¿Para qué sirve el levofloxacino?

El levofloxacino es un medicamento con propiedades antibióticas, utilizado en medicina principalmente como antibiótico de amplio espectro por sus propiedades antibióticas contra una amplia gama de bacterias, tanto las Gram positivas como las Gram negativas.

Este antibiótico proviene de la familia de las quinolonas, sustancias quimioterapéuticas que interrumpen o inhiben algunas enzimas de las cadenas de ADN de algunas bacterias. Estas sustancias son llamadas quimioterapéuticas debido a su toxicidad específica y selectiva, además de que no son como el resto de los antibióticos, pues estas no provienen de otros microorganismos, como por ejemplo las penicilinas.

El mecanismo de acción del levofloxacino trabaja inhibiendo o interrumpiendo dos enzimas del ADN bacterianos, la ADN- girasa y la topoisomerasa IV. Al inhibirlas se producen alteraciones en los pliegues helicoidales de las cadenas de ADN, específicamente en las subunidades gyrA y girB del ADn-girasa, ayudando a que estas cadenas se desenrollen y no pueda seguirse replicando el material genético de las bacterias, por lo cual no pueden seguirse reproduciendo los patógenos.

El levofloxacino, al igual que la mayoría de las fluoroquinolonas, no afectan las células de los mamíferos, pues aunque contienen una topoisomerasa similar a la ADN- girasa de las bacterias, está no se ve alterada por estos medicamentos.

Es por estas acciones sobre el ADN bacteriano tanto de bacterias Gram negativas, como Gram positivas, que el levofloxacino es usado como tratamiento contra múltiples enfermedades donde los antibióticos convencionales como las penicilinas no son efectivas.

Caja de levofloxacino

Levofloxacino sirve para combatir enfermedades como:

  • Neumonía
  • Ántrax
  • Infecciones urinarias
  • Infecciones renales provocadas por bacterias.
  • Infecciones de tejidos blancos

El levofloxacino es usado contra gran número de bacterias:

  • Streptococcus pneumoniae
  • Staphylococcus aureus
  • Chlamydia pneumoniae
  • Haemophilus influenzae
  • Klebsiella pneumonia
  • Haemophilus parainfluenzae
  • Moraxella catarrhalis
  • Legionella pneumophila
  • Chlamydia pneumonia
  • Mycoplasma pneumoniae.

Todas ellas causantes de la neumonía.

  • Enterobacter cloacae
  • Klebsiella pneumoniae
  • Pseudomonas aeruginosa
  • Enterococcus faecalis
  • Escherichia coli
  • Proteus mirabilis

Todas ellas relacionadas con infecciones urinarias, renales e intestinales.

  • Streptococcus pyogenes
  • Staphylococcus aureus

Relacionados con infecciones de tejidos blandos y de la piel.

Pero…  ¿para qué sirve el levofloxacino en nuestra vida diaria?

El levofloxacino sirve como tratamiento médico contra:

Neumonía: Su uso más común y más estudiado es como antibiótico eficaz en los tratamientos de neumonía, tanto en animales como en humanos. Especialmente en la neumonía bacteriana nosocomial, donde la mayoría de los antibióticos no ofrecen respuesta contra las infecciones.

Infecciones urinarias: Por su efectividad medianamente alta contra el E-coli y el Enterococcus faecalis, es usado para controlar muchas infecciones urinarias, digestivas y genitales recurrentes o crónicas, donde las bacterias han creado resistencia a los antibióticos convencionales.

Infecciones oculares: El levofloxacino sirve para tratar las infecciones oculares provocadas por bacterias, como la conjuntivitis bacteriana, para ello es utilizada en una solución isotónica con un bajo porcentaje del medicamento.

Infecciones de piel: También es muy usado en infecciones de piel y tejidos blandos, como heridas, tumores, abscesos, forúnculos y celulitis infecciosa. Para ello es tomada generalmente por vía oral, o en casos especial por vía intravenosa. Pues los efectos tópicos del levofloxacino no parecen ser muy efectivos.

Así que entre otras muchas enfermedades, el levofloxacino sirve para:

  • Neumonía
  • Neumonía nosocomial
  • Bronquitis crónica
  • Infecciones bacterianas fuertes en las vías respiratorias.
  • Peritonitis
  • Sinusitis
  • Pielonefritis
  • Infecciones en la próstata por bacterias.
  • Vaginosis bacteriana
  • Infecciones en la piel
  • Impétigo
  • Celulitis por infecciones
  • Abscesos
  • Heridas infectadas
  • Infecciones urinarias por algunas bacterias

El levofloxacinos sirve contra muchos patógenos resistentes a los antibióticos convencionales, pero por sus potentes efectos secundarios, sobre todo a nivel de las articulaciones y del sistema nervioso, está muy limitado su uso a solo adultos. Además de que se tiene la creencia de que puede estar relacionado con la resistencia de ciertas bacterias a los antibióticos. Es por ello que en muchos paices se busca limitar su uso sobre todo en granjas.

Efectos secundarios y advertencias del levofloxacino

Si bien es ampliamente reconocida y estudiada la efectividad del levofloxacino, cabe señalar que al ser un antibiótico muy potente y un quimioterapéutico, sus efectos tóxicos y adversos son también potentes, sobre todo en personas alérgicas, muy sensibles a los fármacos o con enfermedades crónicas, como daño renal, problemas intestinales y del sistema nervioso.

Entre los más conocidos, son sus efectos en el sistema articular, como la artropatía o la osteocondrosis en animales de laboratorio jóvenes, es por eso que está totalmente desaconsejado su uso en adolescentes y niños menores de dieciocho años.

En estudios con ratas de laboratorio se comprobó que aumentan el riesgo de malformaciones, bajo peso al nacer y sobre todo muerte perinatal. Por lo cual está totalmente desaconsejado su uso en mujeres embarazadas, salvo que los beneficios para la madre sean mayores que los riesgos para el feto.

No es recomendable tampoco el ingerir la levofloxacina cuando se está lactando, pues al igual que otras quinolonas, se excretan en la leche materna, afectando al bebé y en especial sus articulaciones.

Por sus efectos en los tendones y articulaciones, sobre todo las rupturas, no es aconsejable usar este tipo de antibiótico en personas con problemas articulares, y neuronales, pues afecta tanto al sistema articular como al nervioso. Llegando a producir tanto rupturas en los tendones, como alteraciones mentales temporales e incluso aumentando la presión intracraneal, llevando a tener convulsiones en pacientes muy sensibles a las quinolonas, con arterioesclerosis o con antecedentes de epilepsia.

Algunos medicamentos interfieren en la absorción del levofloxacino, especialmente los que contiene minerales como el aluminio, el magnesio, el calcio o zinc, pues todas estas sales reducen la absorción del medicamento. Por eso no es aconsejable el uso de multivitamínicos, antiácidos ni algunos que contengan estos elementos como excipientes, al menos durante las dos primeras horas tras tomar el levofloxacino.

Por su naturaleza potente, el levofloxacino debe ser administrado solo en casos muy específicos, y siempre bajo plena vigilancia médica, pues al igual que otros antibióticos, puede desencadenar alergias e incluso shock anafiláctico, aun en personas que ya lo han ingerido. Es por eso que en muchos países, solo se vende con receta médica.

La información presentada es de carácter informativo. Consulta a un médico.

Citar en formato APA: ( A. 2016, 02. ¿Para qué sirve el levofloxacino?. Para qué sirven las cosas. Obtenido , de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-el-levofloxacino/.)

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve el levofloxacino?