¿Para qué sirven los intestinos?

Intestino” es una palabra que proviene de la raíz latina “intestinus”, y define a las dos partes de tracto digestivo ubicadas entre el estómago y el ano: el intestino delgado y el intestino grueso.

Los intestinos constan de largos tejidos tubulares que se alojan en la cavidad abdominal en los mamíferos. Se trata de dos diferentes secciones, consecutivas en el proceso digestivo, con sus respectivas funciones. Se les puede incluso diferenciar como dos órganos separados.

¿Qué hace el intestino delgado?

El intestino delgado está conformado por tres partes: duodeno, yeyuno e íleon. El duodeno marca su comienzo, justo en la salida del estómago; mide alrededor de 25cm. Por él pasa el alimento preparado por los ácidos estomacales, en una consistencia líquida.

El yeyuno es la parte intermedia, que abarca dos metros y medio de longitud, y lleva en su interior vellosidades para digerir mejor los alimentos.

Su función es la absorción de nutrientes a través de dichas vellosidades.

El íleon abarca tres y medio metros, y hace una mayor asimilación de nutrientes. Es el último tramo del intestino delgado y da paso al intestino grueso.

En total, el intestino delgado abarca cerca de siete metros de longitud.

¿Qué hace el intestino grueso?

El intestino grueso abarca desde el ciego, que está después del íleon del delgado, pasando por el colon, continuando por el recto, y finalizando en el ano, donde culmina el trayecto del bolo alimenticio.

El alimento es desplazado por movimientos peristálticos (contracciones rítmicas de fibras musculares del aparato digestivo) y en este trayecto, el intestino va absorbiendo los nutrientes remanentes en el bolo alimenticio.

Su función es la de absorber los remanentes del bolo alimenticio.

¿Para qué sirven los intestinos?

Los intestinos tienen como función principal absorber los nutrientes que se encuentren en el alimento ingerido. Dado que esto implica muchos procesos distintos más específicos, se asume que los intestinos sirven para:

  • Absorber vitaminas
  • Absorber sustancias minerales
  • Absorber carbohidratos
  • Absorber proteínas
  • Absorber lípidos
  • Llevar los nutrientes absorbidos al torrente sanguíneo
  • Degradar el alimento
  • Expulsar la materia restante de la digestión

¿Cómo funcionan los intestinos?

Estructura interna de los intestinos

En el proceso digestivo, después de que la masticación ha reducido el tamaño del alimento, el esófago lo ha transportado hacia el estómago, y que este último lo ha degradado lo suficiente con los ácidos gástricos, se pasa a los intestinos.

Inicialmente, el alimento se encontrará en el intestino delgado en forma líquida. El intestino delgado está recubierto con una mucosa de la que sobresalen vellosidades.

Estas vellosidades tienen dos funciones:

  • Proteger el intestino de los ácidos gástricos que acompañan el alimento
  • La absorción de los nutrientes contenidos en la composición del alimento: carbohidratos, proteínas, lípidos, vitaminas.
  • Transportar los nutrientes absorbidos hacia el torrente sanguíneo.

Después de ser disuelto el alimento en el estómago, el intestino delgado traslada el bolo alimenticio, y en el trayecto absorbe nutrientes, llegando posteriormente al intestino grueso.

Esta sección absorbe la mayor parte de los líquidos del bolo alimenticio y se encuentra recubierta de un revestimiento mucoso liso que secreta mucus, con el fin de lubricar los materiales de desecho. Esta parte del intestino segrega sustancias como Bicarbonato, que disminuye la acidez restante.

El sistema digestivo actúa valiéndose de bacterias que descomponen algunas fibras y producen vitaminas K y B7, absorbidas en la sangre.

Vista de los intestinos dentro del cuerpo

La parte final del tracto digestivo está formada por el ciego, el colon, el recto y el ano. Estas cuatro partes miden en total un metro y medio, formando la totalidad del intestino grueso. El ciego une el final del intestino delgado con el principio del intestino grueso.

En la degradación del alimento y debido a la acción de las bacterias sobre la composición química de este, se libera una mezcla de gases que contiene Sulfuro de Hidrógeno (H2S), Metano (CH4), Nitrógeno (N2), y otros gases en menor proporción.

A estos gases característicos de la digestión se les llama en conjunto: flato, por lo que cuando son liberados a través del ano se les llama flatulencia.

Los desechos son convertidos en desechos llamados heces, las cuales son desechadas por el ano. Al llegar a este punto, se han absorbido ya la mayor parte de los nutrientes del alimento.

En las paredes del tracto final, que es el canal anal, hay dos fuertes hojas planas de músculos llamados esfínteres, uno interno y otro externo, que actúan como válvulas que se cierran para impedir la salida de las heces, y se relajan durante la defecación para expulsarlas.

Citar en formato APA: ( A. 2012, 12. ¿Para qué sirven los intestinos?. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirven-los-intestinos/.)

Escribe un comentario en ¿Para qué sirven los intestinos?