Para qué sirven las normas

Las normas son reglas o leyes que sirven para regularizar y mantener el orden en algo, especialmente para dirigir o pautar ciertas actividades, conductas y actos que de no tener un orden podrían afectar negativamente al bien común.

Las normas han existido en todas las culturas humanas desde la antigüedad, pues son necesarias para el sano desarrollo de la sociedad, aun en las sociedades y tribus más primitivas. Las normas son reglamentos, órdenes, mandatos y parámetros que regulan las acciones dentro de una comunidad o grupo, para ayudar a organizar y controlar el comportamiento de los individuos que conforman dicha comunidad, pues de no regularse y haber descontrol y caos se vulnerarían las libertades y derechos de otros individuos.

Todas las sociedades están regidas por normas para garantizar la buena convivencia entre sus individuos, la mayoría de ellas son para evitar y corregir ciertas conductas destructivas, como por ejemplo el vandalismo, la violencia, los crímenes y otros actos que dañan o perjudican a terceros.

Por ello hay distintos tipos de normas, según sean las sociedades y culturas que las apliquen. Entre las normas las hay coercitivas (obligatorias) y no coercitivas, es decir que hay reglas que se deben cumplir aun en contra de la voluntad, como por ejemplo el respetar la vida y la propiedad ajena. Las normas no coercitivas son las que podemos no cumplir si así lo decidimos, como el no tirar basura en las calles o pagar ciertos impuestos.

Hay normas exigibles, como son las leyes y las normas jurídicas, estos tipos de normas no pueden saltarse u omitirse sin que exista una sanción por ello, y el ignorar su existencia o desconocer sus alcances no exime a las personas de su cumplimiento. Por ejemplo el que una persona mate a otra sin saber que es un delito, no la exime de su crimen.

Hay normas morales y religiosas, las morales son prácticamente universales y muchas tienen como antecedente las normas religiosas, filosóficas y el derecho. Las normas morales pueden variar de una región a otra, según sean las costumbres locales y el tipo de moral de la región. Por ejemplo en algunos países se considera inmoral la desnudez, mientras que en algunas regiones del mundo se la ve con naturalidad.

Las normas religiosas generalmente se basan en los reglamentos y pautas de libros o los fundamentos de dichas religiones, por ejemplo las normas que se establecen en el Talmud y la Torá, el Corán, la Biblia o las enseñanzas de Buda. La mayoría de las normas religiosas son de orden moral, y buscan que sus miembros lleven una vida ordenada según su fe, habiendo gracias y castigos según se obedezcan o se desobedezcan dichas normas. Son normas religiosas los diez mandamientos y las obras de misericordia (Católicos), la Sharia (Musulmanes), la  Halajá y leyes rabínicas (Judíos), preceptos budistas (Budismo). La mayoría de estas normas son obligatorias para los practicantes de estas religiones, salvo los preceptos budistas que pueden o no ser obedecidos por los budistas.

En la mayor parte del mundo, las normas son pautadas y reguladas por autoridades, tanto civiles como religiosas, como es el caso de estados teocráticos. Todos los países establecidos tienen un poder legislativo, que es el encargado de crear las normas jurídicas necesarias para regular las acciones y mantener el orden entre sus ciudadanos y los distintos poderes. Para ello emplean los criterios que consideran más apropiados según el derecho, según las costumbres y según la idiosincrasia del país.

Las normas también se usan y aplican en otros sectores de la sociedad, además del gobierno, como son las normas escolares que regulan el comportamiento de alumnos y maestros en los planteles, normas laborales que organizan y pautan como debe desarrollarse las actividades de patrones y empleados, normas militares que rigen las acciones de todos los militares, normas sociales que regulan ciertos comportamientos en los individuos y  normas particulares que rigen en ciertas asociaciones, clubes y otros grupos de personas.

¿Para qué sirven las normas en nuestra sociedad?

El fin primario de las normas es regular las acciones de los humanos para evitar el caos y una anarquía destructiva, tanto para los individuos como para el bien común.

Las normas sirven entre otras cosas para:

  • Mantener el orden social
  • Mantener el orden en las escuelas
  • Mantener la disciplina en un grupo o comunidad
  • Pautar la conducta en servidores públicos
  • Pautar la conducta en un grupo
  • Pautar la conducta de los empleados
  • Regular las facultades dentro de un grupo
  • Evitar el caos
  • Evitar la anarquía y el desorden
  • Evitar ciertas conductas destructivas
  • Evitar que un acto criminal o dañino quede impune
  • Crear leyes y reglamentos
  • Respetar los derechos y garantías
  • Permitir la buena convivencia
  • Sancionar malas conductas
  • Castigar incumplimientos
  • Ayudar a que se cumplan contratos
  • Mantener una buena relación con los demás
  • Procurar la sana convivencia
  • Evitar actos o conductas antisociales
  • Ayudar al desarrollo de la sociedad
  • Evitar malentendidos sociales

Normas

Las normas sirve para el orden y desarrollo social

Las normas son indispensables en todas las sociedades humanas, pues son las pautas y reglas que normalizan la conducta humana, pues de no haberlas no habría consenso entre los integrantes de una comunidad y la vida sería mucho más complicada, pues los humanos crean sociedades para su supervivencia. Por ello existen normas que regulan tanto las acciones como las actitudes que los miembros de la sociedad toman entre ellos, favoreciendo y premiando ciertas conductas y castigando o reprimiendo otras que son consideradas contrarias al bien común, por ejemplo es una norma social el respeto a la vida del prójimo, pues es además un derecho natural, por eso cuando alguien asesina a otro es castigado según las normas jurídicas, y también según las normas sociales o religiosas apartándolo del resto de la sociedad.

Las normas también sirven para el desarrollo de la sociedad, pues ayudan a que los miembros de la sociedad empleen sus conocimientos o habilidades en favor y no en contra del resto de los miembros de la comunidad. Por ejemplo los doctores no deben usar sus conocimientos médicos para hacer experimentos nocivos o dañar a las personas, y en caso de hacerlo hay organismos médicos y judiciales encargados de juzgarlos y castigarlos.

Las normas son usadas para mantener el orden y la disciplina

Las normas son empleadas en todos los grupos sociales, ya sean instituciones educativas, fuerzas armadas u organizaciones privadas, grupos particulares, e incluso en los grupos virtuales en internet, pues por simple sentido común se necesita que exista respeto y orden entre los miembros para mantener la unidad. Además las normas sirven para indicar cuales son las actividades, responsabilidades y alcances que tiene cada miembro. Así por ejemplo cada militar tiene una serie de responsabilidades, obligaciones y privilegios exclusivos a su rango y capacidad, en las escuelas la conducta de los niños se rige con normas y cuando algún alumno las desacata es amonestado según los reglamentos de la escuela o institución educativa.

Las normas sirven para evitar conductas destructivas y mantener la armonía

Para que una sociedad pueda mantenerse es preciso que existan reglamentos  y normas, como por ejemplo el respetar las luces en los semáforos, no dañar la propiedad ajena ni apoderarse de ella, respetar la privacidad y en general no vulnerar los derechos de los demás.

Para mantener la armonía entre los ciudadanos existen normas obligatorias, que son establecidas por autoridades como el poder legislativo y aplicadas por el poder judicial. Estas normas son obligatorias para todos los ciudadanos, son los deberes que cada individuo tiene al pertenecer a una sociedad, y también son  las que le otorgan los derechos que le corresponden.

Escribe un comentario en Para qué sirven las normas