¿Para qué sirve la clindamicina?

La clindamicina es un fármaco antibiótico, utilizado para combatir infecciones producidas por bacterias como:

  • Cocos aerobios
  • Estafilococos
  • Estreptococos
  • Bacilos anaerobios
  • Algunas del género fusobacterium
  • Bacteroides

La fórmula química condensada de la clindamicina es C18H33N2ClO5S, y suele administrarse de tres formas: por vía oral en tabletas, por vía intravenosa mediante inyecciones, y de manera tópica.

¿Para qué sirve la clindamicina?

La clindamicina es un medicamento antibiótico que surge como derivado de las lincosamidas. En el principio, se le había promovido como un antiestafilococo; sin embargo, años más tarde, se comprobó que además es un potente agente contra bacterias anaerobias (que viven en ausencia de oxigeno), causantes de infecciones.

Suele ser utilizada para tratar diversas invasiones bacterianas que afectan la sangre, los pulmones, otros órganos internos y el aparato reproductor femenino. Tales bacterias pueden ser tanto aerobias como anaerobias.

La clindamicina sirve para:

  • Tratar infecciones respiratorias
  • Tratar infecciones cutáneas
  • Tratar infecciones ginecológicas
  • Tratar infecciones odontológicas
  • Tratar otras infecciones diversas

Este fármaco se encarga de atacar el funcionamiento y la reproducción de las bacterias patógenas que han infestado la zona del cuerpo en cuestión.

Tratar infecciones respiratorias

Este medicamento se encarga de eliminar o reducir la población bacteriana que provoca infecciones en el aparato respiratorio, como:

  • Absceso pulmonar
  • Bronquitis
  • Faringitis
  • Neumonía

Los agentes infecciosos son bacilos y cocos, en este caso.

Tratar infecciones cutáneas

La clindamicina se utiliza para tratar invasiones bacterianas en la piel, sobre todo en el caso de heridas, o de acné y abscesos en la superficie dérmica.

Entre las condiciones por infección cutánea que la clindamicina puede tratar están:

  • Abscesos en la piel
  • Acné
  • Celulitis
  • Escarlatina
  • Forúnculos
  • Infección en heridas
  • Rosácea

Un aspecto peculiar a destacar de la clindamicina es que su uso médico es confundido como un uso cosmetológico, esto porque está ligada al tratamiento del acné y la celulitis. Sin embargo, está claro que ambas afecciones son de carácter patológico, y deben ser atendidas por profesionales médicos.

Un cosmetólogo, por ejemplo, no está autorizado para aplicar fármacos de uso restringido como la clindamicina, a menos que el paciente se presente en su consultorio con la indicación previa y la receta de un médico.

Este medicamento se administra a pacientes que han sido sometidos a procedimientos quirúrgicos en la cabeza y el cuello. Se incorpora como parte de los cuidados posteriores, ayudando a reducir el riesgo de contraer infecciones, consecuencia de la disminución de las defensas, en especial en las áreas trabajadas en la cirugía.

Tratar infecciones ginecológicas

La clindamicina sirve para atacar infecciones en el aparato reproductor femenino, como:

  • Cervicitis
  • Endometritis
  • Otras infecciones genitales especificas

Estas se pueden presentar como inflamación en las regiones íntimas de la mujer, acompañadas de deterioro en la piel, que puede ocasionar enrojecimiento, ardor o comezón.

Tratar infecciones odontológicas

Este fármaco se utiliza para contrarrestar las infecciones, tanto en las piezas dentales como en su entorno. Estas se pueden presentar en forma de inflamación o como abscesos; se trata de:

  • Abscesos dentales
  • Abscesos periodontales
  • Periodontitis

Tratar otras infecciones diversas

clindamicina

La clindamicina es un potente antibiótico

La clindamicina se utiliza para combatir una variedad de infecciones bacterianas, que son resistentes a otros medicamentos antibióticos como la penicilina, y en pacientes con SIDA, que carecen de un buen sistema inmunológico que los defienda.

Estas infecciones se dan por bacterias como cocos grampositivos, bacilos y algunos protozoarios. Este fármaco suele ser eficaz en combinación con otros medicamentos que protegen al estómago, y con antibióticos que eviten complicaciones futuras.

Estos padecimientos atacan al organismo abarcando el sistema inmune, el sistema óseo, el aparato digestivo; entre ellos se encuentran:

  • Malaria
  • Amigdalitis
  • Artritis séptica
  • Encefalitis
  • Endocarditis
  • Otitis media
  • Osteomelitis
  • Peritonitis
  • Septicemia

Precauciones en el uso de la clindamicina

Debido a su constitución y actividad química, la clindamicina sólo puede ser recetada por un médico. No combate a los virus causantes de gripe u otras afecciones.

Es un antibiótico capaz de atacar infecciones de bacterias cuya resistencia supere a la actividad de la penicilina, siempre y cuando estas infecciones no se encuentren alojadas en el sistema nervioso central. Además de esto, no se recomienda su administración en pacientes menores de catorce años, o que no hayan llegado a la pubertad.

Contraindicaciones de la clindamicina

La clindamicina, por ser un medicamento antibiótico, se vende únicamente bajo receta médica, y no es recomendable su consumo en casos de pacientes que padezcan:

  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia hepática

Esto dado que los riñones y el hígado son los órganos encargados de filtrar y eliminar las sustancias remanentes de los procesos del organismo. En este caso, es indispensable que se encuentren en estado óptimo para eliminar los residuos del medicamento.

Efectos secundarios de la clindamicina

La clindamicina puede presentarse como cápsulas o inyecciones

La clindamicina puede presentarse como cápsulas o inyecciones

Si la clindamicina no es ingerida bajo supervisión médica y con responsabilidad, los efectos secundarios que pueden suceder, según el paciente, son:

  • Anemia
  • Arritmias severas
  • Fibrilación ventricular
  • Bigeminismo ventricular
  • Bloqueo cardiaco
  • Vasculitis
  • Bloqueo neuromuscular
  • Diarrea
  • Náusea
  • Vómito
  • Dolor abdominal
  • Esofagitis
  • Colitis
  • Mucosidad abdominal
  • Inflamación abdominal

Estos padecimientos pueden presentarse durante el tratamiento o después de este, por lo que hay que observar el progreso del estado de salud del paciente. Si la condición empeora, hay que suspender la administración de la clindamicina. Si las molestias no desaparecen, hay que recurrir a la atención médica.

Este artículo es de carácter informativo. Evita automedicarte y acudir a consulta con un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la clindamicina?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 04, 2019, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-clindamicina/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.