¿Para qué sirve el aciclovir?

El aciclovir es un fármaco antiviral utilizado para tratar las infecciones por virus. Está considerado dentro del grupo de los análogos de ácidos nucleicos, los cuales son sustancias que se asemejan químicamente al ADN y al ARN en los organismos. Entre las invasiones virales que se tratan se encuentran: el herpes tipo 1 y 2, la mononucleosis y la varicela.

El aciclovir es un antiviral, y no debe confundirse con los viricidas. Un antiviral previene la reproducción de los virus. Un viricida destruye a los ya existentes. El mecanismo de acción del aciclovir se basa en evitar la replicación del virus, por medio de la inhibición de la síntesis del ADN de los virus. Interfiere específicamente con el ADN polimerasa, deteniendo su multiplicación.

Con esta acción, el aciclovir detiene progresivamente los síntomas y signos de las enfermedades virales mencionadas. Así como hay antibióticos que únicamente actúan ante ciertas bacterias, este fármaco antiviral sólo funciona con ciertos tipos de virus, como el del herpes y los citomegalovirus, que están relacionados con la mononucleosis y con la varicela zóster.

¿Para qué sirve el aciclovir?

Como medicamento antiviral, el aciclovir es útil para minimizar los virus mencionados y para acelerar la curación de las lesiones que provocan sus infecciones. Su acción es predominante en el combate a los virus que provocan el herpes.

El aciclovir sirve para:

  • Tratar enfermedades virales especificas
  • Tratar el herpes
  • Tratar la varicela
  • Tratar la mononucleosis

Tratar enfermedades virales específicas

El aciclovir es un antiviral recurrido en invasiones de virus, que causan enfermedades como:

  • Herpes genital
  • Herpes labial
  • Herpes zóster
  • Herpes simple
  • Varicela zóster
  • Virus de Epstein-Barr
  • Sarcoma de Kaposi
  • Citomegalovirus
  • Queratitis
  • Encefalitis por herpes
  • Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

Tratar el herpes

Caja y pastillas de aciclovir

El aciclovir es un fármaco con acción antiviral.

El uso más común del aciclovir es para tratar las infecciones por virus del herpes, tanto el herpes zóster como el herpes simple. Para estos propósitos se usa en presentación oral, ya sea en suspensión o en pastillas. También se aplica en forma tópica, como cremas y ungüentos, y como inyección intravenosa, cuando se requiere que comience a actuar de inmediato en el torrente sanguíneo.

Son varios los tipos de herpes sensibles al aciclovir. Este fármaco actúa sobre las llagas y pústulas en la piel cuando se aplica distribuido como una crema; es así que aquellas van desapareciendo y el malestar desaparece. Por otro lado, en casos de encefalitis herpética, hepatitis herpética y meningitis es urgente que comience su mecanismo de acción, por lo que se recurre a la inyección.

Es en estos últimos padecimientos que el virus ha invadido de forma severa el cuerpo. El aciclovir entra en acción, atravesando el líquido cefalorraquídeo y llegando hasta el cerebro, sin afectar las células o el ADN humano o animal. El alcance que tiene es, por tanto, muy amplio.

Tratar la varicela

La varicela zóster es una infección debida al virus del herpes. Por ello, el aciclovir se usa durante las primeras etapas de esta enfermedad. Se aplica en ungüentos sobre las pústulas para un tratamiento superficial, y en pastillas o emulsiones, para tratar la enfermedad desde el interior del organismo. Se aconseja usarlo en las horas en que aparezcan los primeros síntomas.

Con la aplicación del aciclovir, se reducen la comezón, las pústulas y la fiebre, aunque no cura tal cual la varicela. Disminuye el tiempo de la enfermedad y el número de pústulas, mientras se administra un tratamiento completo.

Tratar la mononucleosis

Aunque la mononucleosis o enfermedad de los besos no suele ser una enfermedad grave, algunos estudios la relacionan con el linfoma de Burkitt, un tipo de cáncer en el sistema linfático. Por ello, se usa este fármaco para aminorar los síntomas provocados por el virus de Epstein-Barr, como:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor
  • Inflamación en ganglios linfáticos

Contraindicaciones del aciclovir

El aciclovir actúa contra el virus del herpes y sus múltiples manifestaciones.

El aciclovir actúa contra el virus del herpes y sus múltiples manifestaciones.

No es recomendable la administración de aciclovir sin vigilancia médica, en personas en alguna de las siguientes condiciones:

  • Pacientes sensibles o alérgicos al medicamento
  • Pacientes con problemas renales
  • Pacientes con problemas hepáticos
  • Pacientes con algún tipo de cáncer
  • Mujeres embarazadas, dado que se cree que podría afectar el ADN del feto. Sólo se recomienda aplicarlo cuando el beneficio se determine mayor que el riesgo.

Efectos secundarios del aciclovir

El aciclovir es uno de los antivirales menos agresivos con el organismo. Es considerado un medicamento seguro cuando se respetan las dosis y los horarios de administración. Sin embargo, aun así, puede provocar síntomas que suelen desaparecer con el paso de días.

Los efectos secundarios del aciclovir son:

  • Dolor abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Vómito
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Urticaria
  • Comezón
  • Flebitis
  • Fotosensibilidad
  • Fiebre

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión del profesional de la salud. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve el aciclovir?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 08, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-aciclovir/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.