¿Para qué sirven los pulmones?

Los pulmones son dos órganos que se encuentran resguardados por el tórax detrás de las costillas. Uno está del lado derecho y el otro del lado izquierdo. Cada pulmón está formado por varias partes llamadas lóbulos; su tejido es blando y tiene la apariencia de sacos ovalados conectados a la tráquea.

¿Para qué sirven los pulmones?

Los pulmones sirven para dos funciones principales:

  • Introducir aire al organismo, para aprovechar el oxígeno
  • Sacar el dióxido de carbono producido en el cuerpo

1. Introducir aire al organismo

Los pulmones reciben el aire dentro de ellos y se encargan de enviar el oxígeno de este a la sangre; el oxígeno es un gas que sustenta los procesos bioquímicos que suceden en el cuerpo, por lo que tiene que ser transportado a cada una de las células de todos los tejidos del organismo. La sangre se encarga de llevarlo a todas partes por medio de su componente hemoglobina.

El aire necesario para proporcionar oxígeno al organismo es inspirado a través de la nariz, la boca o estos dos a la vez. La nariz es el camino que preferentemente debe tomar el aire, porque a través de ella se puede filtrar con mayor eficacia que en la boca; esto reduce la cantidad de sustancias irritantes que llegan a los pulmones y, además, permite calentarlo y humedecerlo.

La nariz permite la entrada de una pequeña cantidad de aire, por lo que en situaciones en las que necesitamos un gran aporte de oxigeno comenzamos a respirar por la boca, y obtenemos un mayor volumen de aire para abastecernos. Puede tratarse de una situación muy estresante, o de cuando se realiza un trabajo físico de tipo cardiovascular.

Después de entrar por la nariz o la boca, el aire llega a la tráquea, que es un conducto localizado en el cuello y delante del esófago. Los alimentos que ingerimos viajan a través del esófago. El camino que deben tomar el aire y los alimentos es controlado por la epiglotis, que es un músculo que actúa como “compuerta”, que impide el paso de los alimentos hacia la tráquea.

Cuando accidentalmente entra alimento o líquido a la tráquea, se produce inmediatamente una fuerte tos y espasmos, que son el mecanismo de defensa del cuerpo para que no se produzca un ahogamiento. El aire que entra a la tráquea llega a sus divisiones, que son dos conductos respiratorios llamados bronquios.

Los bronquios se dividen a su vez en conductos más pequeños llamados bronquiolos y estos, a su vez, en diminutos sacos de aire llamados alvéolos pulmonares. Los alvéolos se ven como racimos de uvas unidos a los diminutos bronquiolos. En los pulmones normales hay alrededor de 300 millones de alvéolos. No funcionan todos al mismo tiempo; hay de reserva para toda condición.

Los pulmones.

2. Sacar el dióxido de carbono

Los pulmones sirven para sacar el dióxido de carbono (CO2) que se produce en el organismo debido a los procesos bioquímicos. El procedimiento sucede en los alvéolos, que están rodeados de vasos sanguíneos muy pequeños llamados capilares, que envuelven al alvéolo formando una red. Es aquí donde el oxígeno penetra en la sangre para alimentar los procesos celulares.

El dióxido de carbono (CO2) desechado por el organismo se intercambia por el oxígeno, abandona la sangre y entra en los alvéolos para ser finalmente expulsado de los pulmones. El correcto funcionamiento del organismo necesita que el oxígeno penetre en la sangre y el dióxido de carbono abandone la sangre a un ritmo regular.

El pulmón también contiene vasos sanguíneos y está recubierto por fibras nerviosas. Fuera del pulmón hay dos capas delgadas llamadas pleuras. Una de ellas envuelve al mismo pulmón y la otra recubre el interior de la cámara torácica, cerca de las costillas. Cada pulmón tiene dos redes de vasos sanguíneos. Estos vasos pueden ser arterias o venas.

Una de las redes de vasos sanguíneos lleva la sangre hacia los pulmones y aporta los nutrientes que necesitan, mientras la otra red es la responsable de transportar el oxígeno al resto del cuerpo a través del corazón. La sangre que ha recogido el oxígeno de los pulmones, llamada sangre arterial, regresa al lado izquierdo del corazón donde es bombeada hasta el resto del organismo.

Después de que el oxígeno se haya repartido a todas las células de los tejidos y los órganos del cuerpo, la denominada sangre venosa regresa al lado derecho del corazón, para desprenderse del dióxido de carbono y captar oxigeno nuevo.

Citado APA: (A. . ¿Para qué sirven los pulmones?. Revista Enciclopedia Para Qué Sirven las Cosas. Obtenido 02, 2020, de https://paraquesirven.com/para-que-sirven-los-pulmones/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.