Para qué sirve la trimebutina

La trimebutina es un fármaco antiespasmódico del grupo de los alcaloides, el cual se caracteriza por sus efectos anticolinérgicos y analgésicos, por lo que es usado para tratar dolores y problemas abdominales, en especial para calmar las molestias gastrointestinales.

La trimebutina es un medicamento anticolinérgico, por lo que actúa sobre el neurotransmisor acetilcolina, minimizando sus efectos en el sistema nervioso periférico y central, disminuyendo la actividad de los receptores muscarínicos, disminuyendo o interrumpiendo las contracciones y espasmos de glándulas y órganos.

Este fármaco se usa principalmente para tratar enfermedades y problemas gastrointestinales, esto es gracias a que actúa sobre ciertos plexos nerviosos de los intestinos, los llamados plexos de Auerbach o Mientérico y de Meissner. Estos plexos nerviosos son los encargados del movimiento peristáltico, o sea el movimiento que hacen los intestinos para la digestión, pero también son los que controlan los cólicos, el dolor y la excreción de ácido clorhídrico para digerir los alimentos, el reflejo de vomitar y las náuseas.  La trimebutina no interrumpe del todo la motilidad intestinal, sino que la regula ayudando a que el proceso digestivo sea más normal, sin dejar de producir las secreciones, hormonas y sustancias que se procesan en el sistema digestivo.

Otras funciones que tiene la trimebutina son en el tratamiento de la acalasia, la colitis ulcerosa, el síndrome de colon irritable y vómitos incontrolables. Es efectiva para tratar las flatulencias dolorosas y el estreñimiento, tanto el provocado por hipomotilidad intestinal como el producido por hipermotilidad intestinal y otros problemas de la musculatura lisa.

¿Para qué sirve tomar trimebutina?

Además de ayudar a controlar y regular la motilidad intestinal, la trimebutina ayuda a calmar los dolores provocados por diversas enfermedades, entre ellas la colitis, la diverticulitis y el colon irritable.

La trimebutina sirve para tratar las siguientes enfermedades:

  • Acalasia
  • Síndrome de colon irritable
  • Colitis
  • Diverticulitis
  • Ulcera duodenal
  • Estreñimiento por hipomotilidad
  • Estreñimiento por hipermotilidad
  • Dolor del intestino grueso
  • Gastritis
  • Vómitos por úlcera o espasmos
  • Gastroenteritis infantil
  • Distención abdominal
  • Flatulencias dolorosas
  • Enfermedad por reflujo
  • Ileo posquirúrgico
  • Calambres estomacales
  • Dispepsia funcional
  • Dolor abdominal

Caja y pastillas de trimebutina

La trimebutina sirve contra el síndrome de colon irritable y colitis

La trimebutina ayuda a controlar muchos de los síntomas relacionados con el síndrome de colon irritable, como son inflamación, dolor abdominal, sensación de llenura e irregularidad en las funciones intestinales. En la colitis también ayuda a calmar síntomas como el dolor abdominal, la diarrea o estreñimiento, la inflamación, los gases y las ganas urgentes de defecar. En estas enfermedades la trimebutina puede usarse como complemento a la medicación del paciente, pues hay medicamentos específicos para las causas primarias de estas enfermedades.

La trimebutina se consume para los vómitos por úlceras, calambres estomacales, acalasia

Este fármaco tiene como una de sus funciones, el inhibir algunas acciones de los plexos de Auerbach y de Meissner, por lo que el reflejo del vómito, los cólicos intestinales, el dolor abdominal por contracciones y otros movimientos peristálticos se ven disminuidos, ayudando a que el paciente se sienta mejor.

La trimebutina sirve contra el estreñimiento, indigestión y dispepsia funcional

La trimebutina ayuda a regularizar las funciones intestinales, pues corrige la hipermotilidad y la hipomotilidad del intestino, es decir que ayuda a que los intestinos trabajen en digerir a una velocidad más normal, por lo que el estreñimiento y los trastornos por mala digestión se disminuyan. Cabe aclarar que la trimebutina no es un laxante, sino que actúa ayudando a que los movimientos peristálticos de los intestinos se den de manera regular, para que los alimentos se puedan digerir adecuadamente.

¿Tiene efectos secundarios el tomar la trimebutina?

Sí, aunque en general suele ser bien tolerado por los pacientes, hay ciertas personas que pueden resultar alérgicas a la trimebutina. También se recomienda que las mujeres embarazadas y las lactantes no tomen la trimebutina, pues al ser un fármaco alcaloide afecta al bebé durante su desarrollo.

En algunas personas la trimebutina puede provocar  diarrea, boca seca y nauseas, siendo los ancianos los más proclives a tener efectos secundarios especialmente de tipo mental como, son confusión, aturdimiento y problemas de memoria, por ello solo se debe emplear bajo supervisión médica y no prolongar el tratamiento más allá de lo indicado.

Este artículo es solamente educativo y no suple la opinión medica profesional. Consulta a un médico.

Escribe un comentario en Para qué sirve la trimebutina