¿Para qué sirve la hidrocortisona?

La hidrocortisona es un medicamento antiinflamatorio, antialérgico e inmunosupresor que pertenece al grupo de los fármacos corticoides. Estos compuestos químicos son hormonas creadas en nuestro organismo y que se involucran en muchas funciones biológicas.

Los corticoides como la hidrocortisona, se pueden administrar artificialmente para cubrir la carencia de esta en el cuerpo y que se realicen sus tareas bioquímicas, que son: reducir la formación de sustancias que producen inflamación y estimular el sistema inmune.

¿Para qué sirve la hidrocortisona?

La hidrocortisona, administrada según las indicaciones del médico, tiene propiedades químicas y acción farmacológica que sirven para:

  • Tratar reacciones alérgicas graves
  • Calmar shock provocado por hemorragia, traumatismo o infección
  • Tratar la insuficiencia de hidrocortisona en el cuerpo
  • Tratar problemas de la piel
  • Tratamientos contra el cáncer
  • Tratar enfermedades reumáticas
  • Tratar enfermedades oculares
  • Prevenir el rechazo de riñones trasplantados

Tratar reacciones alérgicas graves

La hidrocortisona, como la mayoría de los corticoides, tiene influencia sobre el sistema inmunológico, frenando reacciones como:

  • Asma grave
  • Estornudos frecuentes
  • Inflamación o hinchazón
  • Garganta cerrada
  • Disnea (dificultad respiratoria)

La hidrocortisona disminuye estos síntomas, logrando que el paciente pueda combatir su alergia de raíz, con otros medicamentos especializados, sin tantas incomodidades.

Calmar shock provocado por hemorragia, traumatismo o infección

Un shock es una situación de respuesta extrema generada en el cuerpo ante una situación de salud adversa o que comprometa demasiado la integridad el organismo. La hidrocortisona ayuda a regular esta reacción o respuesta, influyendo en el sistema inmunológico, moderando su acción y evitando que se caiga en una enfermedad grave o en una crisis de salud.

tubo de hidrocortisona en gel

Tratar la insuficiencia de hidrocortisona en el cuerpo

La hidrocortisona administrada como medicamento sirve para completar los requerimientos de esta misma en el cuerpo. El organismo la produce naturalmente pero, por situaciones de salud, esta producción puede verse afectada y dejar muy poca hidrocortisona trabajando en el cuerpo. Después de que el médico haya examinado al paciente, se determinará la dosis a consumir.

Tratar problemas de la piel

La hidrocortisona es un corticoide que sirve para tratar problemas en la piel, todos ellos causados por respuestas inmunológicas ante agentes alérgenos o infecciones. Entre estos problemas se encuentran:

  • Dermatitis exfoliativa
  • Urticaria
  • Eritema multiforme
  • Psoriasis

Estos se presentan en la piel en forma de síntomas como:

  • Enrojecimiento
  • Hinchazón en ciertas zonas
  • Comezón
  • Irritación
  • Degradación de la piel

Tratamientos contra el cáncer

La hidrocortisona sirve para tratar los tipos de cáncer que están relacionados con el sistema inmunológico, como la leucemia y los linfomas.

En la leucemia, la médula ósea comienza a producir glóbulos blancos (leucocitos) alterados o extraños, los cuales ya no cumplen correctamente con la función de defender al organismo de los agentes patógenos. Las primeras consecuencias de esta mala producción son enfermedades más frecuentes y hematomas.

En el linfoma, comienzan a abundar los linfocitos malignos. Los linfocitos son las células que defienden al cuerpo de enfermedades y condiciones. Son uno de tantos tipos de leucocitos o glóbulos blancos. Los linfocitos actúan en el sistema linfático, formado por órganos como el bazo y el timo.

Tratar enfermedades reumáticas

La hidrocortisona sirve para reducir la inflamación ocasionada en las articulaciones en enfermedades como:

  • Artritis reumatoide
  • Osteoartritis

La disminución de la inflamación ayuda a los pacientes que sufren aquellas enfermedades a sobrellevar mejor su condición, recuperando en buena medida la movilidad, y minimizando la sensación dolorosa que aquella implica.

Tratar enfermedades oculares

La hidrocortisona sirve para sobrellevar y disminuir los síntomas de enfermedades oculares u oftálmicas como:

  • Conjuntivitis alérgica
  • Queratitis
  • Herpes zoster oftálmico
  • Entre otras

Todas ellas generadas por infección o como respuesta alérgica a factores presentes en el ambiente.  La hidrocortisona se encarga de moderar el trabajo del sistema inmune, para que el paciente no sufra de síntomas insoportables e incapacitantes.

Prevenir el rechazo de riñones trasplantados

Cuando se ha llevado a cabo un trasplante, el organismo activa las defensas en el sistema inmunológico para actuar ante el nuevo órgano. La respuesta puede ser positiva, en la que el cuerpo le da la bienvenida y comienza a asimilarlo para ponerlo a funcionar, o negativa, en la que el organismo pone a las defensas a trabajar contra el órgano, tratándolo como un agente invasor.

La hidrocortisona sirve como un agente inmunosupresor, para prevenir que el organismo active indiscriminadamente el sistema inmunológico y rechace el órgano. Por supuesto, antes del trasplante ya se ha estudiado la compatibilidad entre el cuerpo y el órgano.

Dosis recomendadas de hidrocortisona

La hidrocortisona puede administrarse por vía oral, como ungüento, por inyección intramuscular o por inyección intravenosa. El médico va a establecer las dosis y los horarios en que este fármaco se va a consumir. Lo más estrictamente sugerido es que se tome tal cual se haya señalado.

Algunos consejos para tomar la hidrocortisona de la forma correcta son:

  • Si hay molestias estomacales, hay que tomarla con los alimentos
  • Si la dosis se fija para una dosis diaria o en días alternos, que sea antes de las 9:00AM
  • Para recordar cada dosis, es más conveniente que las tomas sean a la misma hora
  • Si se ha olvidado una dosis, ver si la siguiente está próxima. Si está cerca, se toma la siguiente. Si aún falta bastante tiempo, hay que tomar la pendiente de inmediato.

hidrocortisona tópica

Contraindicaciones de la hidrocortisona

La hidrocortisona es un fármaco corticoide cuya administración debe ser bajo vigilancia médica o evitarse en personas como:

  • Pacientes alérgicos a la hidrocortisona o los demás corticoides
  • Pacientes con osteoporosis
  • Pacientes con alguna infección
  • Pacientes con inmunodeficiencia
  • Pacientes con tuberculosis
  • Pacientes con cirugías recientes
  • Pacientes que hayan sufrido un accidente recientemente
  • Pacientes con hipertensión arterial
  • Pacientes con insuficiencia cardiaca
  • Pacientes diabéticos
  • Pacientes con condiciones en el hígado, como hepatitis o cirrosis
  • Pacientes con condiciones gastrointestinales como úlcera péptica o esofagitis
  • Pacientes con problemas mentales como depresión o psicosis
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en etapa de lactancia
  • Menores de edad
  • Pacientes de la tercera edad

Efectos secundarios de la hidrocortisona

La hidrocortisona administrada como medicamento tiene posibles efectos secundarios, como:

  • Dolor estomacal
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Agitación
  • Insomnio
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Acné
  • Aumento en el crecimiento de pelo
  • Dismenorrea o menstruación irregular

En casos raros, es posible que se presenten efectos adversos más severos, como:

  • Resfriado
  • Dolor de garganta
  • Problemas de visión
  • Erupciones en la piel
  • Inflamación en la cara
  • Inflamación en piernas o tobillos
  • Debilidad muscular
  • Dolor articular
  • Fatiga
  • Heces oscuras
  • Sed
Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la hidrocortisona?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 08, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-hidrocortisona/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.