Para qué sirve la menta

La menta, también conocida como “mentha”, pertenece al determinado genero herbáceas vivaces que están adjuntas a la familia de Lamiacae. No obstante, hay diferentes plantas que pertenecen a la misma categoría y con la cual podría ser fácil confundir a la menta. Uno de los errores más comunes es confundir a la menta con la yerbabuena, ciertamente tienen un olor y sabor similar, sólo que ambas contienen propiedades distintas y en apariencia ambas son diferentes.

La menta es parte de la larga lista de hierbas aromáticas de mesa, con mayor distribución en el mundo. Existe por todo el mundo y es de origen asiático, sin embargo, tuvo un gran auge en Europa durante la edad de oro, pues por su olor era uno de los implementos favoritos de la nobleza y aristócrata para disimular el mal olor en las temporadas donde el agua era escasa para tomar un baño.

La menta está incluida y ostenta el primer lugar de la lista de hierbas aromáticas que tienen mayor distribución en el mundo pues en casi todo el mundo existen brotes de esta. No requiere de cuidados especiales ni mucho menos un permiso especial para poderse cultivar, al contrario, la menta es una de las plantas más comunes en los jardines y hortalizas de casa.

En algunas formas procesadas la menta no está indicada para mujeres embarazadas, lactancia o niños menores de diez años, al mismo tiempo que paciente con alergias respiratorias o hipersensibilidad pues la menta es un fuerte catalizador en las vías respiratorias.

Menta líquida, te de menta, planta de menta

Presentaciones de menta

¿Para qué sirve la menta en nuestra vida diaria?

Posee muchas propiedades que se ven amplificadas al alcance que su aroma tiene al ser puesta en agua. Entre sus múltiples usos se encuentra:

La menta es útil como catalizador para el insomnio:

Son los activos relajantes que están en las hojas de menta que ayudan a que la persona llegue a un punto de estupor total para que pueda dormir, se recomienda tomar un té de menta antes de dormir y se notarán resultados, al mismo tiempo es útil para aquellas personas que sufren de ronquidos por la noche pues descongestiona las vías respiratorias.

La menta sirve como relajante muscular:

Una opción muy viable, sobre todo entre las mujeres, es usar aceite esencial de menta en agua tibia para bañarse pues los vapores ayudan a que el cuerpo se relaje por completo, por otro lado sumergir los pies en un concentrado de menta sirve para bajar la inflamación por usar tacones o caminar en exceso, no ocasiona ningún tipo de problema cutáneo o dermatológico pues no es totalmente abrasivo.

La menta alivia las dolencias de la sexualidad femenina:

A la par que ayuda a relajar los músculos, la menta sirve a combatir las infecciones vaginales tales como la vulvovaginits, vulvitis, vaginitis o flujo vaginal, alivia a comezón y escozor en el periodo menstrual y no conlleva ningún tipo de daño

La menta sirve en el control de la piel grasa:

La menta controla a la perfección la producción de grasa en la piel, es un recurso alternativo para no irritar más la dermis con otros productos químicos que a la larga podrían ocasionar un daño más severo e irreversible.

El aroma de la menta es útil para la concentración:

Sobre todo para los estudiantes que suelen pasar estrés durante la temporada de exámenes, se recomienda colocar un par de ramas de menta fresca en agua cerca del lugar donde usualmente se estudia. El aroma de menta mejora la memoria y la concentración.

La menta sirve para tratar otros padecimientos generales:

Cualquier tipo de dolencia que tenga que ver con vértebras y músculos, contracturas, artritis y distenciones, la menta ayudara a su alivio, no obstante se debe hacer el tratamiento diario, no existe ningún tipo de peligro para el paciente, ya que es un medio totalmente natural, no obstante, en caso de notar cualquier signo de deterioro o irritación se recomienda suspender su uso.

loading...

Escribe un comentario en Para qué sirve la menta