¿Para qué sirve la glicerina?

La glicerina, conocida en la química orgánica como glicerol, es una molécula de la que derivan los triglicéridos, parte fundamental de las grasas puras de algunos animales y vegetales. Es, además, producida a nivel industrial a partir del petróleo.

Su fórmula condensada es C3H8O3, y está catalogada como un poliol, un compuesto con varios grupos hidroxilo; dicho de otro modo, un alcohol múltiple. Es un líquido sin olor y de sabor dulce, que llevado a su punto de ebullición se convierte en un material gelatinoso que tarda en volver a transformarse en líquido.

Dependiendo de su naturaleza, la glicerina se puede clasificar en:

  • Glicerina sintética: elaborada en un proceso cuya materia prima es el petróleo. No sirve para crear productos para consumo humano.
  • Glicerina vegetal, natural ó pura: se obtiene desde la grasa de animales y vegetales. Puede, incluso, ser ingerida y no habrá ningún riesgo para la persona.

¿Para qué sirve la glicerina?

La glicerina es un líquido interesante en los aspectos físico y químico. Es higroscópica, es decir, es capaz de retener moléculas de agua en su estructura. Expuesta al exterior, absorberá la humedad, hasta llegar a un estado final.

Cuando llega a ese estado final invariable, que es el equilibrio, su peso va a contener 20% de agua. Es esta capacidad de absorción la que convierte a la glicerina en un líquido muy recurrido en diferentes ámbitos. Además, es su viscosidad (resistencia a fluir) la que la coloca como una sustancia muy versátil.

La glicerina sirve para:

  • Lubricar componentes automotrices
  • Elaborar cosméticos
  • Humectar y cuidar la piel
  • Hidratar y reparar el cabello reseco
  • Evitar malos olores en el hogar
  • Elaboración de manualidades

Lubricar componentes automotrices

La glicerina sintética, que proviene del petróleo, es compatible con las aplicaciones en los sistemas hidráulicos, y sirve como ingrediente clave en la elaboración de líquidos para lubricar motores, líquidos para transmisión hidráulica, entre otros.

Elaborar cosméticos

La glicerina constituye una base perfecta que puede resistir la humedad y mantener en balance otros componentes naturales que no afectan la piel humana. Este líquido se añade en la fabricación de jabones comerciales, pastas de dientes, lápices labiales y cremas corporales.

Humectar y cuidar la piel

La glicerina pura, disuelta en un poco de agua, ayuda a hidratar la piel, ya que al distribuirse sobre esta, forma una capa que transfiere el agua de la mezcla a los poros de la epidermis. Así se elimina la resequedad.

Este método sencillo y económico puede ser utilizado en todo tipo de piel, incluso las mixtas y grasosas. No obstante, si se notan anomalías o reacciones, es mejor suspender el uso de la glicerina, y acudir a consulta con algún dermatólogo.

Hasta el momento no se han registrado daños en algún usuario por el uso de la glicerina con agua, mientras se trate de la glicerina natural.

Hidratar y reparar el cabello reseco

Cubos de glicerina

La glicerina sirve para el cuidado de la belleza.

Por su mecanismo de absorción de agua, la glicerina es utilizada después de cada ducha, distribuida por el cabello. Esta práctica ayuda a que la humectación permanezca, enriqueciendo el cuero cabelludo.

Para no mermar este efecto, es recomendable comenzar secando el cabello sin secadora, sólo presionando el cabello con la toalla, y después repartir generosamente la glicerina en mezcla con agua. El fin de combinarla es el de aligerar su viscosidad y dejarla manejable.

Se permite que las moléculas de glicerina se asienten en todas las regiones capilares, y el procedimiento está listo. La repetición de este tendrá como resultado un cabello más manejable y sedoso, con mejor cuerpo.

Evitar malos olores en el hogar

En el hogar, se utiliza la propiedad higroscópica de la glicerina para absorber los malos olores del ambiente. Para esto, se consigue un recipiente con suficiente glicerina y se deja sin tapa en las esquinas o lugares que presenten este problema de humedad persistente.

La glicerina iniciará su actividad naturalmente, y atraerá la humedad del ambiente, que es un potencial generador de hongos y olores desagradables. Para que el efecto dure más, es necesario cambiar de forma regular la glicerina del recipiente, que estará cada vez más saturada de agua.

El ambiente se sentirá, como consecuencia, libre de una humedad excesiva y malos olores. El aire que se respire en esos sitios del hogar se percibirá, por cierto, más ligero y limpio, pues ha dejado de estar impregnado de partículas de agua, que por naturaleza retienen gases malolientes.

Elaboración de manualidades

La glicerina es utilizada como base natural de los jabones que son creados en los talleres artesanales. La glicerina es perfecta para este uso, dado que se puede moldear en frio sin ningún tipo de daño al usuario. Es, por la facilidad de su manejo, la artesanía preferida para la terapia en niños hiperactivos y adultos mayores.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la glicerina?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 10, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-glicerina/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.