¿Para qué sirve un condensador?

La palabra condensador se refiere a dos diferentes dispositivos utilizados en la industria: uno que transforma el vapor de agua en agua líquida, y otro que guarda cargas eléctricas. Para términos prácticos, vamos a definirlos como condensador térmico y condensador eléctrico. Se utilizan en diferente ámbito, por lo que serán explicados aparte.

¿Para qué sirve un condensador térmico?

Un condensador térmico es un equipo, generalmente construido en acero inoxidable, que sirve para transformar vapor de agua en agua líquida por enfriamiento. Consiste de un depósito cilíndrico que lleva dentro un tubo delgado en espiral, con entrada y salida y a través del cual va a circular un refrigerante.

Se utiliza como auxiliar indispensable de los evaporadores, en los que la tarea principal es separar agua de una mezcla. En un evaporador, la mezcla liquida inicial (que puede ser jugo, agua con azúcar, etc.) se calienta hasta que entra en ebullición. Lo primero en separarse es vapor de agua, que se va elevando por el interior del evaporador, para dirigirse a una tubería.

Esta tubería está conectada al condensador, que recibe en su depósito el vapor. Desde que se ha arrancado el evaporador, se ha hecho circular agua corriente a temperatura ambiente, por la espiral interna del condensador. De esta manera, el vapor separado que va llegando se enfrenta al metal fresco de la espiral, y se va condensando, es decir, transformando al estado líquido.

El condensador participa en todos los equipos industriales que impliquen evaporación de agua. Es el encargado de intercambiar calor entre el agua corriente y el vapor que llega del proceso. Se le clasifica por ello como un intercambiador de calor. Otro ejemplo de intercambiador de calor es el radiador de los automóviles, que ayuda a refrescar el aire con que se ventila el motor.

Condensador térmico

¿Para qué sirve un condensador eléctrico?

Un condensador eléctrico es un componente que sirve para almacenar cargas eléctricas y suministrarlas en un momento adecuado durante un lapso muy corto. Para comprender mejor su funcionamiento, podemos compararlo con un depósito de agua de reserva intercalado con otros en una red, que garantizan el suministro constante en caso de cortes.

Está formado por dos placas metálicas o armaduras enfrentadas y separadas por un aislante polarizable, como papel, aire, cerámica, mica, un plástico, etc. Cuando se le aplica corriente continua se comporta como un circuito abierto, y cuando la corriente aplicada es alterna, actúa como circuito cerrado, que permite el paso de la corriente en un solo sentido.

Esta propiedad del condensador se utiliza para el filtrado de la corriente alterna. El hecho de que el material polarizable o dieléctrico sea aislante significa que no permite que las cargas que llegan hasta el condensador lo atraviesen. No obstante, el hecho de ser polarizable indica que sus moléculas al estar en un campo eléctrico se orientan en dipolos.

El polo negativo se ve atraído por la placa cargada positivamente y viceversa. Estas placas se van llenando de cargas positivas y negativas respectivamente, hasta alcanzar el mismo potencial de la fuente. Si la tensión de la fuente baja, el condensador cede sus cargas hasta igualar la tensión, de esta forma el campo eléctrico externo e interno se igualan.

Condensador eléctrico

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve un condensador?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 03, 2020, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-un-condensador/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.