¿Para qué sirve Bactron?

El Bactron es uno de los nombres comerciales con que se conoce  al medicamento compuesto por Sulfametoxazol con trimetoprima. Es un antibiótico de amplio espectro, que se emplea frecuentemente contra infecciones resistentes a otros antibióticos.

Bactron es uno de los nombres con que se comercializa en Venezuela, la combinación de trimetoprima con Sulfametoxazol. Este mismo medicamento tiene otros nombres según el país y el laboratorio que lo fabrique.

Este antibiótico al ser de amplio espectro, se emplea para diversas infecciones y enfermedades. Principalmente es empleado para tratar infecciones urinarias, respiratorias y digestivas, pero también es utilizado para tratar enfermedades de la piel  e infecciones auditivas.

Mecanismo de acción del Bactron

El mecanismo de acción del Bactron, se debe a la combinación de los dos medicamentos de los que está compuesto. Por un lado el Sulfametoxazol al ser un antibiótico perteneciente al grupo de las sulfonamidas, tiene un mecanismo de acción similar al de otras sulfamidas, inhibiendo una enzima  presente en las bacterias llamada dihidropteroato sintetasa. Esta enzima al ser inhibida impide la formación de ácido fólico, necesario para la formación del ADN de las bacterias.

Por otra parte la trimetoprima inhibe una enzima llamada  Dihidrofolato reductasa, la cual también interviene en la síntesis de las purinas, necesarias para la formación del ADN de las bacterias.  El Bactron tiene propiedades bacteriostáticas, pues impide que el ADN de las bacterias sea sintetizado.

El Bactron al ser un antibiótico de amplio espectro tiene muchos usos, principalmente contra enfermedades urinarias e infecciones respiratorias. También es empleado contra otras enfermedades, como algunas infecciones genitales, de la piel y en los oídos.

¿Para qué sirve tomar Bactron?

Este medicamento es efectivo contra algunos estreptococos, estafilococos, bacilos y protozoos. El Bactron es efectivo contra varios organismos anaerobios, por ello se emplea contra infecciones como la sinusitis, la otitis, algunas infecciones vaginales e intestinales.

El Bactron sirve entre otras cosas para:

  • Abscesos.
  • Amigdalitis.
  • Bronquitis.
  • Cistitis.
  • Cólera.
  • Disentería bacilar.
  • Enteritis.
  • Enterobacter.
  • Enterocolitis.
  • Escherichia coli.
  • Faringitis.
  • Furúnculos.
  • Gonorrea.
  • Haemophilus influenzae.
  • Heridas infectadas.
  • Klebsiella.
  • Listeriosis.
  • Morganella morganii.
  • Neumonía.
  • Nocardiosis.
  • Osteomielitis.
  • Otitis.
  • P. vulgaris.
  • P. mirabilis.
  • Paratifoidea.
  • Pielonefritis.
  • Piodermias.
  • Pneumocystis carinii.
  • Prostatitis.
  • S. sonnei.
  • Septicemia.
  • Shigella flexneri.
  • Sinusitis.
  • Staphylococcus aureus.
  • Streptococcus pneumonia.
  • Streptococcus.
  • Tifoidea.
  • Tonsilitis.
  • Toxoplasmosis.

El Bactron sirve para infecciones urinarias y genitales:

Bactron es ampliamente empleado para tratar infecciones en las vías urinarias en los genitales tanto masculinos como femeninos, pues es efectivo contra bacterias como la E.coli, la Neisseria gonorrhoeae, Enterobacter, Staphylococcus aureus, Chlamydia trachomatis, Enterobacter y Klebsiella entre otras. Por ello se emplea como parte del tratamiento contra la gonorrea, la clamidia, la prostatitis, cistitis, pielonefritis, uretritis y otras enfermedades que afectan las vías urinarias.

Es importante aclarar que este medicamento solo puede ser usado contra ciertas bacterias, por ello no tiene efectos contra algunas infecciones de transmisión sexual, algunas vaginosis bacterianas y no cura las enfermedades provocadas por virus.

El Bactron se utiliza en diarreas infecciosas y trastornos gastrointestinales:

Algunas bacterias pueden provocar problemas intestinales, principalmente diarreas, enteritis, disentería, cólera y úlceras.

El Bactron solo es efectivo contra ciertos microorganismos patógenos, por ello no suele emplearse como medicamento principal en infecciones intestinales, sino solo en aquellas que son sensibles a los componentes de este medicamento o son resistentes a medicamentos como la  meticilina, penicilina y algunos otros antibióticos.

Bactron como tratamiento de neumonía, bronquitis e infecciones respiratorias:

La combinación de sulfametoxazol con trimebutina se emplea para combatir varias infecciones respiratorias, principalmente las causadas por Streptococcus pneumonia, Pneumocystis carinii, Haemophilus influenzae y Klebsiella pneumoniae entre otras.

El Bactron ha demostrado efectividad para atender algunos casos de neumonía, bronquitis, sinusitis, faringitis  y otras infecciones en las vías respiratorias.

Es necesario que antes de la administración de Bactron, se hagan pruebas para determinar cuál es el microorganismo que provoca la infección, pues hay bacterias resistentes a los componentes de este medicamento.

No es recomendable el tomar Bactron para tratar las gripes ni ninguna otra enfermedad provocada por virus, a menos que el profesional de la salud lo considere necesario, por ejemplo en casos de bacterias oportunistas.

Bactron en Heridas infectadas e infecciones de la piel y las mucosas:

El Bactron se ha empleado con éxito contra cepas resistentes de Staphylococcus aureus. Este microorganismo provoca varias enfermedades, entre ellas varias infecciones de la piel como síndrome de la piel escaldada, impétigo, carbuncos, acné e infección necrosante.

Al interferir en síntesis de las purinas y del ácido fólico necesarios para las bacterias, estas no pueden seguir reproduciéndose, produciendo en ellas un efecto bacteriostático, que no significa que mueran las bacterias sino que no se reproducen, por ello bacterias como el Staphylococcus aureus logran contenerse.

Bactron también es empleado para tratar lesiones y heridas infectadas, incluyéndolo como profiláctico posoperatorio en algunos casos.

En algunos casos de meningitis, especialmente la provocada por Listeria monocytogenes, el Bactron (Trimebutina- Sulfametoxazol) puede ser usado como medicamento alternativo a otros antibióticos.

¿Tomar Bactron puede provocarme efectos secundarios?

Sí, al igual que otros antibióticos pues alteran la microbiota normal del organismo al tiempo que atacan a las bacterias patógenas. Por ello suelen presentarse diarreas, infecciones vaginales y otras alteraciones relacionadas con el uso de antibióticos.

Como sucede con otros antibióticos, el uso indiscriminado o innecesario de Bactron puede provocar resistencia en las bacterias, por lo que microorganismos comunes pueden volverse más agresivos y difíciles de tratar, tal como sucedió con el SARM (Staphylococcus aureus resistente a meticilina).

El Bactron también puede provocar otras alteraciones, como alergias, salpullido, urticaria y erupciones, en casos graves también se presenta dificultad para respirar, mareos o perdida de la conciencia. Ante cualquier anormalidad es necesario suspender el medicamento e ir a urgencias.

El Bactron (trimebutina y sulfametoxazol) pueden provocar hemorragias y problemas de coagulación si se combinan con warfarina. Por ello se debe informar al médico si se está medicado con warfarina antes de tomar Bactron.

No se aconseja su uso en embarazadas, lactantes ni niños a menos que el médico lo recete.

Este artículo es solo para fines educativos y no sustituye la opinión de un médico profesional. Favor de consultar a un médico.

Escribe un comentario en ¿Para qué sirve Bactron?