¿Para qué sirve la hidroclorotiazida?

La hidroclorotiazida es un medicamento diurético que sirve para controlar padecimientos como la hipertensión, los edemas, la diabetes y la hipercalciuria. Se encarga de inhibir el transporte de los iones sodio (Na+) y cloruro (Cl-) en el túbulo distal renal, disminuyendo la reabsorción de sodio y aumentando su excreción.

Al ser un fármaco diurético, la hidroclorotiazida permite que el organismo deseche sustancias químicas que no deben acumularse en las vías urinarias ni en los órganos. Por otro lado, en su papel de antihipertensivo, mantiene la presión arterial en niveles adecuados para evitar accidentes cardiovasculares.

¿Para qué sirve la hidroclorotiazida?

La hidroclorotiazida está clasificada en la familia de las tiazidas, compuestos químicos que ayudan al organismo a separar el agua y los iones sodio. Es por tanto que es recurrida por personas que tienen problemas de retención de líquidos.

La hidroclorotiazida sirve para:

  • Efectos antihipertensivos, como fármaco único o acompañado de otros
  • Tratar edema por insuficiencia cardiaca crónica estable, de grado leve a moderado
  • Tratar edema debido a insuficiencia renal
  • Tratar ascitis debida a cirrosis hepática, en pacientes estables bajo control médico
  • Prevenir cálculos renales de oxalato de calcio, que se presentan en pacientes con hipercalciuria
  • Tratar la diabetes nefrogénica insípida, en pacientes que no se estén tratando con hormona antidiurética

Tabletas de hidroclorotiazida

Dosis recomendada de la hidroclorotiazida

La hidroclorotiazida se administra por vía oral, en forma de comprimidos. Estos se ingieren con la ayuda de un trago de agua, para que se desplacen bien por la garganta. La dosis recomendada se establece según la condición a tratar:

  • En caso de edema, la dosis de hidroclorotiazida será de 1mg a 2mg por cada kilogramo de peso del paciente, en una toma única o dividida.
  • En caso de hipertensión, la dosis recomendada es de 1 mg a 2mg en una toma única o dividida.

Se recomienda ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal.

La dosis se puede administrar con las comidas o sin ellas, sin riesgo de problemas gastrointestinales.

Contraindicaciones de la hidroclorotiazida

La hidroclorotiazida está contraindicada en personas como:

  • Pacientes con hipersensibilidad a la hidroclorotiazida
  • Pacientes con sensibilidad cruzada con otros tiazídicos
  • Pacientes con dificultad para orinar
  • Pacientes con depleción electrolítica
  • Pacientes diabéticos
  • Pacientes con la enfermedad de Addison
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en etapa de lactancia

Efectos secundarios de la hidroclorotiazida

La hidroclorotiazida tiene efectos secundarios, relacionados con el exceso en la dosis. Para evitarlos, hay que llevar la cantidad de la dosis a la mínima que resulte efectiva, sobre todo en pacientes con hipertensión arterial.

Los posibles efectos secundarios de la hidroclorotiazida son:

  • Mareos
  • Vértigo
  • Cefalea o dolor de cabeza
  • Estupor
  • Hipotensión o presión arterial baja
  • Fotosensibilidad en la piel
  • Hipopotasemia (bajo potasio en la sangre)
  • Alcalosis metabólica hipoclorémica
  • Hiperlipidemia
  • Hiperuricemia
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Anorexia
  • Diarrea
  • Calambres
  • Pancreatitis
  • Anemia aplásica
  • Anemia hemolítica
  • Leucopenia
  • Agranulocitosis
  • Trombocitopenia
  • Hepatitis
  • Debilidad muscular y parestesias
  • Poliuria (micciones frecuentes)

Este artículo es de carácter informativo y no sustituye la opinión médica profesional. Consulta a un médico.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirve la hidroclorotiazida?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 12, 2020, de https://paraquesirven.com/para-que-sirve-la-hidroclorotiazida/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.