¿Para qué sirve el ketoconazol?

El ketoconazol es un medicamento antimicótico, es decir, que ataca las invasiones de hongos microscópicos. Está clasificado en el grupo de los imidazoles, que son fármacos antifúngicos que actúan al nivel de las paredes celulares de los hongos. El ketoconazol es empleado contra infecciones fúngicas en la piel, especialmente la candidiasis cutánea y la tiña.

El mecanismo de acción del ketoconazol es similar al de otros antimicóticos imidazólicos, como el fluconazol, el imidazol, el clotrimazol y el miconazol, entre otros. Trabaja interfiriendo en la síntesis de las membranas celulares microbianas. Este fármaco interactúa con una enzima llamada 14-alfadesmetilasa, la cual pertenece a una hemoproteína llamada citocromo P-450.

La hemoproteína citocromo P-450 es necesaria para la creación de ergosterol, una sustancia presente en la membrana de los hongos, y el ketoconazol detiene finalmente su producción. Cuando ya se ha alterado la membrana celular fúngica, se evita que se multipliquen, de manera selectiva y sin interferir demasiado con las células humanas.

¿Para qué sirve el ketoconazol?

El uso principal del ketoconazol es como fungicida, por lo que es recurrido para eliminar infecciones por hongos en distintas partes del cuerpo que guarden una cantidad constante de humedad. La humedad es la condición que favorece la reproducción de los hongos.

Hay varios productos con ketoconazol según las enfermedades para las que vaya dirigido, por ejemplo champú, ungüentos, óvulos, crema, pastillas y suspensión para los consumidores humanos, y en forma de champú, cremas y pastillas para las mascotas. Usualmente, las pastillas de ketoconazol se presentan en 200mg y hasta 400mg, y las concentraciones son del 2% en líquidos.

El ketoconazol sirve para:

  • Tratar diversidad de infecciones y condiciones
  • Tratar la tiña y la dermatitis seborreica
  • Tratar la candidiasis vaginal, estomacal y cutánea
  • Tratar casos de cáncer de próstata

Tratar diversidad de infecciones y condiciones

Tubo de ketoconazol, pomada.

El ketoconazol trata infecciones por hongos

Los usos más comunes del ketoconazol están orientados al tratamiento de infecciones y condiciones como:

  • Tiña versicolor
  • Tiña perianal
  • Tiña en los pies
  • Tiña en la cabeza
  • Leishmaniasis
  • Caspa
  • Seborrea
  • Infecciones por Candida albicans
  • Infecciones por Trichophyton
  • Infecciones por Tinea corporis
  • Infecciones por Epidermophyton
  • Pitiriasis
  • Dermatitis seborreica
  • Candidiasis cutánea
  • Cáncer de próstata

Tratar la tiña y la dermatitis seborreica

El ketoconazol ha dado buenos resultados como tratamiento contra todas las formas de tiña, tanto la tiña versicolor como la tiña inguinal, el pie de atleta y la tiña de la cabeza. Para cada una de estas formas de tiña, se emplea una presentación adecuada del ketoconazol, para facilitar su aplicación y aumentar su efectividad.

Para la pitiriasis versicolor, también conocida como tiña versicolor, el ketoconazol se usa tanto en gel corporal como en pastillas o suspensión oral. En el pie de atleta se suele emplear el ketoconazol en ungüento y en polvos con talco. Para tratar la tiña de la cabeza se usa en forma de champú, y para la tiña perianal o la tiña inguinal se puede usar en pomadas y ungüentos.

La dermatitis seborreica es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la descamación de la piel, el aumento de grasa capilar, granos y comezón. Esta enfermedad no tiene una causa única; se sabe que hay factores hereditarios y ambientales que la impulsan, y se cree que el hongo Malassezia también puede provocarla.

El ketoconazol se usa sobre la dermatitis seborreica, cuando se sospecha que puede ser causada por el hongo anterior mencionado. Se emplea tanto en humanos como en animales, como los perros, a los cuales puede provocar otitis e irritación en la piel.

Tratar la candidiasis vaginal, estomacal y cutánea

Las infecciones por Candida albicans son las más comunes, pues esta levadura suele habitar los intestinos y la vagina como parte de la microbiota natural del organismo. Sin embargo, cuando hay cambios hormonales, defensas bajas o se altera la flora al usar antibióticos, las levaduras u hongos microscópicos suelen aumentar hasta provocar infestaciones.

Las más comunes son infecciones vaginales e infecciones en el tracto digestivo, seguidas por infecciones en los pliegues de la piel y en los genitales masculinos. El ketoconazol se usa tanto en forma de óvulos como de crema en la zona vaginal. En las infecciones orales y estomacales, puede usarse en forma de suspensión.

Para tratar las infecciones genitales masculinas, se utiliza en cremas y en tratamientos orales.

Tratar casos de cáncer de próstata

Actualmente, se estudian los efectos del ketoconazol como parte de la terapia contra el cáncer de próstata. El ketoconazol, además de ser fungicida, tiene propiedades inhibidoras de la testosterona, la aldosterona y el cortisol.

Esto se debe a que el ketoconazol en dosis altas interfiere en la síntesis de la testosterona por los testículos y por las glándulas adrenales. Estas características son empleadas para ayudar en algunos casos de cáncer de próstata.

El ketoconazol, al inhibir los andrógenos, tanto en las células normales de la próstata como en las células cancerosas, detiene su crecimiento y reproducción. Los andrógenos activan el receptor de andrógeno, que es una proteína que estimula la expresión de genes especiales encargados del crecimiento de células en la próstata.

Debido a los efectos secundarios del ketoconazol, sólo se aplica en el cáncer de próstata cuando el médico lo determine. La inhibición de los andrógenos desaparece a los pocos días de suspender el tratamiento con el ketoconazol.

Contraindicaciones del ketoconazol

El ketoconazol ayuda a combatir el pie de atleta

El ketoconazol ayuda a combatir el pie de atleta

El ketoconazol debe administrarse bajo supervisión médica o evitarse completamente en personas como:

  • Adolescentes
  • Niñas y niños
  • Mujeres embarazadas, a menos que el médico valore una relación riesgo beneficio favorable y decida emplearlo, generalmente de manera tópica y por poco tiempo.
  • Mujeres en etapa de lactancia
  • Pacientes con antecedentes de enfermedad hepática
  • Pacientes con antecedentes de insuficiencia renal

Efectos secundarios del ketoconazol

El ketoconazol produce efectos secundarios si no se aplica bajo vigilancia médica. Entre ellos se encuentran:

  • Molestias gastrointestinales temporales
  • Dolor de cabeza
  • Ginecomastia
  • Problemas hepáticos
  • Oligospermia
  • Impotencia sexual masculina
  • Trastornos menstruales
  • Disminución del apetito sexual masculino
  • Vómito
  • Náuseas
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Urticaria
  • Azoospermia
  • Daño renal

Estos efectos pueden desaparecer en un tiempo breve después de detener el consumo del ketoconazol. Algunas personas se automedican con ketoconazol para inhibir la testosterona y ayudarse a desarrollar características femeninas, pero esto puede ser peligroso debido a los efectos secundarios que produce por su uso prolongado.

En las mujeres embarazadas, el ketoconazol puede provocar ciertas anomalías en los fetos, por lo que no se aconseja emplearlo. Este fármaco se excreta por la leche materna, así que no se recomienda durante la etapa de lactancia.

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve el ketoconazol?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 10, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-ketoconazol/ )

Comentarios

  1. ¿Cómo se toma ketaconzol para la candidiasis crónica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.