra de aloe como parte de sus ingredientes.

Se cree que la sábila ayuda a prevenir problemas digestivos, pues su amargo sabor estimula  la producción de gastrina, una hormona producida por el estómago. La gastrina ayuda a que el ácido gástrico y otras sustancias como la bilis y el jugo pancreático sean liberadas por estómago y otros órganos del aparato digestivo, lo que contribuye a una mejor digestión, especialmente de las grasas y los alimentos pesados.

Diabetes, cáncer y enfermedades degenerativas

La sábila tiene la propiedad de ser hipoglucemiante, esto significa que ayuda a que los niveles de glucosa en la sangre disminuyan. Esta propiedad hipoglucemiante de la sábila es útil para los casos de diabetes tipo II, cuando todavía hay funciones en el páncreas.

La sábila contiene una sustancia llamada emodina, la cual es un compuesto orgánico con propiedades hipoglucemiantes, lo que ayuda a que los niveles de glucosa en la sangre disminuyan. La sábila también contiene glucomanano, que es un polisacárido con la propiedad de saciar el apetito y bajar los niveles de colesterol.

Tanto la emodina, como el glucomanano, la fructosa, el mucílago y la fibra que contiene la sábila, contribuyen a mejorar la salud de las personas con diabetes, pues algunas de estas sustancias disminuyen la glucosa en la sangre y el colesterol, y otras ayudan a saciar el apetito y mantener saludables los niveles de glucosa. Esto no significa que la sábila “cure” la diabetes, sino que ayuda a controlar más fácilmente la glucemia.

Muchas personas creen que la sábila ayuda a combatir  el cáncer, pero no hay estudios serios que abalen dichas afirmaciones. Actualmente no existe la suficiente evidencia para afirmar que la sábila cure o disminuya los tumores cancerosos. La sábila puede ayudar a disminuir algunas molestias relacionadas con el cáncer, como el estreñimiento y algunos trastornos digestivos. También puede disminuir las cicatrices y úlceras producidas por el cáncer y las cirugías.

¿La sabía puede provocarme efectos secundarios?

Sí, aunque generalmente es inofensiva si se toma con cuidado y en las dosis recomendadas. La sábila puede resultar irritante para algunas personas, tanto si es ingerida como si es tomada. El látex de sábila puede resultar irritante para algunas pieles sensibles, e incluso puede provocar alergias y trastornos de la piel.

Al ser laxante, la sábila y sus extractos pueden provocar diarrea y vómito, por ello no se recomienda en mujeres embarazadas, personas débiles y niños pequeños.

Algunos de los efectos secundarios de la sábila son:

  • Urticaria
  • Enrojecimiento
  • Diarrea
  • Vomito
  • Nauseas
  • Dolor de estómago
  • Cólicos

Es muy importante no auto medicarse ni sustituir la medicación establecida por el médico, con sábila ni ninguna otra planta. Es caso de cualquier molestia relacionada con el uso de la sábila es importante dejar su uso y visitar al médico.

Este artículo es solamente para fines didácticos y no sustituye la opinión médica profesional.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la sábila?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 07, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-sabila/ )

Categoría: Salud | Comentarios: 16

Comentarios

  1. Para los calvitos, les nace pelito.
    Seguro que si.

  2. En mi familia se usa para todo tipo de enfermedades pero me gustaría saber si la puedo usar para combatir el espolón y cómo.

  3. Es muy bueno y sabroso. Se me quitaron todos los malestares.
    ¿Cómo se sienten todos ustedes hoy?

  4. La sábila es buena para el cabello, las enfermedades y para la cara.

  5. yo quisiera saber si la sabila tambien servira para los quiste en los ovarios

    • ¿Cómo se utiliza la sábila para la caída del cabello?

    • Tomas la penca te la pones x las noches, despues de lavar el pelo no importanta durante dia pela el pedacito tallalo en tu cabeza, Toma tiempo pero todos Los Dias.

  6. User Avatar

    Desde que estaba chica uso la sábila.

  7. Tomare cápsulas gracias

  8. Yo estoy usando la savila desde haca mas de 10 años, pero no sabia de tantos beneficio que tiene y los resultados han sido maravilloso gracias por la información.

  9. bueno muchas grasias por el tips saque 9.7 grasias

  10. me sorprendio esto k bn

  11. k bueno esta los felicito

  12. User Avatar

    jose angel Dominguez

    Gacias por sus comentarios, tengo tiempo con la glucosa que tomo, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.