¿Para qué sirven los tónicos?

En el cuidado facial es imprescindible utilizar ciertos productos de manera asidua, es decir, diariamente.

Es importante utilizar un jabón o limpiador, un tónico y una crema. Puede ser específica o bien nocturna.

En el mercado hay infinidad de tónicos y además están especialmente diseñados para el cuidado específico de cada tipo de piel.  ¿Para qué sirven? En general lo que suelen ofrecer es una limpieza profunda, a pesar de haberla limpiado anteriormente con un limpiador. La piel siempre queda sucia y el tónico ayuda a eliminar esa suciedad profunda. También refresca la piel, es tonificante… y después entran en juego los tónicos específicos.

Si padeces acné por ejemplo, lo recomendable sería un tónico astringente. Porque ayuda a secar el acné, desinfecta y es anti-bacteriano.  Controla la regulación del sebo y por lo tanto, las impurezas y granos. Está muy recomendado para las pieles grasas y mixtas.

Los tónicos tipo calmantes con ingredientes suaves están indicados para pieles sensibles. Ayudan a calmar la piel, refrescarla, descongestionarla, la hidratan… siempre con productos muy suaves para no alterar su pH y no sufrir irritación.

Tónico

Un tónico es cualquier mezcla de productos líquidos para uso facial

Para cada tipo de piel hay un tónico. No debemos temer por tener un tipo u otro de piel. Lo hay para pieles grasas, mixtas, sensibles, intolerantes, secas, maduras… con ingredientes más agresivos o nada, con productos naturales, químicos, médicos…

Siempre deben aplicarse en nuestra rutina de belleza, tanto por la mañana como por la noche.

Además de limpiar la piel profundamente te la deja fresca, sin obstruir los poros y por lo tanto evitando que se produzcan granos, impurezas y demás problemas en el rostro.  Para pieles sensibles tener en cuenta que no deberían aplicarse tónicos con alcohol.

loading...

Escribe un comentario en ¿Para qué sirven los tónicos?