¿Para qué sirve el betabel?

El betabel es un tubérculo comestible perteneciente a la familia Amaranthaceae a la cual también pertenecen el amaranto, las acelgas y las espinacas. El betabel también es conocido como betarraga, remolacha y acelga blanca.

El betabel se cultiva principalmente para fines alimenticios, pues prácticamente toda la planta es comestible, pero de la variedad beta vulgaris lo que más se consume es el tubérculo, el cual es redondeado y generalmente de tonos rojos, morados y ocasionalmente blancos y naranjas.

El origen de la planta de betabel es del norte de áfrica y del mediterráneo, pues esta planta originalmente creciera en zonas marítimas, por ello uno de sus nombres es acelga marítima, pues crecía naturalmente en zonas cercanas al mar. Actualmente altamente los betabeles se cultivan y cosecha en todo el mundo, donde son utilizados como hortalizas para la alimentación humana y animal.

El betabel ha sido usado durante siglos como parte de las hortalizas para la alimentación, en especial es utilizada la variedad de remolacha azucarera para los ingenios azucareros, pues de ella se extrae el azúcar en gran parte de Europa, Asia y África.

El betabel más común es el llamado de beta vulgaris, que es un tubérculo de color rojo intenso o púrpura, que es muy utilizado en la comida tradicional rusa, en algunas ensaladas, y como colorante alimenticio. Las hojas de betabel en algunas regiones son utilizadas como verdura, pero en General lo más apreciado son los tubérculos, los cuales son ricos en azúcares, pectinas, flavonoides, y otros antioxidantes que la hacen saludable y nutritiva.

Los betabeles o remolachas rojas son ricos en una sustancia llamada betanina, también llamada E-162 o rojo remolacha, que es la encargada de darle el color rojo a los tubérculos, y se emplea en gastronomía para darle color rojo los alimentos como gelatinas, bebidas y postres. La betanina también tiene efectos positivos en la salud, pues ayuda a aumentar la actividad renal ayudando ante las toxinas desechen más fácilmente, lo que da como lugar una mejor pérdida de grasa corporal.

¿Para qué sirve el betabel en la vida diaria?

Los betabeles en muchas funciones pero la más importante de ellas es como alimento, tanto para humanos como para animales. Los betabeles o remolachas son ampliamente utilizados en los ingenios azucareros para extraer de azúcar, melaza y otros productos como colorantes alimenticios. Estos colorantes también son utilizados en la elaboración de pinturas y productos farmacéuticos.

Estas son algunas de las cosas para las que sirven los betabeles:

  • Ensaladas
  • Salsas
  • Sopas
  • Pasteles
  • Zumos
  • Bebidas
  • Puré
  • Guisados
  • Postres
  • Licores
  • Colorante alimenticio
  • Batidos
  • Pigmento de pinturas
  • Extractos naturistas
  • Combatir anemia
  • Combatir hipertensión
  • Combatir el estreñimiento
  • Bajar de peso
  • Desinflamatorio
  • Desintoxicar
  • Rejuvenecer la piel
  • Mejorar la circulación
  • Teñir el cabello
  • Colorete y rubor
  • Hidratar
  • Mejorar la salud celular 

Betabel

El betabel en alimentos, bebidas y como colorante alimenticio:

El uso más común de betabel es como hortaliza comestible, toda la planta es comestible pero sus tubérculos son la parte más apreciada. El sabor del betabel el suave y algo dulce es muy similar al nabo y las zanahorias pero más jugoso y fresco, por lo que se puede adaptar fácilmente a platillos dulces y salados, como es el caso del Borsch que ese platillo tradicional ruso y cuyo ingrediente principal es el betabel. Muchas ensaladas dulces y saladas están hechas a base de betabel y zanahoria como la winegret y la ensalada navideña de betabel. Algunos postres como el pastel de red velvet, llevaban en su origen betabel como colorante natural, actualmente utilizan tanto el colorante artificial como el extracto de betabel. También existen mermeladas, pastelillos y confites de betabel, en ellos el ingrediente principal es de puré de betabel. El colorante E-162 o rojo remolacha también es empleado para colorear licores y bebidas como refrescos.

El betabel sirve como antioxidante, mineralizante y antianémico:

El betabel tiene una buena cantidad de minerales, vitaminas y antioxidantes, por lo que es muy útil para regular las deficiencias de algunos minerales como el hierro, el potasio, el sodio, el magnesio, el fósforo, el azufre, zinc, cobre y el calcio. Por su contenido de hierro resulta muy útil para tratar deficiencias de este mineral, como las ocasionadas por en la anemia, las pérdidas de sangre o la leucemia, pero cabe aclarar que no cura la anemia por sí solo.

Por su contenido de potasio resulta útil para desinflamar el organismo y prevenir la retención de líquidos.

El betabel es rico en vitaminas, como la A, la B1, B2, B3, ácido fólico, vitamina E y vitamina K, pero sobre todo tiene vitamina C, la cual tiene propiedades cicatrizantes, antioxidantes y sobre todo para el crecimiento y la salud celular.

La fama de alimento desintoxicante del betabel, se debe a sus antioxidantes, que ayudan a depurar el hígado y los riñones, entre los antioxidantes más importantes se encuentran los flavonoides, la betaina y betalaína, que ayudan al hígado a depurar las toxinas y previenen problemas de hígado graso.

El betabel es utilizado en casos de hipertensión arterial, cáncer y sobrepeso:

El zumo de betabel sufre una transformación al llegar al estómago, pues se transforma en óxido nítrico al contacto con el ácido nítrico. El óxido nítrico según diversos estudios, ayuda a ampliar las paredes venosas y disminuir la presión arterial, por lo que los pacientes hipertensos pueden verse beneficiados al incluir este alimento.

Se cree que los antioxidantes del betabel en concreto la betacianina ayuda a prevenir el cáncer, pues en estudios demostraron disminuir el tamaño  de los tumores, especialmente en casos de cáncer de mama y cáncer de próstata.

Muchas personas usan el betabel para ayudarse a bajar de peso, pues al ser alto en fibra y bajo en carbohidratos y grasas ayuda a mantener saciado el apetito por más tiempo, además de ayudar a que el hígado depure las toxinas y sea más fácil que el organismo metabolice las grasas almacenadas.

¿Puede provocar efectos secundarios el comer betabel?

Sí, por su gran nivel de ácido oxálico el betabel puede empeorar condiciones como cálculos renales, biliares y algunos otros problemas pues estos cálculos están conformados generalmente por oxalato de calcio, y al consumir más ácido oxálico se aumentan los cálculos. Pero estas condiciones solo suceden si se excede el consumo de betabel especialmente en jugo, pues un consumo balanceado no resulta dañino.

Algunas personas con problemas pancreáticos, renales o hepáticos pueden empeorar sus condiciones al ingerir demasiado betabel, pues se les pueden acumular algunos minerales del betabel, sobre todo los metales.

Otros efectos secundarios del betabel son la coloración rojiza de heces fecales y orina, lo que puede asustar a las personas que no acostumbran comer este tubérculo. Esto se debe a que la betanina que le da el color rojo al tubérculo no es digerida por el organismo, y pasa íntegra a través del sistema digestivo y urinario, por lo que los desechos se tintan de rojo o morado.

En general las embarazadas y los niños pueden comer betabel, pero es recomendable que sea bajo la vigilancia de un médico.

Este artículo es solamente para fines didácticos y no suple la opinión médica profesional.

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve el betabel?