Para qué sirve fenazopiridina

La fenazopiridina es un medicamento antiséptico, analgésico y acidificante empleado en las infecciones urinarias para ayudar a acidificar la orina y a calmar las molestias provocadas por las infecciones urinarias. La fenazopiridina es un colorante azoico derivado de la orina, el cual posee propiedades antisépticas, analgésicas locales y acidificantes.

La fenazopiridina no es un antibiótico propiamente sino un analgésico local, un acidificante de la orina y un antiséptico. Su mecanismo de acción contra el dolor y el ardor se debe a que el paracetamol es uno de sus metabolitos, y este actúa a nivel local de la mucosa que recubre las vías urinarias. La fenazopiridina tiene propiedades antisépticas y acidificantes de la orina, por lo que es usada para ayudar a disminuir las molestias provocadas por las infecciones urinarias, aunque cabe aclarar que aunque tiene cierta efectividad contra algunas bacterias gramnegativos, no es un antibiótico.

No se conocen muy bien los mecanismos de acción de la fenazopiridina, pero se sabe que la fenazopiridina al acidificar la orina evita que las bacterias cuenten con el medio apropiado para su crecimiento. Este medicamento también ayuda a disminuir la frecuencia y la urgencia y por orinar. También es efectiva contra las molestias provocadas por los exámenes médicos en las vías urinarias y por las cirugías o tratamientos en las mismas.

La fenazopiridina generalmente se vende en presentaciones de pastillas de 100mg. Es considerado un medicamento complementario o  y no como parte del tratamiento principal contra las infecciones urinarias. Es útil en casos de micción frecuente o urgencia al orinar, pero no controla las fugas de orina ni la incontinencia. La eficacia de la fenazopiridina es muy limitada, por ello solo se emplea en las infecciones urinarias, pues no tiene efectos sobre otros órganos o infecciones.

¿Para qué sirve el consumo de fenazopiridina?

La fenazopiridina a tener efectos analgésicos, antisépticos y acidificantes de la orina ayuda a reducir las molestias provocadas por las infecciones urinarias, por algunos tratamientos médicos en las vías urinarias, por exámenes médicos, cirugías, malformaciones y lesiones en las vías urinarias.

Algunas de las cosas para los que sirve la fenazopiridina son:

  • Disuria
  • Cistitis
  • Uretritis
  • Pielonefritis
  • Uretrotrigonitis
  • Pielitis
  • Lesiones
  • Tratamiento post quirúrgico
  • Exámenes médicos
  • Algunas trastornos de las vías urinarias

Caja y pastillas de fenazopiridina.

Infecciones urinarias

La fenazopiridina es empleada habitualmente como complemento a las terapias contra infecciones urinarias. Tanto en infecciones crónicas como ligeras, y en las que resultan de algunas operaciones o lesiones. La fenazopiridina no es propiamente un antibiótico, sino que es un analgésico con propiedad acidificante y levemente microbicida para ciertas bacterias Gram negativas.

Es empleada en infecciones tan comunes como la cistitis, la pielonefritis, la uretritis, la uretrotrigonitis y en ocasiones en otras infecciones genitales que afectan a las vías urinarias. No disminuye las infecciones, por ello se acompaña generalmente del tratamiento antibiótico correspondiente a cada enfermedad.

La fenazopiridina  es usada para exámenes médicos y tratamiento post quirúrgico

Este medicamento al ser antiséptico ayuda a limpiar las vías urinarias desde el interior al ser acidificante cambia el pH de la mucosa de las vías urinarias, por lo que ayuda a que no se desarrollen las bacterias que necesitan un ambiente menos ácido.

Los efectos analgésicos de la fenazopiridina, ayudan a evitar también síntomas como comezón, ardor, urgencia al orinar y la frecuencia. Por ello se recomienda después de una operación en las vías urinarias, pues aminora las molestias provocadas por heridas o lesiones.

La fenazopiridina sirve en casos de lesiones o problemas en las vías urinarias

Hay lesiones que provocan problemas urinarios, no solo infecciones sino problemas para orinar, urgencia o ardor. Por ello también en algunos casos de lesiones en las vías urinarias, se aconseja el uso de la fenazopiridina.

¿La fenazopiridina provoca efectos secundarios?

Sí, aunque en general es bien tolerada por la mayoría de los pacientes. La fenazopiridina puede provocar una condición llamada metahemoglobinemia cuando se toma en altas dosis o existen algunas condiciones previas que puedan propiciarla. La metahemoglobinemia es una enfermedad donde existe un exceso de metahemoglobina en la sangre, que es otra forma de hemoglobina, la cual absorbe el oxígeno fácilmente, lo cual a su vez dificulta que haya oxígeno en los demás tejidos.

Las personas con problemas de insuficiencia hepática o renal no deben tomar la fenazopiridina, a menos que el médico lo juzgue necesario, pues este medicamento puede empeorar estas enfermedades. Tampoco es recomendada en pacientes con glomerulonefritis, oliguria (disminución en la cantidad de orina) ni cuando hay trastornos por deficiencia de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa.

El efecto secundario más característico de la fenazopiridina es la coloración rojo-naranja de la orina, y en algunas ocasiones de la piel o de los ojos. En general esta coloración en la orina solo dura mientras se está en tratamiento, pero cuando se da en la piel o los ojos podría tratarse de una sobre dosis, y es mejor suspender el medicamento e ir al médico.

Ni las embarazadas ni los niños pequeños deben consumir este medicamento, sin la aprobación de un médico profesional.

Este artículo es solamente informativo y no suple la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Escribe un comentario en Para qué sirve fenazopiridina